Cómo Administrar mi Dinero, Educación Financiera, Finanzas personales

Ahorrar, ¿cuál es su importancia?

Todos tenemos metas en la vida, para lograrlas es necesario poner manos a la obra, por ello te diremos cuál es la importancia de ahorrar.

Tal vez deberíamos comenzar por algo tan básico como qué es ahorrar. Cuando nos referimos al ahorro, hablamos de la acumulación de dinero de forma regular. Una clave básica para lograrlo es gastar menos de lo que se gana.
Aunque parecería obvio, mucha gente no lo hace. En su balance mensual una de las pesas siempre está más inclinada que otra, y no, no es la del ingreso.

Es muy común que se piense que sólo las personas ricas pueden ahorrar, porque ellas tienen más recursos que les permiten subsistir y por ende ahorrar. Sobre ello el especialista en finanzas personales Gianco Abundiz asegura que “no es más rico el que tiene más, sino el que sabe gastar”, de hecho así es como tituló su libro. Y tiene toda la razón, la buena administración no depende de cuántos recursos tengas, es más bien, considerar qué es necesario y de qué gastos puedes prescindir.

La clave, aseguran especialistas, es la reducción de gastos y, no necesariamente, tener ingresos extra. Puedes verlo también como sacrificar tu consumo presente, por tu consumo futuro. Ahorrar ahora es establecer una reserva para más adelante, por ejemplo, para concretar metas financieras, generar dinero que te permita cubrir créditos, el enganche de una casa o complementar el dinero que tienes para tu retiro o incluso irte de vacaciones en esta Semana Santa.

Lo más importante del ahorro es generar un hábito. Por supuesto, que al principio te costará un poco de trabajo, sin embargo, poco a poco al ver los resultados te sentirás motivado, y así sin darte cuenta se volverá una constante en tu presupuesto.

Y a diferencia de lo que se piensa, los que menos ingresos tienen está más obligados a sacar el máximo provecho a sus recursos, para poder tener una mejor calidad de vida.Un ejemplo claro es el retiro, si hoy no tienes, imagina ¿qué harás cuando ya no seas una persona económicamente activa? Seguramente la situación será más complicada.

De acuerdo con cifras de la Consar, (Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro), las personas que tienen una Afore aportan sólo 6.5 por ciento de su Salario Base de Cotización, ello quiere decir el sueldo con el que están registrados en su institución de seguridad social.

¿Eso es mucho o es poco? Si una persona no ahorra voluntariamente para su retiro, con sus aportaciones obligatorias al final de su vida laboral sólo tendrá una pensión equivalente a 30 por ciento de su último sueldo ¿te alcanzará?

Para comenzar a ahorrar, primero debes:

1. Poner nombre y apellido a tus metas, es decir, establece objetivos.

2. Toma decisiones con las personas de tu núcleo familiar, ya sea esposa o tus hijos

3. Reduce y distribuye los gastos, sólo tienes que distinguir entre tus deseos y necesidades

4. Siempre separa un cantidad mensual etiquetada como ahorro, de preferencia ponla al inicio de tus gastos, no consideres como ahorro lo que te sobre, nunca te sobrará nada

5. No toques los ahorros, para cualquier emergencia debes tener un fondo especial, debes considerarlos sagrados

6. Sé creativo y busca la forma de ahorrar también en tus compras, busca descuentos, ofertas, baratas, compra con anticipación

7. Siempre, siempre, realiza un presupuesto.

La única forma de convertir el ahorro en un hábito es ser disciplinado y entender que la educación financiera es una parte medular de nuestras vidas, no nos es ajena, sino una forma de lograr una mejor calidad de vida.

 

Te invitamos a leer también 5 Maneras de evitar que tus bolsillos sufran por los gastos hormiga

 

 

 

Pin It on Pinterest