Cómo Administrar mi Dinero

3 Inversiones que pueden volverse un gasto fijo si no sabes administrarlas

Acumular la mayor cantidad de propiedades, automóviles, artículos de última tecnología puede derivar otros gastos extras o convertirse en gastos fijos que nos perjudiquen, lejos de ser una buena inversión para aumentar nuestro patrimonio.

Un ejemplo de acuerdo con esta idea es que muchos millonarios prefieren rentar propiedades a adquirirlas, evitándose así el devalúo de la propiedad con el paso del tiempo. Además de no lidiar con el mantenimiento, que disminuye su rentabilidad, y no tener que lidiar en algún momento con su difícil venta.

Algunas de las principales inversiones que pueden generarnos gastos extras, ya que consumen recursos al final del día, son vivienda, automóviles y tecnología.

Esto no quiere decir que  no es recomendable comprar una casa, o que debas vivir sin celular.  Tiene qué  ver con un mejor manejo de nuestras compras, según los recursos que tengamos, o bien, de considerar otras alternativas antes de “invertir”.

1)     Comprar varias hipotecas

Si ya de entrada, para comprar una casa con éxito, tienes que analizar muchos aspectos,  al tener en mente  dos o tres propiedades adicionales, deberás analizar mucho más.

Si  éste será el patrimonio familiar, supone una gran idea; pero si piensas extender tu patrimonio y decides comprar una casa en la playa, o aprovechar un segundo crédito aprobado, hay que analizar aspectos específicos.

Por ejemplo, los costos de tener una casa en la playa a la que acudirás relativamente poco, y donde tendrás que pagar un mantenimiento, que no es poco dinero, ya que este tipo de propiedades necesitan de cuidados especiales para evitar su deterioro.  En todo caso podrías considerar comprarla junto con algunos otros familiares, optimizar su uso y dividir los gastos.

Piensa que en cuanto más propiedades acumules, será necesario invertir más tiempo y dinero, o contratar a alguien que lleve su administración. Todo esto si quieres que sea rentable y suponga una ganancia por su renta provisional.

Si no, solo se convertirá en la suma en diversos pagos mensuales, multiplicados por el número de propiedades que tengas.

2)     Automóviles

Considerar la compra de un automóvil nuevo como manera de inversión, ya supone una idea alejada de la realidad.  Un automóvil nuevo, en México, se devalúa por lo menos un 20 % al salir de la agencia, y un poco más cada año, o con cada compraventa.

Al igual que con la compra de una vivienda, suponer tener muchos autos, no asegura  una inversión rentable, si no se tiene la capacidad de mantenerlos.

Una buena opción podría ser pasar algunos años con un coche y venderlo antes de que pierda la mayoría de su valor.

O ver la opción que tiene poco tiempo en México, es llamada “Leasing” que ya manejan diversas concesionarias, en donde pagas por el uso prolongado de un auto, pero no por su propiedad.

Por último  puedes solo rentarlo para ocasiones especiales o  realmente necesarias, y optar por el transporte público, motocicleta o bicicleta.

3)     Tener siempre el último  smartphone

Muchas personas esperan meses para la salida anunciada de la última versión de su marca favorita en tecnología, mucho más en el área de smartphones. Pero, ¿realmente es una idea inteligente comprar siempre la última versión?  Como inversión realmente no lo es, modelos como Samsung e iPhone, los de más alta gama, cada día son más costosos.

Lo más recomendable si se quiere estar al día sin suponer un gasto fijo, es adquirir de contado el modelo de un año anterior, que aún no sufre una devaluación tan grande.

Así podrás tener un teléfono de tendencia si tener que pagar largos contratos por querer siempre adquirir el celular más nuevo, y que al final pagues el doble del costo.

A México al parecer aún no llegan los planes de leasing para celulares, pero sin duda serían una gran opción para los amantes la últimas tecnologías.

Conclusión

En muchas de estas distintas inversiones usar la mayor parte de nuestro dinero no siempre será la mejor alternativa, hay que diversificar, además de optar por esas opciones que no nos generen un gasto fijo.

¿Te interesa saber otros consejos para optimizar tu dinero y comparar servicios como préstamos, tarjetas de crédito y seguros? Visita nuestro blog y déjanos ayudarte.

Este post es una colaboración de Comprar Gurú. Para más información www.comparaguru.com

Pin It on Pinterest