Finanzas personales

Emprender o no emprender: Te ayudamos a decidir en 3 puntos clave

En los tiempos que vivimos, un ingreso extra no nos caería nada mal y ¿por qué no?, volverlos nuestra fuente principal de dinero. Emprender un negocio podría parecer complicado o en algunos casos costoso, afortunadamente no siempre es así, eso claro, dependerá del rubro donde quieras emprender.

Existen muchas formas de emprender que pueden ir desde poner un gran negocio hasta pequeñas inversiones que puedes realizar en diferentes plataformas, sin embargo, en todos estos casos la pregunta es la misma ¿por dónde empiezo?

En esta ocasión responderemos a algunas preguntas frecuentes en cuanto a emprendimiento se refiere.

¿En qué sector puedo empezar? 

De inicio lo ideal sería enfocarse en un sector con el que estés familiarizado ya que te ahorrará mucho tiempo e inclusive te salvará de algunos errores por falta de conocimiento.

Por ejemplo, si has trabajado en cosas relacionadas con alimentos, puedes comenzar tu propia cadena o si estuviste en algún sector financiero podrías optar por plataformas de inversión. De igual manera, si quieres cambiar de aires y explorar en otro tipo de sectores donde no has probado suerte, también puede ser una gran oportunidad. No importa el sector donde quieras comenzar, solo asegúrate de estar bien informado o asesorado.

¿Tengo que dejar mi trabajo actual para comenzar mi negocio?

No necesariamente, obviamente habrá negocios que requieran más tiempo y atención que otros, pero si tu trabajo actual te da la flexibilidad de manejar ambos, entonces conservarlo.

Recuerda que existen riesgos en cualquier negocio o inversión por lo que tener un respaldo económico y una estabilidad, es importante en caso de que no funcione tu nuevo negocio.

Tengo una buena idea pero no tengo dinero

Siempre y cuando sepas manejar tus créditos, podrás acercarte a instituciones financieras que podrán prestarte el dinero que necesitas para culminar esa gran idea y ponerla a generar dinero, solamente no olvides comparar las tasas para seleccionar la que mejor te convenga y por supuesto, asegurarte de que puedes pagar el crédito para no caer en una deuda que no puedas pagar.

Es muy importante que cuentes con un plan de negocios que te permita visualizar tu idea desde varios ángulos para tratar de evitar sorpresas en un futuro.

Recuerda que nada se construye de la noche a la mañana y un factor indispensable que necesitarás como emprendedor será la paciencia. 

También te puede interesar Diversificación: El secreto de las grandes inversiones

 

prestadero-que-es

Educación Financiera

Cómo enseñarles a tus hijos a emprender

Aunque la mayoría de los mexicanos quisiera ser su propio jefe, muy pocos están preparados para lograrlo. Aprende cómo enseñarles a tus hijos a emprender.

Y es que probablemente desde la escuela no se nos educó para ello, sino que en general tenemos la formación educativa para ejecutar órdenes más que para ser propositivos y generar ideas.

Lo importante es que hoy tenemos la oportunidad de hacerlo distinto y fomentar en nuestros hijos ideas para convertirse en emprendedores desde los primeros años de edad, así que si has notado que tu pequeño tiene esta

inquietud, ayúdalo a encontrar la forma de detonarla.

1. Creatividad

Identifica en qué parte tiene talento tu hijo o le gusta ser creativo y proponer cosas. Por ejemplo, si a tu hijo le gusta cocinar juntos pueden preparar gelatinas que tu niño pueda vender en su escuela o entre sus vecinos.

2. Quítale la timidez

Quizá a tu hijo le gustaría emprender pero te das cuenta que es un poco tímido para hacer las cosas por él mismo. Aprovecha la oportunidad para que comience a soltarse. Tu presencia le hará sentir seguro pero no hagas las cosas por él.

3. Tolerancia a la frustración

Habrá momentos en los que sus ventas o su proyecto no esté resultando tan exitoso. Por ejemplo, la venta de gelatinas arrancó muy bien las primeras 2 semanas pero después ha disminuido. Ayúdale a comprender desde ahora que hay ciclos y que para mantener buenas ventas es necesario la innovación y la constancia, en lugar de darse por vencido.

4. Administrarse

No importa lo pequeño que sea, desde muy corta edad puedes inculcarle hábitos como la buena administración, el ahorro y el gasto eficiente. Cuando le ayudes a comprar los insumos para preparar las gelatinas, enséñale a comparar, ahorrar, encontrar los mejores precios, darle un buen aprovechamiento al momento de ocupar los productos, sacar cuentas de lo que puede vender y enseñarle que de las ganancias una parte es para él y otra se tiene que seguir reinvirtiendo para hacer crecer el proyecto.

5. Despierta su imaginación

En cada paso no te olvides de fomentar su imaginación y déjalo ser. No importa que a ti no te guste el color verde y tu hijo quiera que los empaques o los recipientes de su producto sean de ese color. Eso le ayudará a conocer el resultado de sus decisiones, quizá el color verde le haga vender más y si no, tendrá que ir haciendo pruebas hasta que dé con el gusto del público. Lo más importante es que en todo momento sienta tu apoyo y le hagas sentir que sí se puede.

Pin It on Pinterest