Cómo Administrar mi Dinero, Finanzas personales

Mejora tu Historial Crediticio este Inicio de Año

¡Bienvenido 2020!

Seguramente tienes muchos  planes y propósitos de año nuevo por cumplir y también es muy probable que te hayas excedido un poquito en tus gastos de fin de año, ¿me equivoco?

Si la respuesta es que tus deudas se han incrementado, entonces es tiempo de tomar un respiro profundo, poner orden y mejorar tu historial crediticio después de estas fiestas decembrinas.

  1. Revisa a quién o quiénes les debes y los montos exactos 
  2. Considerando el monto de tu deuda, revisa de cuánto es tu pago mensual
  3. Elabora tu plan financiero para que sepas exactamente en qué o cómo tienes que distribuir tu dinero. Te decimos cómo en este blog 👉🏼 “Presupuesto Personal para Mejorar tus Finanzas”

Cuidado ⚠️ Aunque encuentres rebajas muy buenas en este mes, no te dejes tentar por ellas ya que podrían empeorar tu situación y ¡OJO! Procura NO utilizar tu tarjeta de crédito hasta que tu deuda sea menor.

Si sientes que se complicará pagar tus deudas y esto te puede dejar una mancha en tu historial crediticio, elige una sola sobre la cuál enforcarte. Una vez que la hayas liquidado, puedes utilizar ese dinero para abonar al siguiente crédito por liquidar. Si este es tu plan, conoce el método “Bola de Nieve” en nuestro blog 👉🏼 “De la teoría de Resolver Deudas a la Práctica”

No descartes la posibilidad de pagar tu deuda con otra, sobre todo si vas al corriente con tus pagos ya que podrías encontrar una muy buena opción en la que salgas ganando    O también por ejemplo, si ya liquidaste alguna y aún te faltan otras por liquidar, es una buena opción consolidar tus deudas. En esta entrada de nuestro blog, te explicamos más sobre 👉🏼 “Consolidación de Deudas”

Ahora ya lo sabes. Sigue estas recomendaciones para mejorar tu historial crediticio y tener un excelente inicio de año además de mantenerte así durante todo el 2020. 

Todo el Equipo de Prestadero te desea un Excelente Año

Educación Financiera

¿Por qué es importante mantener un historial sano?

¿Checan buro? Esa es una de las preguntas que se hacen las personas que buscan préstamos en Internet.

Pero lo interesante es que, suele ser la primera de las preguntas, incluso antes que mencionar el monto y requisitos para acceder a la financiación.

Esta situación deja en evidencia que muchas personas tienen deudas, han incumplido en alguna oportunidad con el pago de un compromiso o suelen manejar sus finanzas con grandes inconvenientes.

Esta suma de errores financieros lleva indefectiblemente a terminar reportado en el Buró de crédito con una baja calificación.

¿Qué consecuencias trae tener un mal score de crédito?

La situación antes mencionada concluye en no poder acceder a préstamos en instituciones serias o supervisadas.

Las personas desesperadas caen en manos de estafadores que les cobran altos intereses, que generan una bola de nieve que crece día a día porque la deuda se torna interminable.

¿Cómo se evita tener un mal historial crediticio?

Para evitar esta situación desesperante es muy importante mantener un historial crediticio sano, y si se trata de un joven que recién comienza, se recomienda construirlo de forma responsable para acceder a mejores condiciones financieras y no terminar cometiendo errores que cuesten caro.

Para mantener un score alto vale la pena actuar con criterio analítico, solo endeudarse cuando fuese necesario, bajo condiciones puedan ser afrontadas y sin comprometer las finanzas personales.

¿Qué opciones se recomiendan para mejorar el historial?

Buscar diferentes opciones de crédito.

Existen alternativas muy novedosas como los préstamos personales entre particulares sin aval donde las tasas de interés son más bajas y los costos de intermediación son bajísimos.

En estos casos es posible registrarte en línea, sin perder tiempo en sucursales llevando papeles.

Navegar en Internet y comparar alternativas, no quedarse con la primera que se ofrezca, simular las cuotas para saber si es posible pagarlas.

Por último, aportar toda la información que se solicite, con datos fidedignos y comprobables. Ese contrato moral que se asume implica responsabilidad y credibilidad.

Si se pide transparencia, se deberá ser sincero también.

Otras formas de mejorar el historial crediticio:

  1. Pague sus cuentas a tiempo: pagar a tiempo una cuenta de teléfono o Internet es una excelente manera de demostrar a los prestamistas que tiene la capacidad de administrar las finanzas de manera efectiva.
  2. Verifique si existe actividad fraudulenta: si algo en su informe de crédito es incorrecto o no se aplica a su persona, es decir, si alguien solicitó crédito a su nombre sin su conocimiento, comuníquese inmediatamente con la entidad para tener su historial actualizado.
  3. Reducir los altos niveles de deuda existente: idealmente debe eliminar cualquier deuda pendiente antes de solicitar un nuevo crédito. Los bancos y las compañías de tarjetas de crédito dudan sobre prestarle más si ya tiene muchas deudas existentes.
  4. Obtenga una tarjeta de crédito. Tener una o dos tarjetas hará cosas buenas con su puntaje, si no cobra demasiado y paga sus cuentas a tiempo. En otras palabras, se lo calificará como un usuario responsable de crédito.
  5. Aumente su límite de crédito. Pídale a sus emisores de tarjetas que aumenten su límite para compras. Sin embargo, se debe ser cuidadoso con esto: solo funciona si no se incrementan los hábitos de consumo a consecuencia.
  6. Pague la totalidad de sus tarjetas: evite hacer el pago mínimo, dado que esto no aporta a su historial crediticio. Pagar siempre más del mínimo es clave para mejorar su score.

Conclusión

Construir un historial de crédito sano posibilitará acceder a mejores condiciones en una próxima oportunidad, y abrirá las puertas del sistema financiero para beneficiarse en momentos que se necesite opciones de financiación.

Financiamiento

Checa si tu préstamo te da las mejores condiciones

Solicitar un préstamo puede ser un compromiso a largo plazo, por ello debes checar si tu crédito te da las mejores condiciones.

Adquirir un compromiso crediticio no es una decisión que debas tomar a la ligera, ya qupodrías manchar tu historial de crédito con una mala nota, lo que derivaría en el rechazo de solicitudes en un futuro, porque las instituciones ya no confiarán en ti.

El día de hoy compararemos los créditos de nómina que ofrecen las instituciones financieras con los préstamos de Prestadero.

Los créditos de nómina tienen su garantía, como lo dice su nombre, en el sueldo del empleado. Son muy ofrecidos por los bancos, te pueden marcar por teléfono para que lo adquieras u ofrecértelo en la pantalla del cajero automático cuando estás retirando efectivo o consultando tu saldo.

El monto del crédito que te den dependerá de tu antigüedad en tu trabajo y de tu sueldo, y los pagos se pueden ajustar a la periodicidad con la que te paguen en tu empleo, puede ser semanal, quincenal o mensual.

Antes de aceptar este y cualquier otro tipo de crédito, es muy importante que revises cada uno de los conceptos que tendrás que pagar por el servicio.

Es por eso, que con información de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), se hizo el siguiente cuadro comparativo para que puedas conocer algunas diferencias entre los préstamos de nómina que ofrecen los bancos y los que ofrecen Prestadero.

Características del préstamo

Crédito de nómina en bancos

Prestadero

Monto mínimo de crédito

Desde mil pesos hasta 11 meses de sueldo, dependiendo del banco.

Desde 10 mil pesos

Plazo hasta

60 meses

36 meses

Tasa (%)

Desde 22 hasta 49 por ciento.

Desde 8.9 hasta 28.9 por ciento.

Cobro por apertura

Hasta 2.25% del crédito solicitado.

Dependiendo del monto solicitado.

Ten en cuenta que en los cŕeditos de nómina se hace el cobro automático cada vez que tu empresa te pague, por lo que deberás ser muy cuidadoso con tus gastos para que no te quedes sin dinero.

Por último, la Condusef establece que ante la gran variedad de créditos que ofrecen las instituciones, debes tomar en cuenta las siguientes recomendaciones:

  1. Considera si realmente necesitas el crédito.

  2. Vuelve a hacer cuentas y checa si te alcanza. Debes saber bien el monto del dinero que necesitas y en cuánto tiempo lo consideras pagar.

  3. Analiza bien tus necesidades. Revisa los costos y servicios que te ofrecen tomando en cuenta las tasas de interés, seguros, etc.

  4. Infórmate sobre distintas instituciones. Elige la institución que te ofrece lo que quieres.

  5. Fíjate bien en el servicio que te ofrecen, las tasas de interés y el CAT que manejan.

  6. No contrates algo que no requieres. Te pueden ofrecer servicios extra que no necesitas, evita pagos futuros innecesarios.

  7. Paga lo más rápido que puedas. Una vez adquirido el préstamo, termina con tu deuda lo antes posible, pues si no pagas a tiempo, pagarás de más por los intereses.

  8. Verifica si en los contratos de adhesión existen cláusulas abusivas. Presta mucha atención en los términos y condiciones, sin dejar de leer las letras chiquitas.

Ser sujeto de crédito no es sencillo, por ello es que debes checar el compromiso que estás adquiriendo, si no verificas las condiciones que estás aceptando al firmar un contrato, podrías tener varias sorpresas y saldar tu cuenta se convertirá en una misión imposible.

Préstamos en línea

Préstamos personales en efectivo ¿cuándo sí, cuándo no?

¿Los préstamos personales en efectivo, cuándo sí y cuándo no son una alternativa? ¡Descúbrelo!

Si tienes un problema de salud o, simplemente, no tienes liquidez pero requieres dinero; entonces, los préstamos personales en efectivo pueden ser una manera de salir del apuro.

Pero ten cuidado, procura que la necesidad no nuble tu razón. Hay situaciones en las que no debes comprometerte.

prestamo

¿Cuándo no?

  • Cuando te digan que los requisitos son mínimos y no revisan tu historial de crédito.

Es sencillo, si no lo checan puedes caer en sobre endeudamiento y ello en un futuro podrá representar un obstáculo para obtener financiamientos más altos, como una hipoteca.

  • Cuando la tasa de interés sea muy alta.

Debes pensar a futuro si podrás pagar esas cantidades o, de lo contrario, quizá resultará peor el remedio que la enfermedad. Siempre debes tener presente tu capacidad de pago porque ésta será tu guía y tu límite.

Hay muchos préstamos por internet ofertados como fáciles, rápidos y con requisitos mínimos, considera que no siempre todo lo que brilla es oro. Pese a tu urgencia es importante que te des el tiempo para revisar las condiciones y alguna comisión de la que no te hayan hablado. En serio, es importante verificar y comparar para que no termines pagando de más.

Si las tasas son altas y estás pensando en utilizar ese dinero para pagar otra deuda, piensa si realmente te conviene destapar un hoyo para tapar otro. Algunas veces sí conviene porque lo que quieres es terminar con los intereses que te están cobrando y con los que ya no puedes. Pero sé sincero con éste nuevo compromiso: ¿sí podrás?

¿Cuándo sí?

Cuando una institución o entidad te solicita tu historial de crédito no sólo se está cuidando ella, también está cuidando que no te sobre endeudes, así que no es nada malo que soliciten este documento.

Si no tienes historial crediticio puedes comenzar a generarlo con una tarjeta de crédito, la idea es que pagues gastos fijos como agua, luz y teléfono. Eso sí, debes de liquidarlo en su totalidad cuando llegue tu fecha de pago, pues lo que quieres es generar un buen historial no uno con taches.

De ser posible, encuentra a una persona que te recomiende la plataforma que tienes pensado utilizar, su experiencia te servirá para darte una idea de cómo es su servicio y el mecanismo de cobro. Aunque tu situación sea distinta es un buen punto de comparación.

No sólo pidas un préstamo cuando estés ahogado en deudas, también solicítalo cuando tengas una buena salud financiera o, tal vez, para comenzar un negocio. De acuerdo con los especialistas, solicitar un préstamo personal en esta situación es lo ideal cuando no tienes deudas.

Préstamos en línea

Mitos sobre el crédito en México

Aunque en los últimos 15 años ha habido una expansión del crédito en México, aún existen muchos mitos alrededor de este tema. Uno de los grandes mitos es que solamente los medios tradicionales pueden ofrecer un crédito seguro.

En la actualidad, los préstamos por internet son un modelo para acceder a un crédito, es decir, cumple la misma función, pero el mecanismo busca ser más innovador, seguro, ágil y sencillo para los clientes. Esto no evita que existan temas que generan desconfianza o temor entre los usuarios de servicios financieros ante la falta de información, así que aquí les compartimos algunos mitos sobre el crédito en México.

  1. El crédito es caro

Los intermediarios financieros hoy en día tienen una gama muy amplia de opciones sobre el costo del crédito que ofrecen y cada vez hay más competencia en el mercado. De ahí que sea muy importante comparar y tener un buen historial crediticio. En la medida en que seas un pagador puntual y tengas un historial crediticio sano, podrás acceder a mejores condiciones de financiamiento.

  1. Piden muchos requisitos

Este es un tema que también depende del intermediario financiero con el que te acerques y entables la relación. Toma en cuenta que quien sea que te vaya a prestar necesitará saber a quién le está otorgando el crédito para medir el nivel de riesgo y saber qué posibilidades tiene que éste le sea pagado. Así que aunque mínimos, sí te pedirán ciertos requisitos. Lo que también es cierto es que hay entidades que muestran mayor flexibilidad. Por ello es muy importante que investigues.

  1. Tardan años en dar una respuesta

Para todos los intermediarios hacer una evaluación del expediente del cliente implica tiempo y esfuerzo. Algunos cuentan con áreas muy grandes para determinar si una persona es sujeta o no de crédito, por lo que al menos darte una pre-autorización sí es posible que ocurra en poco tiempo; no obstante hay otros modelos, como el de Prestadero, donde los tiempos para determinar si se aprueba el fondeo  de tu crédito o no  se adaptan a la agilidad requerida para un negocio online.

  1. Una vez aprobado, tengo que tomarlo

Si una entidad te autoriza un crédito pero a la mera hora conseguiste un préstamo más barato o simplemente ya no lo necesitas, no estás obligado a tomar el préstamo. Incluso si tuvieras un contrato firmado, por eso es muy importante que leas lo que estás firmando, ya que la mayoría no cobra penalización por pagos anticipados y en algunos casos te piden realizarlos pasados por lo menos 3 meses. Pero fuera de ello, que no te tomen por sorpresa.

  1. Tengo que pagar para tener un crédito

Ten mucho cuidado con las empresas o instituciones que piden un dinero “disfrazado” de comisión o gastos de gestoría por adelantado, antes de que recibas el préstamo, ya que puede tratarse de un fraude en el que harás el pago y jamás recibirás el financiamiento.

Financiamiento

Los requisitos para un préstamo

Entérate cuáles son los requisitos para un préstamo antes de solicitarlo y te sorprendan con documentos que sólo obstaculizan el trámite.

Dado que para los préstamos personales la garantía es prácticamente el compromiso de que lo pagarás y generalmente no se requieren avales, es importante que conozcas qué requisitos te pueden pedir y con qué fin.

1. Identificación oficial

Con este documento la entidad podrá tener la primera información sobre ti. Quién eres y dónde vives. Por lo que es importante que cuentes con tu credencial actualizada para generar mayor confianza con los otorgantes del crédito.

2. Comprobante de domicilio

Para la institución es muy importante conocer detalles sobre ti, así que saber dónde vives será un elemento indispensable, sobre todo si tu domicilio no coincide con tu credencial oficial porque te acabas de cambiar de casa, por ejemplo.

3. Comprobante de ingresos

Con el fin de tener una evaluación más amplia sobre ti y saber si eres candidato a un préstamo, es importante que incluyas tu comprobante de ingresos, que además permitirá saber cuánto se te puede prestar según tu capacidad de pago.

Actualmente varias instituciones en el mercado no sólo aceptan los recibos de ingresos, sino tus estados de cuenta en los que puedas demostrar tu flujo y los ingresos no sólo por un empleo, sino por cualquier tipo de ingreso que tengas, por ejemplo, si eres comerciante, free lance o te dedicas a alguna otra actividad.

4. Historial crediticio

El punto básico que no debes dejar pasar es éste. Contar con un buen historial crediticio te permitirá acceder al crédito que de acuerdo a tus ingresos, puedes tener. ¿Qué dice un historial crediticio de ti? ¡Simple! Si eres un buen pagador o no, y evidentemente eso es algo que todas las entidades necesitan saber.

5. Referencias crediticias

Adicionalmente y sólo en algunos casos te pedirán referencias sobre algún crédito vigente que tengas, esto con el fin de constatar que en efecto, pagas de manera puntual.

6. Referencias personales

También podrían llegarte a pedir los datos de amigos y/o familiares que puedan dar testimonio sobre tu calidad moral.

7. Cuenta Bancaria

Como podrás imaginarte, cuando te otorgan un préstamo en efectivo en realidad no te darán la cantidad que solicitaste en billetes y monedas, por lo que necesitas tener una cuenta bancaria con su respectiva CLABE para poder recibir los recursos solicitados.

8. Toma nota

Pese a estos requisitos, es muy importante que consideres que ninguna institución deberá pedirte dinero por anticipado para solicitar un crédito, ni el pago de la fianza, ni comisiones. Todos los gastos que deriven de la gestión de tu préstamo deberán correr a partir de que el dinero sea autorizado. Ponte atento y evita ser sorprendido por entidades fraudulentas.

Financiamiento

Lo que tienes que saber sobre los préstamos personales sin aval

Lo que tienes que saber sobre los préstamos personales sin aval

Hablar de préstamos personales sin aval en México no es un engaño, todo depende de la compañía con la que te acerques a tramitarlo. En los últimos años, los préstamos personales en México han tomado mucha relevancia ante las necesidades de financiamiento que existen en el país y los distintos obstáculos que siguen encontrando en el sistema financiero.

Sin embargo, esto no sólo ha ocurrido a través de las instituciones bancarias, sino que existen otros intermediarios que ponen al alcance de las personas nuevas alternativas de crédito sin una serie de requisitos que impidan acceder a él.

De este modo, han cobrado mayor relevancia los préstamos personales sin aval, que no es más que regresar a la manera en la que nacieron los créditos.

La palabra crédito deriva del latín credititus; es decir, del verbo credere que significa creer. De ahí que la palabra crédito provenga de creer, tener confianza, o ceder confianza a una persona sobre un objeto en particular. Por ello, los préstamos sin aval no son una farsa, sino son más bien una forma de regresar a la manera en la que surgieron las actividades crediticias.

Algunas empresas que ofrecen préstamos personales a través de internet han encontrado que es más sencillo conocer el perfil de las personas a las que le van a prestar (lo cual gracias a las redes sociales cada vez es más práctico y real), que pedir como garantía el respaldo de un aval.

Este tipo de compañías otorgan los créditos a personas con buena reputación y mucho de ello puede comprobarse a través de la propia red de internet.

Uno de los retos para las instituciones bancarias es la recuperación de los créditos o de las garantías, lo que deriva en el encarecimiento del financiamiento en México. Y es que las instituciones enfrentan falta de certidumbre jurídica, que al final, con todo y garantía o aval, terminan asumiendo la pérdida del préstamo otorgado.

Por ello se apoyan en la credibilidad que puede demostrar una persona por sí misma, a través también de un buen historial crediticio, por ejemplo. Ese es uno de los elementos indispensables para acceder a este tipo de préstamos vía internet.

Así que ya sabes, si eres un buen pagador y estás buscando cómo financiarte, quizá voltear a ver estas opciones te resulten atractivas para no seguir enfrentando una limitante por no tener un aval con un bien inmueble que pueda servirte como garantía del préstamo.

Financiamiento

Estar o no estar en el Buró de Crédito

buró de crédito

Buró de Crédito es una sociedad de información crediticia, significa que las instituciones que otorgan créditos en México reportan al Buró el comportamiento de todos sus usuarios que han recibido un préstamo.

Mucha gente piensa que estar en el buró es malo, que es una “lista negra” de todos aquellos que no han pagado, y no es así: en realidad es un registro de todos aquellos que tienen o han tenido un crédito y como lo han ido pagando.

Buró de Crédito no califica si una persona es sujeto de crédito o no, solamente otorga una calificación con base en el comportamiento, pero es la institución financiera quien decide si otorga o no un crédito tomando en cuenta distintos factores, entre ellos los registros en el buró.

¿Qué se toma en cuenta en la calificación crediticia?

Algunos de los factores que se toman en cuenta son: los créditos que se han tenido, límite del crédito, historial de pagos, el último saldo, y si está vigente. Estos y otros factores son tomados en cuenta para otorgar una calificación a cada prestatario o  deudor. En Prestadero, la calificación mínima que se debe tener en el Buró de Crédito es de 668 puntos, así que si has sido responsable con tus pagos en tus créditos anteriores es muy posible que podamos autorizar tu solicitud.

¿Cómo saber mi calificación en el Buró de crédito?

Tu mismo puedes consultar tu calificación crediticia directamente en la página web. Tienes derecho a consultarlo una vez por año de forma gratuita, además de que puedes contratar el servicio de alertas del buró que te notifican cuando tu historial es consultado o presenta algún cambio.

Implicaciones de tener una calificación baja en Buró de Crédito

Entre los factores que inciden en la calificación crediticia son la puntualidad en los pagos y el tiempo que tengas con los acreedores.
Una calificación baja cierra las oportunidades para obtener otros créditos, ya que al no reflejarse una responsabilidad en los pagos es menos probable que la instituciones financieras autoricen un crédito.

¿Te ha servido esta información o tienes más dudas? Déjanos tus comentarios en la parte inferior del post.

Pin It on Pinterest