Cómo Administrar mi Dinero, Finanzas personales

Mejora tu Historial Crediticio este Inicio de Año

¡Bienvenido 2020!

Seguramente tienes muchos  planes y propósitos de año nuevo por cumplir y también es muy probable que te hayas excedido un poquito en tus gastos de fin de año, ¿me equivoco?

Si la respuesta es que tus deudas se han incrementado, entonces es tiempo de tomar un respiro profundo, poner orden y mejorar tu historial crediticio después de estas fiestas decembrinas.

  1. Revisa a quién o quiénes les debes y los montos exactos 
  2. Considerando el monto de tu deuda, revisa de cuánto es tu pago mensual
  3. Elabora tu plan financiero para que sepas exactamente en qué o cómo tienes que distribuir tu dinero. Te decimos cómo en este blog 👉🏼 “Presupuesto Personal para Mejorar tus Finanzas”

Cuidado ⚠️ Aunque encuentres rebajas muy buenas en este mes, no te dejes tentar por ellas ya que podrían empeorar tu situación y ¡OJO! Procura NO utilizar tu tarjeta de crédito hasta que tu deuda sea menor.

Si sientes que se complicará pagar tus deudas y esto te puede dejar una mancha en tu historial crediticio, elige una sola sobre la cuál enforcarte. Una vez que la hayas liquidado, puedes utilizar ese dinero para abonar al siguiente crédito por liquidar. Si este es tu plan, conoce el método “Bola de Nieve” en nuestro blog 👉🏼 “De la teoría de Resolver Deudas a la Práctica”

No descartes la posibilidad de pagar tu deuda con otra, sobre todo si vas al corriente con tus pagos ya que podrías encontrar una muy buena opción en la que salgas ganando    O también por ejemplo, si ya liquidaste alguna y aún te faltan otras por liquidar, es una buena opción consolidar tus deudas. En esta entrada de nuestro blog, te explicamos más sobre 👉🏼 “Consolidación de Deudas”

Ahora ya lo sabes. Sigue estas recomendaciones para mejorar tu historial crediticio y tener un excelente inicio de año además de mantenerte así durante todo el 2020. 

Todo el Equipo de Prestadero te desea un Excelente Año

Educación Financiera, Finanzas personales

Tu primer crédito: ¿Cómo sentirte seguro al solicitarlo?

Si estás iniciando tu vida en el mundo de los créditos o estás pensando seriamente solicitar uno, este blog te va a ayudar a que te sientas seguro al momento de elegir y comenzar a utilizar tu primer crédito.

Comencemos por lo básico, ¿qué es un crédito y qué tipos de crédito existen?

La palabra crédito deriva del latín credititus, que significa ‘confianza’ y es una operación de financiación a través de la cuál una persona y/o institución, llamada acreedor, presta una cierta cantidad monetaria a otra persona, llamada deudor, quien desde ese momento se compromete con el acreedor a retornar esa cantidad solicitada, en el plazo estipulado, más una cantidad adicional que son los intereses.

Ahora hablemos sobre los tipos de crédito más comunes y los que a ti te pueden interesar como opción para tu primer crédito.

Crédito personal: Es el préstamo que realiza una entidad financiera a una persona, es decir, si tienes 18 años puedes ir a solicitar un crédito de este tipo.  En cada entidad financiera sus términos y condiciones son diferentes pero sin duda puedes encontrar alguno que se adapte a tus necesidades.

No tienen que tener un destino en específico, cuenta con un plazo de vencimiento, se estipula la tasa de interés, se establecen las comisiones y todo esto queda asentado previamente en un contrato para que las dos partes del crédito se vean beneficiadas y respaldadas.

Crédito revolvente: Mejor conocido como tarjeta de crédito, y consta de una línea de crédito o monto, previamente autorizado por el banco otorgante. 

Este crédito puede utilizarse una y otra vez, siempre y cuando se liquide el total de tus compras a fin de mes, antes de que termine la fecha de pago; en caso contrario, tendrás que pagar intereses y tu crédito no estaría “totalmente liberado” para compras futuras.  En otras palabras, el crédito disminuye conforme se va utilizando y aumenta conforme se va pagando.

Como ejemplo, diremos que acabas de activar tu tarjeta de crédito y tu límite de crédito son $10,000. Compras un nuevo celular con tu tarjeta que cuesta $5,000, por lo que tu línea de crédito se ha reducido a $5,000. Si a fin de mes pagas el total de tu saldo, nuevamente tendrás la línea de crédito completa.

Crédito Prendario: Este crédito se otorga a cambio de una prenda, es decir un mueble registrable, como son joyas de oro y plata, electrónicos, herramientas, equipos celulares y de computo, automóviles, entre otros. Se le conoce comúnmente con el término “empeñar” y la mayoría de las personas lo utilizan para salir de un apuro financiero.  

Debes tener en cuenta que un valuador será quien determine el monto que se te puede prestar a cambio de tu prenda. Se acordará el plazo, días de pago y la tasa de interés que estarás pagando.

Crédito de financiamiento colectivo: Este crédito es un modelo nuevo y novedoso que ha surgido a raíz de que cuando una institución financiera no otorga el crédito solicitado, las personas recurren a sus familiares y/o amigos para solicitar el dinero. Es por ello que en Prestadero creamos PrestaPal, a través del cuál tu crédito puede ser fondeado por tus propios amigos y familiares, con la ventaja de que tus pagos son reportados a buró de crédito y esto, te ayudará a poder acceder a otros productos financieros como los arriba mencionados.

Después de todo este breviario cultural, he aquí algunos tips que te ayudarán a sentirte seguro contigo mism@ para elegir y solicitar tu primer crédito:

1. Saber a conciencia la finalidad del crédito y el monto que requieres

¿Para qué vas a solicitar ese crédito que tanto quieres y estás buscando?

Este es un buen punto de partida, pues te ayudará a elegir entre los diferentes tipos de crédito que existen, basándote en el objetivo que deseas alcanzar ya sea a corto, mediano o largo plazo. Así tendrás un plan de acción mejor definido, desde la cantidad que requieres hasta el plazo diferido y los pagos que deberas realizar mes con mes.

2. Investiga y compara entre diferentes opciones. 

Es importante que revises con atención cuestiones como la tasa de interés, el CAT anual, si en caso de tarjeta de crédito, la institución te cobrará comisión por no usarla durante cierto tiempo y si también existe cobro de anualidad por tener esa tarjeta. 

Existen comparadores en internet como Kardmatch, Rankia, Coru, Credy, iKiwi o Comparador Financiero, por mencionar algunos.

3. Incluye el pago de tu crédito en tu presupuesto

Es importante que tratándose de tu primer crédito, organices muy bien tus finanzas para evitar que te endeudes de más, dejes de pagar el crédito, la tasa de interés te coma viv@, y tu historial crediticio tenga una mancha negativa. Ya que la organización será crucial en este capítulo de tu vida, no sólo para poder generar un historial crediticio sano, sino para poder construir unas finanzas personales.

Con todo esto, ya estás list@ para solicitar tu primer crédito, tomando la mejor decisión.

 

 

Educación Financiera, Finanzas personales

¿Cómo dar pasos firmes en el miedoso campo de las finanzas personales?

finanzas-personales-prestadero-tips

Sabemos que el camino puede ser bastante parecido a un campo traviesa si no cuentas con las herramientas y conocimientos básicos de un proceso financiero. ¿Qué pasaría si te dijera que no estás solo? Si, al igual que tú, existen personas que están aprendiendo los métodos y términos necesarios para enfrentarse a las finanzas, ya sea desde un ámbito personal, hasta de saber administrar una Pyme. 

Hay varios consejos para optimizar las finanzas, sin embargo, en este blog nos enfocaremos en términos generales: la introducción y el desarrollo de un aprendizaje financiero para así guiarte a las diferentes opciones existentes y ayudarte a generar un criterio de lo que más te conviene.

Primero camina, después… corre

La gran mayoría de las personas creen datos falsos sobre cómo funcionan las finanzas, y la realidad es que no es su culpa. Puede ser porque nunca tuvieron una fuente objetiva, certera de información o porque así lo han implementado en las finanzas personales. 

Ten en cuenta que para poder subir los escalones en un sistema financiero es imprescindible que pises firme el primero en donde estas, si no, puedes resbalar. Tener una base sólida para poder construir desde ahí no importa cuanto te tardes en crecer ya que tu simiente no se caerá. 

Comienza por lo más básico, fundamental y necesario para caminar en el terreno de las finanzas personales. No es necesario que aprendas todo en un sólo día, pero sí, que tomes tiempo para nutrir tus conocimientos financieros.

Lo importante es que puedas aplicar esos consejos en tu vida diaria. 

No tengas miedo a investigar… ni a preguntar

¿Cuántas veces te has quedado con la duda sobre algún tema relacionado con finanzas? 

Es más sabio investigar y preguntar todo lo que necesites saber, por más insignificante u obvio que parezca, antes de quedarte con la duda. El conocimiento no entra por ósmosis a tu cabeza, se basa en el estudio y experiencia desarrollado en un tema o acción que se construye con base en la práctica y teoría del mismo.

Por ello tómate el tiempo al día para leer sobre finanzas, al menos unos 20 minutos a la semana, son ideales. Con ello revisa que hay de nuevo y mantente actualizado de los movimientos financieros. Y no te quedes con lo primero que recibes, te enseñan o pones en marcha, ya que puedes seguir nutriendo hasta donde necesites y ten en consideración que van de la mano con tu desarrollo.

Verás que con tiempo, pasarás de temas muy sencillos a temas un poco más complejos y estos, ya no te costará trabajo entenderlos y sobre todo, verás como poniendo en práctica lo aprendido, tus finanzas personales mejorarán.

Obtén lo mejor de todo

Las finanzas se basan en números, objetivos y estadísticas. Son en su principio cuantitativas, sin embargo, no debes descartar la experiencia de ellas. Las finanzas necesitan que las personas las practiquen y las personas necesitan practicar finanzas, es una realidad. Puedes aprender de las experiencias de otros, de sus éxitos y hasta de sus fracasos. Acércate y pon atento el oído de cualquier experiencia por más pequeña que parezca, pues podría ser la diferencia en la resolución de un problema tuyo actual o futuro.

Todos somos aprendices y tutores en este mundo ya que cada experiencia es diferente a pesar que sea en un proceso similar, así que nutre tus experiencias con las de tus conocidos, amigos y ya en un plan un poco más profesional acércate a plataformas específicas de gente que se involucra en el día a día de las finanzas. Comparte tu conocimiento y aprende de ellos.

 

Te invitamos a leer ¿Qué tan listo estás para una crisis financiera?

 

Educación Financiera, Finanzas personales

Crisis Financiera: ¿Qué tan listo estás para ella?

En la finanzas personales hay altas y bajas ya que va de la mano con la vida, así que  es inevitable que existan momentos de crisis financiera. Debes estar consciente y preparado para recibir estos periodos, saber actuar y ser preciso en la toma de decisión para que la solución se vea reflejada a largo plazo.

Compartimos algunos consejos contigo para actuar de manera eficiente ante  una crisis económica:

Reducir gastos

Realizar un recorte de gastos desde aspectos básicos, ya que puede ser tu mejor opción, por ejemplo: haz despensa y come siempre en tu casa, evita los gastos hormiga con antojos, carga con el efectivo esencial en la cartera.

Sugerimos hacer esto antes de una crisis para generar un hábito pero ya en el ojo del huracán, debes ejercerlo sin dudar, ya que el no gastar hará que tu crisis pase más rápido y los sacrificios serán a corto plazo. 

Fondo de ahorro

Sé que suena difícil y más teniendo la palabra ahorro al que no estamos acostumbrados. Sin embargo, el depositar un monto fijo semanal o mensual en una cuenta, te ayudará a no tener el dinero a la vista y por consiguiente a no gastarlo.

Es importante que ahorres una suma considerable sin dejarte desamparado, esto dependerá de cuanto ganes pero un 15% o 20% de tu ingreso mensual puede ser un buen inicio.

Sobre todo porque es el colchón de la caída en una emergencia, no te des el gusto de usarlo en otro momento.

<< También puedes leer: Primero ahorra dinero y después gasta >>

Seguro

Puede ser del que quieras, nuestra recomendación es que tengas los más posibles porque una persona preparada en sus finanzas vale por dos. Existen varios seguros que brindan diversos servicios, lo importante es que te dan una estabilidad y un pilar para que el día de mañana no estés varado con un problema más grande que tus posibilidades.

El vivir el ahora con tranquilidad tiene que ver con una proyección de posibilidades al futuro, por eso te compartimos una lista de posibles seguros a considerar en tu sistema financiero:

  • Salud.- gastos médicos mayores o generales.
  • Hogar.- para cualquier posible accidente y no quedarte parcial o totalmente sin un techo sobre ti.
  • Auto.- si tienes un automóvil es importante que lo tengas, ya que aunque manejes muy bien puedes sufrir el error de un tercero.
  • Vida.- en estos seguros pueden asegurar una muerte tranquila para tus familiares.
  • Gastos funerarios.- en estos seguros, tus gastos una vez que ya no estés o uno de tus seres queridos, evitará sacar dinero de donde se pueda para solventar la situación.

Tarjeta de crédito.

Ponle pausa a su uso o guárdala en el cajón de los calcetines, sabemos que es muy fácil pagar con tu tarjeta de crédito pero tienes que tener claro que es un dinero prestado y que tiene fecha de devolución. Es un hábito que daña tus  finanzas al no saber usarlo o usarlo sin medida ya que, es muy probable que entres en una crisis al no recordar la cantidad y cuando veas lo que tienes que pagar a la fecha de corte no sabrás por donde vino.  Evita usar tu tarjeta de crédito para gustos momentáneos y guárdala para ocasiones en las que sea totalmente necesario o en las que te convenga.

Todos los puntos anteriores se pueden llevar a cabo como actos preventivos a una crisis económica pero de igual manera se ejercen durante, para poder sobrellevarla con más claridad y apoyo.

Ten presente que tú eres el único que puede hacer bien o mal el camino de tus finanzas, pisarlo y recorrerlo. Así que no lo desprecies y hazlo tu mejor amigo para que se acompañen en las buenas y las malas.

Te recomendamos leer: Presupuesto Personal para Mejorar tus Finanzas

 

Cómo Administrar mi Dinero, Educación Financiera, Finanzas personales

4 Tips para Mejorar tus Finanzas y Sobrevivir a la Cuesta de Enero

 

Estamos iniciando un nuevo año y como cada año, tenemos una lista de propósitos que queremos cumplir. ¿Por qué no le echamos un ojo nuevamente e incluimos en ella cómo mejorar nuestras finanzas personales en este 2019?

Comencemos haciendo un examen de conciencia sobre qué tan bien, (o que tan mal), manejaste tus finanzas el año pasado y qué te gustaría cambiar o mejorar.

Ahora, pasemos a lo interesante: algunos tips que te pueden ayudar a mejorar tus finanzas y a sobrevivir a la cuesta de enero.

1. Identifica tus gastos más importantes

A todos nos gusta el dinero, (para qué mentir diciendo lo contrario), pero a veces ¡nos gusta tanto!, que olvidamos elaborar un presupuesto mensual, el cual debemos seguir sin pretextos.  Lo primero es identificar tus gastos más importantes, esos que son los más recurrentes también y que por ningún motivo puedes dejar de pagar como: la renta, las tarjetas de crédito o los servicios.

Así que mentalízate y separa ese dinero mensualmente para que no lo gastes en otra cosa. 

2. Elabora listas de compra

Es un buen momento para que hagas listas con lo que necesitas comprar y con lo que compras regularmente como la despensa. Te aconsejo comparar precios y procurar comprar lo realmente necesario. No caigas en las compras compulsivas que pueden dañar tu bolsillo.

Lleva un registro de tus gastos en una libreta destinada para este fin o si prefieres una solución digital, existen varias apps gratuitas que te pueden ayudar.

3. Revisa tu deuda

¿Ya revisaste qué deuda o deudas tienes pendientes y cómo vas salir de ellas?

Establece una prioridad para cada una de las deudas que tengas vigentes. Lleva un registro del monto, los intereses y en cuánto tiempo estimas liquidarlas. Una vez que hayas hecho esto,  con la cabeza bien fría, analiza si durante este año tienes la capacidad económica para adquirir algún crédito o préstamo personal extra o, si lo que te conviene es idear cómo salir de esas deudas o cómo reducirlas.

Recuerda que no debes gastar más de lo que ingresa mensualmente a tus bolsillos y no te confíes en que te llegará algún dinerito extra para estabilizar o pagar tus deudas. Además, recuerda estar al pendiente de tu buró de crédito para mantener un historial sano.

Si quieres leer al respecto, te compartimos ¿Por qué es importante mantener un historial sano?

4. Ahorra una parte de tus ingresos

A veces es complicado hacer esto porque todos tenemos antojos y gustos culposos mes con mes, sin embargo, es recomendable que destines aunque sea un porcentaje pequeño de tus ingresos a tus ahorros. Con el tiempo verás que este pequeño ahorro es un soporte para tus finanzas personales.

También puedes ahorrar dinero no comprando tu café de todas la mañanas o preparando comida en casa y llevando al trabajo, eso depende de ti y de qué tanto estás dispuesto a sacrificar para ahorrar.

Con estos consejos básicos de finanzas podrás mejorar tu economía durante este 2019 y saldrás victorioso de la cuesta de enero.

Todo el equipo de Prestadero te desea un excelente 2019. 

 

 

Cómo Administrar mi Dinero

Cómo sacarle provecho a tu plan de celular

¿Cada que llega la factura de tu celular te asusta ver cuánto tendrás que pagar? Que el plan de tu celular no te deje en la ruina.

Cuando hablamos de tips sobre cómo administrar mi dinero, nos damos cuenta que una de las cosas en lo que más pagamos es en la telefonía celular. Y es que no importa si tienes contratado un plan por 300 pesos, siempre terminarás pagando casi el doble o, en un plan de prepago, comprando tarjetas antes de que venza el periodo establecido.

¿A qué se debe esto?

Es posible que no tengas contratado un plan a tu medida, pero también que no estés aprovechando servicios con los que ya cuentas. Así que aquí te damos algunos tips para hacer más eficiente tu consumo de telefonía celular.

1. Plan a tu medida

No contrates un plan a 50 mensualidades de 800 pesos sólo porque incluye el equipo de moda que todo mundo quiere. Es posible que en realidad tu nivel de consumo lo puedas resolver pagando 500 pesos, así que no te eches tu solo la soga al cuello. Evalúa qué tanto utilizas la línea telefónica y el internet fuera de casa o de alguna zona en la que tengas acceso a la red vía WIFI, y contrata el plan que necesites de acuerdo a esto.

2. Activa llamadas gratuitas

Si tu plan cuenta con números gratis, actívalos desde el primer momento. Actualmente las compañías de telefonía celular te permiten incluir números fijos y locales. Así que puedes dar de alta los números telefónicos de tu pareja y hasta los de tu oficina. Pon atención y sólo da de alta los números a los que más marcas, si no, tu ahorro no se verá refejado en tu estado de cuenta.

3. Instala contador de tiempo

Ahora, de nada sirve que actives las llamadas gratis si en lugar de colgar antes de los 5 minutos sigues con tu llamada después de media hora. Para ello existen aplicaciones que incluso de manera automática antes de los 5 minutos terminarán tu llamada. Aunque tengas que retomarla cada 4 minutos y medio, lo importante es que te mantengas dentro del rango para evitar consumirte los minutos que incluye tu plan y que podrías utilizarlos para otros números que no tienes dentro del paquete de números gratuitos.

4. Desactiva el uso de datos móviles y preferentemente utiliza el WIFI

Mientras estés en casa u oficina y tengas acceso a internet vía WIFI, utiliza preferentemente esta vía en lugar de consumirte tus datos móviles. Mucho menos la utilices para cosas que pudieras descargar posteriormente. Si es muy común que uses el internet para ir viendo un video de YouTube en el transporte público y cuando realmente necesitas mandar un correo del trabajo ya te consumiste la totalidad de los datos incluidos en tu paquete, ¡ya no lo hagas! Usa siempre que te sea posible las redes que tienes disponible en tu casa, oficina o establecimientos comerciales, como cafeterías.

5. Ponte límites

Si de plano sabes que no puedes detenerte, solicita a tu compañía que bloquee tu consumo apenas hayas alcanzado un límite. Esto te ayudará a no excederte y después verte sorprendido por el alto costo que tendrás que pagar.

Sigue estos consejos y seguramente te sentirás más relajado cuando veas tu siguiente estado de cuenta de tu compañía celular. Recuerda que es necesario que te formes un hábito para que tus finanzas personales mejoren radicalmente.

Educación Financiera

5 aplicaciones para controlar los gastos

aplicaciones para controlar los gastos

Un dato importante, es que de acuerdo a los resultados de la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera 2012 realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), sólo el 20% de la población adulta (14 millones de personas) admitió que lleva registro puntual de sus gastos.

Por ello hemos realizado una recopilación de algunas aplicaciones para teléfonos inteligentes y tablets, que te ayudarán a controlar cuánto gastas o cuánto ahorras.

Presupuesto Familiar: Esta aplicación fue desarrollada por el gobierno Federal y permite que las personas puedan llevar un control de sus ingresos que reciben  a través de su sueldo, incentivos o prestaciones, además del registro de sus gastos en rubros como alimentación, casa, créditos, impuestos, personales, miscelánea, recreación, seguros, entre otros. La ‘app’ está disponible para equipos Android y Apple de manera gratuita. Además, La herramienta contiene un simulador que permite a los usuarios calcular su capacidad de ahorro de acuerdo con los ingresos y gastos registrados, así como el tiempo que se tardarían en ahorrar determinada cantidad.

Descarga para Android

Descarga para iOS

Control de Gastos: te permite controlar gastos e ingresos a través de listas, puedes llevar varias cuentas, incluso es recomendable, ya que lleva los datos de los préstamos que tengas activos, te puede generar un documento en Excel con los gastos e ingresos realizados que puedes enviarte por correo, o el medio que elijas. Además esta aplicación te permite cargar fotografías de los tickets y/o vouchers que te servirán como comprobantes. Cuenta con la seguridad que solo da acceso a la información mediante una contraseña; también puede llevar la cuenta de préstamos, sin embargo solamente está disponible para dispositivos con el sistema operativo Android y es totalmente gratis.

Descarga para Android

Descarga para iOS

Mis gastos: Esta aplicación como su nombre lo dice, te permite llevar un control de lo que gastamos; y entra en la lista, debido a que ya tiene predeterminados algunos de los gastos más comunes que hace la gente, cuánto gastas, en qué y cuándo gastas, así si no recuerdas el pago que te aparece, lo puedes verificar en esta aplicación.

Descarga para Android

Descarga para iOS

ContaMoney:  La ventaja de esta aplicación es que al conocer tus ingresos y gastos, si en una ocasión te excediste en el derroche financiero, te envía una alerta para avisarte que no te va a alcanzar el dinero para pagar las siguientes cuentas, además que guarda tus gastos más comunes y la fecha en que los hiciste. Para fortuna de muchos, esta aplicación es gratuita tanto para el sistema iOS y Android.

Descarga para Android

Descarga para iOS

MoneyWiz: La que se ha llevado la mayoría de buenas reseñas es esta aplicación, ya que además de trabajar en todas las plataformas, se sincroniza con los dispositivos en los que se trabaje, no se borra la información, puede crear gráficas e informes, se pueden crear varias cuentas, además que puede crear un perfil de pago para no atrasarse en las deudas y alerta antes de los días de pago de préstamos, así nos evita correr el mismo día a hacer depósitos o evitar gastarnos ese dinero que es para asumir los compromisos.

Descarga para Android

Descarga para iOS

Finanzas personales

6 consejos para “El Buen Fin”

El buen Fin 2014

La fiebre por El Buen Fin ha llegado, muchas personas ya están ansiosas porque se lleguen las fechas del 14 al 17 de noviembre y quieren ser las primeras en adquirir los artículos a los que ya les echaron el ojo. Lamentablemente algunos aun no logran cubrir lo que gastaron el año pasado.

De acuerdo con datos de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), en el  2011 El Buen Fin arrojó ganancias de 106 mil millones de pesos, en el 2012 crecieron a 149 mil millones de pesos; en el 2013 llegó a 173 mil millones, para el 2014 se prevé que la suma de lo que los consumidores gasten, rebase los 200 mil millones de pesos en todo el país.

Para evitar descalabros financieros te recomendamos que pongas atención a estos consejos:

  1. Haz un presupuesto: no se trata de tablas ni complicadas cuentas, simplemente toma un papel, un lápiz y anota cuánto ganas, cuánto gastas en esas fechas y a cuánto ascienden tus deudas. Haz las matemáticas y el resultado es lo que te sobra para gastar en El Buen Fin. Si la respuesta es sumarle a las deudas, mejor piénsalo dos veces, no vaya a ser que termines con una resaca financiera.
  2. Consume inteligentemente: haz una lista de todo lo que quieras comprar y establece prioridades, una vez decidido el artículo del deseo, pregúntate ¿realmente lo necesito? ¿Qué uso le voy a dar? Además se recomienda que la compra elegida, sea de larga vida, por ejemplo, si ya no sirve tu refrigerador, éste sería un buen momento para cambiarlo.
  3. Compara: Todavía estás a tiempo de visitar varias tiendas (mínimo tres) y verificar los precios del artículo que quieres comprar, además del costo te recomiendo que compares la calidad, la garantía que te dan las tiendas y la forma de pago, así, al momento de llegar las ofertas, acude a los establecimientos que más te hayan convencido y compara si con las promociones, los precios son más bajos.
  4. Ojo con los meses sin intereses: Según la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), las quejas de quienes utilizan una tarjeta de crédito o débito, aumentan casi un 20 por ciento durante diciembre y enero ¿por qué?, pues hasta que llega el estado de cuenta, es cuando los consumidores pueden checar cómo las tiendas hicieron los cargos y precisamente la queja más frecuente es porque los establecimientos prometieron “meses sin intereses” y en realidad hacen el cargo por el monto completo. Antes de dejar que deslicen tu tarjeta, pregunta ¿cómo me aparecerá el cargo en mi tarjeta?
  5. No te acabes el aguinaldo: Algunas  empresas adelantan la mitad del aguinaldo a los trabajadores. Intenta hacer un ahorro de un porcentaje de tu aguinaldo o liquida tus deudas; no hagas compras impulsivas, destina una parte de ese dinero para abrir una cuenta de ahorro, la cual podrás incrementar a lo largo del siguiente año. Recuerda que en enero todavía hay varios pagos por hacer. Si das el tarjetazo, con el efectivo, puedes cubrir ese gasto y te ahorras los intereses.
  6. Compras por internet: Verifica que sea un sitio seguro, debes de cuidar tus datos personales y obviamente también los detalles de tus tarjetas. En la parte superior derecha de la barra de estado en tu pantalla, debe aparecer el ícono de un candado, eso quiere decir que estás navegando en un sitio que respetará tu información. Jamás hagas compras conectado a la red en lugares públicos.

Recuerda, establece prioridades y compara;  guarda tus vouchers y no olvides que tu tarjeta de crédito no es efectivo extra, te recomendamos que sigas estos puntos para que lo último que pierdas sea tu dinero.

Pin It on Pinterest