Select Page

Existen numerosos tipos de créditos para pequeñas empresas, así como una cantidad casi ridícula de diferentes planes ofrecidos por las instituciones bancarias. Sin embargo, de acuerdo a diversos estudios, las Pymes en México eligen otras alternativas para obtener un crédito.

El estudio Evolución del financiamiento a las empresas durante el trimestre julio-septiembre 2014, realizado por el Banco de México (Banxico), demostró que más del 80% de las pequeñas y medianas empresas recurrió a sus proveedores para obtener algún tipo de financiamiento. Por su parte, el Barómetro de Gestión de Gastos 2014, desarrollado por la consultora de análisis y reducción de gastos operativos Expense Reduction Analysts, reportó que solo el 12% de las compañías recurre a los préstamos bancarios para financiar sus diferentes necesidades.

Lo anterior puede deberse a distintos factores pero, sin duda, uno predominante es la falta de capacidad de las instituciones bancarias para proporcionar información clara sobre los mecanismos y sistemas de garantías de sus planes de créditos para pequeñas empresas. Por otro lado, las tasas de interés del mercado de crédito y las condiciones de acceso al crédito bancario, se perciben como obstáculos para acceder a dichos créditos, datos que confirmamos en la encuesta realizada por Banxico.

Dicho lo anterior, nos quedan los tipos de créditos para pequeñas empresas -distintos a los que ofrecen las instituciones bancarias-, entre los que se encuentran aquellos que ofrece el gobierno y compañías tipo fondeadoras. Las más populares ya funcionan en línea y proporcionan información clara y concisa para ayudarnos a tomar la mejor decisión al momento de elegir cuáles son los que más nos convienen, hablando de tipos de créditos para pequeñas empresas.

Y claro, sea cuál sea el que elijamos, no debemos perder de vista:

  1. La CONDUSEF (Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros), está para ayudarnos a tomar decisiones financieras informadas, así como a proteger y defender nuestros derechos frente a las instituciones financieras.
  2. Antes de solicitar un crédito, prepara un plan de negocios claro y realista.
  3. Separa las cuentas que corresponden a tu Pyme, de las tuyas como dueño. Revolver cuentas nos puede anular la aceptación del crédito, y además no es sano ni para ti ni para tu pequeña empresa.
  4. Si te decides por buscar un crédito para pequeñas empresas, revisa que cubra todas tus necesidades de financiamiento y que la compañía prestadora sea seria y esté legalmente establecida.
  5. Lee muy bien todos los documentos antes de firmarlos.

Pin It on Pinterest

Share This