Cómo Administrar mi Dinero, Educación Financiera, Finanzas personales

Quincena: 5 Tips infalibles para administrarla mejor

Si eres de los que llega el final de quincena y no puedes esperar a que llegue tu siguiente pago porque ya te lo gastaste todo y lo peor, es que no sabes ni en que se fue tu dinero, entonces es momento de ponerte un alto y empezar a recapacitar sobre la forma en la que administras tu dinero. 

Para mejorar tus finanzas personales, así como tu calidad de vida, te daremos algunos consejos para que te dejes de tronar los dedos cada fin de quincena 

1. ¿Estás en números rojos cada mes?

Si tienes tus deudas a tope y cada quincena se te va todo en liquidarlas, entonces sería buen momento para hacer un plan para deshacerse de esas deudas que tienen tus finanzas al límite.

Para estas situaciones, puedes acercarte a la institución que te prestó y hacer una reestructuración o en su defecto, conseguir un crédito con mejores condiciones y consolidar tus deudas, de una u otra forma, la idea sería alargar el plazo de tu deuda para que tus mensualidades sean más pequeñas y al realizar tu pago mensual, te quede algo de dinero para cualquier cosa que necesites.

2. Si no es necesario, no lo compres 

Para todos aquellos compradores compulsivos que solo compran por comprar, es momento de ponerse a reflexionar si realmente necesitamos esas cosas que compramos o si realmente les vamos a dar uso. Muy seguramente a muchos de los que están en esta situación han pasado por lo siguiente: Ven una buena oferta, compran el articulo y luego llegan a casa, lo utilizan una vez y luego lo dejan durante años en algún cajón o armario de chácharas junto como muchos otros artículos con los que pasó lo mismo.

Si tienes la holgura económica para hacer eso está bien pero… si ¿no la tienes? erradicar todos estos gastos innecesarios, le van a dar un muy buen respiro a tus finanzas, ya que este dinero podrías utilizarlo para muchas otras cosas como ahorrar para unas buenas vacaciones, comprar un coche, una buena cena con tu pareja o amigos, etc. habrá una infinidad de cosas en las que puedas aprovechar mejor tu dinero comprando algo que solo utilizarás una sola vez.

3. Identifica tus malos hábitos financieros

Estos malos hábitos pueden ir desde los gastos hormiga, tomar dinero de tus apartados para gastos del hogar, pagar mínimos en tus tarjetas solo porque sí, etc. identificarlos y aceptar que tienes un problema con tus hábitos financieros, te ayudará a que puedas mejorarlos y erradicarlos, de esta manera, tus finanzas estarán más organizadas y te darán menos problemas a fin de quincena.

4. Elabora tu presupuesto

Ya sea de manera mensual o semanas es importante que organices y separes el dinero que vas a necesitar para tus gastos del hogar y personales, así, no tendrás pretexto de gastarte dinero de más que pueda comprometer tus gastos fijos. Recuerda que dentro de tu presupuesto, también es importante destinar una parte de dinero a recreación y a gustos que te quieras dar, esto siempre y cuando, no comprometa tus otros gastos. 

Si tienes pareja y ambos aportan al hogar, te invitamos a leer: 3 Errores financieros en pareja que pueden arruinar tu relación

5. Esfuérzate por ahorrar

Para aquellos que no tienen este hábito, puede llegar a ser complicado al principio, pero los beneficios que tendrás a futuro, te ayudarán a mejorar tu calidad de vida. Estos ahorros, podrías utilizarlos para hacer un fondo de emergencias, juntar para irte de vacaciones o cualquier cosa que quieras adquirir que tenga un valor elevado para el cual requieras juntar dinero.

Y te dejamos un plus

6. Ingresos extra

Si tus ingresos actuales no son suficientes para el estilo de vida que te gustaría llevar, entonces puedes buscar fuente de ingresos alternativas, no siempre es necesario tener otro trabajo, basta con ponerte creativo e inclusive transformar alguno de tus hobbies, en una fuente de ingresos, así podrás hacer algo divertido que a demás te de ese extra que necesitas.

Recuerda que mejorar tus finanzas ayudará a tener una mejor calidad de vida, le dará estabilidad a tus finanzas y a ti te dará tranquilidad al no tener que estar esperando desesperadamente tu siguiente pago.

prestamos personales prestadero
Finanzas personales

Consejos para hacer crecer mi dinero

A todos nos llega el momento en el que nos preguntamos ¿cómo puedo hacer crecer mi dinero?

Algunos opinan que ahorrando, otros que invirtiendo, pero la gran mayoría de las personas tenemos claro que de una u otra manera es importante hacer crecer el dinero. Aquí te daremos algunos consejos para lograrlo.

  1. Evita los gastos inútiles, busca ofertas, analiza muy bien los recibos de gastos como telefonía fija y móvil, televisión por cable, Internet, etcétera, ya que generalmente pagamos servicios que no usamos y que por tratarse en algunos de casos de tan sólo unos centavos o unos cuántos pesos al mes, no les damos importancia. Haz cuentas anuales y decide realmente qué sí te sirve y qué no.
  2. Planea tus compras. Si compras artículos no perecederos como papel de baño, servilletas, etcétera, revisa la opción de comprar paquetes grandes, de esos que te venden 10 por el precio de 5, 2 por el precio de 1, o similares. A la larga encontrarás que lograste ahorrarte un dinerito.
  3. Otra buena manera de planear en este rubro es haciendo tus compras navideñas o los regalos de cumpleaños con anticipación. Y no hablamos de unas cuantas semanas antes, sino de que a lo largo del año los vayas comprando poco a poco, y siempre prestando atención a los periodos de ofertas para que logres ahorrar.
  4. Haz listas de compra y lleva un registro de las mismas. De esta manera tendrás orden y, por ende, podrás administrar mejor los gastos.

Dicho lo anterior, ya sabemos cómo ahorrar, ahora sigue definir qué haremos con ese dinero para que nos resulte útil, es decir, cómo hacer crecer mi dinero.

Invierte el dinero

A continuación te damos algunas alternativas de inversión, ya que creemos que es la manera más rápida de hacer crecer el dinero:

  1. Bolsa de valores. Puedes invertir en las acciones de las empresas que cotizan en el mercado de valores. Sólo considera que debes emplear buena parte de tu tiempo para entender cómo funcionan este tipo de inversiones, a fin de tener bien claro cuáles son los riesgos.
  2. Ya sea con tu propia empresa -o startup- o en la de alguien más, pero considera que para que realmente funcione, es importante que estés ahí, o bien que busques una compañía seria para hacerlo a través de ellos; debes asegurarte de que tengan los recursos y los talentos necesarios para vigilar bien tu inversión. A estas compañías se les llama de Venture Capital, Angels o Ángeles. Son fondos que se dedican a invertir en empresas de reciente creación pero con un alto potencial de ingresos.
  3. Préstamos entre personas en Internet. No es una forma muy conocida aún, pero sí muy efectiva. La idea es invertir tu dinero para hacerlo crecer a través de una compañía o empresa tipo fondeadora, que ayuda a conectar gente que busca dinero con personas que desean invertirlo. Este esquema es muy simple de entender, fácil de implementar y, sin duda, ayudará a que tu dinero crezca con una tasa de interés mayor que si sólo lo dejas en el banco.
Cómo Administrar mi Dinero, Educación Financiera, Finanzas personales

¿Sabes en qué afore estás?

Tener un ahorro para el retiro es un beneficio con el que no todos cuentan, así que es importante cuidarlo. ¿Sabes en qué afore estás?

Si tienes un trabajo donde te brindan prestaciones sociales, entre ellas un sistema de seguridad social, tienes derecho también a tener una afore (Administradora de Fondo para el Retiro), que se encarga de disponer un fondo de ahorro para cuando el trabajador se jubile.

Si después de cierto tiempo, las personas que cuentan con este beneficio no eligen alguna de las 11 administradoras que conforman el universo, la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) les asigna una.

De acuerdo con cifras del organismo, el sistema tiene acumulados 2.5 billones de pesos de ahorro pensionario que pertenece a 53 millones de ahorradores. Sin embargo, sólo 33 millones aproximadamente están registrados ante una afore.

Según la Consar, para muchos mexicanos el ahorro en una afore no sólo representa su segunda fuente de patrimonio más importante, sino además su primer –y en algunos casos, único– contacto con el sistema financiero formal.

Cuando un ahorrador se registra ante la afore en la que decide dejar sus ahorros para el momento de la jubilación, tiene el beneficio de recibir cuatrimestralmente en su domicilio su estado de cuenta, y así analizar cómo evolucionan estos recursos que le servirán para vivir una vez que deje de trabajar.

Esto también le sirve para tomar decisiones sobre si considera que su ahorro va bien, o decidir si la afore en donde está le conviene o no, y cambiar a tiempo. Por eso es muy importante estar al tanto de ello.

¿Cómo localizar tu afore?

  • Si no sabes qué administradora maneja tus recursos, primero que nada debes entrar al siguiente link: Localiza tu Afore
  • Ahí encontrarás un apartado que se titula “Localiza tu afore”; dale click para llenar un formulario con el cual el sistema buscará tus datos y la administradora en la que te encuentras.
  • Requieres tener a la mano tu Número de Seguridad Social (NSS) o tu Clave Única de Registro de Población (CURP). También necesitas una cuenta de correo electrónico a través de la cual recibirás la información que estás solicitando.
  • Checa muy bien los datos que se te solicitan en el formulario, ya que esta herramienta sólo puede ser utilizada una vez por día, por cuestiones de seguridad.
  • Para decidir cuál administradora te conviene, es importante que consideres el rendimiento que te ofrece, la comisión que cobra y el servicio que te brinda. Tu decisión debe basarse en estos tres pilares para que puedas conseguir la mejor tasa de reemplazo posible o, lo que es lo mismo, una pensión lo más cercana a lo que ganas actualmente.
  • En este link encontrarás los tres factores. Te ayudará a tomar una decisión informada: Cómo elegir Afore

 

 

¿Ya conoces Prestadero?

Finanzas personales

Las carreras del futuro

Si estás todavía indeciso sobre qué estudiar, en este artículo te decimos cuáles son las carreras del futuro.

Hoy hay una contradicción en el mercado laboral del país, pues mientras por un lado hay altos niveles de desempleo, por otro las empresas sufren para cubrir los puestos estratégicos.

Según la décima encuesta de Escasez de Talento, realizada por Manpower Group, 54 % de los empleadores reportan dificultad para cubrir vacantes. Ello incide directamente en la productividad de las empresas.

¿Por qué sucede esto? Según los especialistas hay saturación en ciertas áreas de conocimiento; por ejemplo, hay muchos jóvenes que se deciden por las ciencias sociales o por las ciencias biológicas, pero hace falta capital humano en áreas físico-matemáticas.

Pese a que hoy las empresas cada vez son más flexibles sobre el perfil que buscan, lo cierto es que los jóvenes aprovechan oportunidades y no se preparan adecuadamente para salir al mercado laboral.

Especialistas en sustentabilidad

Los especialistas señalan que con algunas de las reformas que se están realizando en México, como la energética, se requerirán especialistas en ramas como sustentabilidad, debido a que es necesario que se comience una planificación a largo plazo. Las energías limpias serán un parteaguas no sólo en México, sino en el mundo.

La reforma energética, auguran muchos, traerá la inversión de firmas extranjeras que invariablemente necesitarán capital humano, y es ahí donde los jóvenes pueden explotar sus habilidades.

Sector manufacturero

El sector manufacturero ha tenido desde ya varios años un auge especial, varias firmas automotrices se han instalado en regiones del bajío, lo que definitivamente abrirá oportunidades. Para muchos especialistas las nuevas generaciones de ingenieros en mecatrónica o electrónica serán fundamentales para que México pase de ser un país que contribuye sólo con mano de obra a generar ideas, ello sobre todo en todas las áreas en donde se están instalando industrias de talla internacional.

Con ello, los jóvenes no sólo tendrán la oportunidad de integrar las filas de estas trasnacionales, también podrán traspasar fronteras ya que muchos de ellos podrán conocer los países donde se encuentra la matriz de la empresa.

Tecnologías de la información

Finalmente las tecnologías de la información juegan y jugarán un papel preponderante en los cambios que hoy ya estamos viendo. Hoy, en otros países, ya existen directores generales en esta área y están sentados en los Consejos de Administración tomando decisiones.

 

 

Estas carreras serán fundamentales, pues están empujando el cambio en muchas empresas, y seguirán haciéndolo porque la tecnología tiene mucho más por asombrarnos.

En este entorno los negocios entienden que quien no se renueva se muere, y quienes decidan asumir ese reto serán los que logren colocarse en esos puestos.

Si bien es importante que decidas lo que vas a estudiar basándote en lo que te gusta, no estaría mal que tuvieras en cuenta estas tendencias, pues podrían hacer la diferencia en tu camino profesional.

Finanzas personales

Cómo afecta el tipo de cambio tus finanzas

El cambio de régimen en el mercado de divisas afecta el tipo de cambio de nuestras finanzas. Aquí explicamos cómo funciona.

Desde el 22 de diciembre de 1994, México decidió entrarle al régimen flexible en el mercado cambiario o de divisas; es decir que nuestra moneda se aprecia o se deprecia, en lugar de revaluarse o evaluarse, como sucede en el régimen fijo -y otros mixtos como la flotación controlada-, con el que estuvimos experimentando de 1954 a 1976. La modificación del tipo de cambio fijo al flotante ha permitido que la demanda y la oferta sean los factores decisivos de la paridad cambiaria. Una vez aclarado esto, podremos explicar cómo afecta el tipo de cambio a tus finanzas.

Básicamente, el tipo de cambio afecta nuestras finanzas porque se elevan los costos de los insumos importados y como México es un país con una economía abierta al intercambio comercial, son muchos los productos y servicios que elevan su precio si el tipo de cambio de nuestra moneda se deprecia; especialmente frente al dólar que sin duda, es la paridad más importante que existe con respecto al peso mexicano por la enorme relación de intercambio comercial que tenemos con Estados Unidos. Pero nadie puede negar que el régimen flexible que tenemos desde la década de los noventa, ha resultado muy útil para estabilizar la economía mexicana en períodos de incertidumbre alta, quitándole presión a variables como la política fiscal y las tasas de interés.

Afectando de manera positiva

Gracias al régimen cambiario que tenemos, México es considerado un país con muy buena administración macroeconómica y promotor de la libertad comercial, sin propensión a intervención artificial cuando los mercados no funcionan correctamente, o bien no tienen la liquidez suficiente. Dado lo anterior, el tipo de cambio también afecta a tus finanzas de manera positiva ya que se pueden atraer divisas al país, promover la demanda extranjera por productos nacionales e inversiones en proyectos locales y en la medida en que entren más dólares de los que salgan, habrá una tendencia apreciatoria del peso.

Una explicación práctica de todo lo anterior se puede encontrar en el ejemplo de importadores y exportadores. Un importador puede verse afectado de forma negativa por el tipo de cambio de un peso débil frente a un dólar fuerte, mientras que un exportador, todo lo contrario o viceversa. Todo dependerá del tipo de cambio. A algunos exportadores y otros receptores de divisas les conviene un dólar débil porque reciben más pesos, y a los importadores y otros agentes les conviene un tipo de cambio más fuerte. La industria de manufactura por ejemplo, cuando exporta tiene mejores márgenes en pesos y por su parte un extranjero que desee viajar a México, tendrá mayor facilidad de hacerlo y traerá dólares para gastar lo que beneficiará a la industria turística.

Así qué, ¿cómo afecta el tipo de cambio a tus finanzas?, todo depende de cómo uses tu dinero y en dónde decides invertirlo.

Finanzas personales

Pasos para generar un fondo de emergencia

Los imprevistos suceden, obviamente, sin avisar. Y nos pueden agarrar en un momento difícil económicamente hablando. De acuerdo a la CONSAR (Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro), en la Encuesta Nacional: Conocimiento y Percepción del Sistema de Ahorro para el Retiro, aproximadamente el 34% de los mexicanos sí ahorra, el resto, el 66% no lo hace. Esto es debido principalmente a que no le alcanza el sueldo para hacerlo. Y si le alcanza, simplemente no lo ahorra. Tener un fondo de emergencia es básico para poder solventar los imprevistos. Lo más importante es, aunque parezca contradictorio, estar preparado para ellos. Los pasos para generar un fondo de emergencia pueden ser varios, pero el objetivo es el mismo: siempre tener un “colchón” que te pueda ayudar en caso de emergencia.

  1. El primer paso, y el más importante, es proponerte a tener un fondo de emergencia. ¿Te gustaría cambiar el celular o comprarte una nueva tele? En vez de usar ese dinero en artículos que ya tienes y son funcionales, mejor ahorra ese dinero. La clave es proponerse a guardar dinero. Cada centavo cuenta.
  2. Segundo, investiga dónde puedes guardar tu dinero. Busca en los bancos las cuentas de ahorro con intereses, por ejemplo, donde podrías guardar tu dinero y revisa cuánto dinero produciría cierta cantidad. A veces las cantidades que producen parecen pequeñas, pero es dinero que nadie te da. También es recomendable meter tu dinero a plazos fijos, para que no lo saques y te lo gastes, aunque revisa que sea fácil de sacar en caso de emergencia. Te recomendamos que no tengas una tarjeta de débito de esa cuenta, así evitarás la tentación de retirar dinero de ella.
  3. Tercero, haz cuentas. Sí, calcula cuánto necesitarías si tienes una emergencia, por ejemplo, perder el trabajo. ¿Cuánto necesitarías para poder sobrevivir en lo que encuentras otro trabajo? Y una vez que tengas la cantidad, trabaja sobre ello. Y sigue ahorrando. Cada vez que puedas incrementa la cantidad del fondo de emergencia. No importa qué tan pequeña sea la cantidad, todo ayuda.
  4. Cuarto, si tu salario sube, sube la cantidad de dinero que le metes a tu fondo de emergencia. Este paso es fundamental. Así, cuando te des cuenta, habrás ahorrado bastante.

La pregunta constante es, ¿cuánto se debe tener el fondo de emergencia? La CONDUSEF (Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros) recomienda tener guardado en el fondo de emergencia de tres a seis meses de tu salario. Esto es para sanear los imprevistos que puedan ocurrir.

Poco a poco sigue los pasos para generar un fondo de emergencia. Ante los imprevistos, es mejor estar preparado.

Finanzas personales

Las desventajas de utilizar dinero en efectivo

El uso de dinero en efectivo es una práctica muy común en México. De acuerdo al reporte Trabajo de investigación y recomendaciones sobre las condiciones de competencia en el sector financiero y sus mercados, elaborado por la Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE) en 2014, alrededor del 70% de las transacciones comerciales que se hacen en México utilizan dinero en efectivo. Esto se debe, principalmente, a que no todos los mexicanos cuentan con la facilidad de tener tarjetas de crédito, o bien no confían en ellas. Sin embargo, es importante hacer notar que utilizar tarjetas de crédito, débito, hacer transferencias interbancarias y utilizar otros medios de pago que no sean el uso de efectivo son, mucha veces, más seguras y confiables que pagar en efectivo. Aquí están las desventajas de utilizar dinero en efectivo.

  • Antes que nada, y más en los tiempos que vivimos, la inseguridad es la gran desventaja de utilizar dinero en efectivo. Estamos expuestos a un robo y es algo que no se puede recuperar. No vale la pena pasar por un susto debido a que traemos dinero en efectivo. Cuando una persona trae dinero en efectivo tiende a llamar la atención, principalmente de las personas que tienen la intención de robar. Fácilmente se puede notar si trae cantidades grandes de dinero. Aparte de que es incómodo traerlo. La recomendación es evitarlo, y si lo debe llevar, tenerlo distribuido en diferentes partes del cuerpo para que no sea tan notorio.
  • “El dinero se me desaparece de las manos.” ¿Cuántas veces has dicho esto? El dinero en efectivo rápidamente es gastado y muchas veces se va en pequeñas cosas sin saber cómo fue que sucedió. El dinero en efectivo no permite llevar un control de los gastos, a menos que anotemos en una libreta cada peso que gastamos y, seamos honestos, no lo hacemos. En cambio, al utilizar tarjetas de crédito o débito, o hacer transferencias, conocemos perfectamente nuestra situación financiera. De esta forma tenemos el control y sabemos cuánto gastar y cómo gastarlo.
  • El dinero es falsificable. Sí, muchas veces recibimos un billete falso y perdemos ese dinero. Nada ni nadie puede reponer la cantidad de dinero de un billete falso. ¡Aguas con esto!
  • Por otro lado, si eres de las personas que gusta comprar en línea por ser fácil, cómodo y eficiente, entonces necesitas una tarjeta de crédito. El dinero en efectivo no te permite comprar en línea.
  • Y por último, al utilizar dinero en efectivo y no utilizar una tarjeta de crédito, no creamos un historial crediticio. El historial crediticio es necesario cuando quieres pedir un préstamo al banco o quieres entrarle a un crédito hipotecario o a la compra de un coche. ¿Cómo comprueban que eres una persona fiable para pagar las deudas? Es importante tener un historial crediticio limpio.

Estas son las desventajas de utilizar dinero en efectivo. Te recomendamos que uses tarjetas de crédito o débito. Aparte de ayudarte a crear tu historial crediticio, te facilita la vida: puedes hacer transferencias, controlar los gastos y evitar robos sin que se pueda recuperar el dinero.

Finanzas personales

Cuál crédito te conviene para este regreso a clases

Ya viene el regreso a clases y con ello una serie de gastos que nos pueden meter en serios problemas. Se deben comprar útiles escolares, uniformes, artículos de papelería y se deben pagar las colegiaturas. Todo esto hace que nuestro bolsillo se desinfle un poco y tengamos que buscar otras opciones para encontrar una solución a nuestra economía. Aquí te damos recomendaciones de cuál crédito te conviene para este regreso a clases, que ayude a tu economía y no haga que te descapitalices en el futuro.

Buscar créditos es una de las opciones más viables, rápidas y efectivas que existen. Pero ten cuidado con la que eliges. Te recomendamos que analices bien qué cantidad necesitas y por cuánto tiempo tendrás que pagar el crédito. La Ley para la Transparencia y el Ordenamiento de los Servicios Financieros (LTOSF) te ayuda a que los créditos que contrates sean los más claros posibles, pues obliga a quienes otorgan crédito a publicar el CAT (Costo Anual Total) y publicar las tasas de interés en términos anuales. Asimismo, no deben cobrar intereses por anticipado, también deben publicar el registro de comisiones y contratos en el Banco de México y en la CONDUSEF respectivamente, y deben respetar que si el vencimiento de algún pago es en un día inhábil bancario, éste debe aceptarse al día siguiente sin penalidad. Cuando pidas un crédito revisa que se cumpla lo anterior.

Por otro lado, existen opciones alternativas para el fondeo de crédito que no requieren de largos trámites, y que permiten que prestamistas transfieran fondos a una cuenta donde personas que necesitan dinero solicitan préstamos, logrando un trato casi directo entre prestamista y solicitante, a tasas muy bajas, con eficacia y rapidez.

Cómo obtener un crédito

Por lo general, la forma más rápida de obtener un crédito es utilizando las tarjetas de crédito. Sí, suena redundante pero es la forma de pago que te soluciona el problema rápidamente. Utilizar tarjetas de crédito no es malo, si haces bien tus cuentas y no te endeudas más de lo que puedes pagar cada mes, y si no te embarcas en un crédito donde el interés es altísimo. En México, los intereses de las tarjetas pueden variar, desde el 12% al 99%. Es altamente recomendable que verifiques bien cuál es la tasa de interés de la tarjeta que planeas usar. Chécalo con el Costo Anual Total (CAT) y elige el CAT más bajo. De acuerdo al Reglamento de la Ley Federal de Protección al Consumidor, en el Artículo 6, se establece que todas las instituciones financieras deben publicar el porcentaje del CAT. El CAT, en dicho Artículo, se define como: “El Costo Anual Total es el costo de financiamiento que para fines informativos y de comparación, incorpora la totalidad de los costos y gastos del crédito. El referido Costo Anual Total se calculará utilizando la metodología establecida por el Banco de México para el tipo de crédito de que se trate, vigente en la fecha del cálculo respectivo.” Revisa bien el CAT. No pagues más de lo que debes pagar. Otra opción que te ofrecen las tarjetas de crédito es la compra de artículos a meses sin intereses. En este regreso a clases, aprovéchala, pero sin abusar. A veces esto conlleva a una fuga de capital importante.

Otra forma de crédito es pedir préstamos personales o de nómina en la empresa donde trabajas. Haz bien tus cuentas, revisa tu presupuesto mensual y a partir de ahí decide qué cantidad te pueden prestar. Revisa cuáles son las condiciones para el préstamo y la tasa de interés. Por lo general, cada mes o quincena, te descuentan una cierta cantidad para ir pagando la deuda. Toma el crédito pero no te descapitalices.

Los bancos también ofrecen préstamos. Te piden una serie de requisitos para obtener el crédito y esto conlleva tiempo. Planea desde antes pedir el préstamo, para que no te ganen las carreras. Revisa los diferentes préstamos que hace cada institución bancaria y elige la que más te convenga. Todo se resume al interés más bajo, a las facilidades de pago y al tiempo que debes pagarlo.

Otra opción muy viable es la de un fondo colectivo o crowdfunding. En él, un grupo de personas prestamistas se juntan para prestar dinero a personas que piden el préstamo, a intereses muy bajos y justos. Ésta es una excelente opción para obtener un crédito.

Elegir el crédito más conveniente para este regreso a clases requiere de tu total atención y análisis. Analiza tu presupuesto, revisa cuál es la cantidad de dinero que necesitas y con base en esto elige lo más adecuado para tus necesidades. No dejes que el regreso a clases te descapitalice.

Finanzas personales

Los mitos sobre el dinero más comunes

Los mitos sobre el dinero más comunes, así como las leyendas urbanas, pueden detenerte en el camino a generar riqueza. Conoce cuáles son.

La realidad es que muchas de las actividades que realizamos en el día a día son resultado del dinero. Piensa un poco, por ejemplo, en algo tan simple como subirte al transporte, necesitas dinero para poder abordarlo; comprar la despensa, en fin un sin número de cosas que podríamos enlistar en el artículo.

Entonces ¿por qué algo que es tan importante, es tan complicado de manejar? Tal vez ése sería el primer mito, que es difícil; la verdad es que lo hacemos difícil al no planear. Aquí te tenemos algunos que seguro habrás escuchado.

 

  1. Es mejor gastarlo que ahorrarlo. Gracias a esa frase de “nada me voy a llevar, mejor lo disfruto ahora”, es que los mexicanos tenemos serios problemas de endeudamiento. Ello nos lleva a no tener un respaldo ante una eventualidad y, a un futuro muy lejano, ser pobres y viejos porque no ahorramos para esta etapa en la que ya no podemos trabajar.
  2. No hay forma de planear los gastos. Este mito más bien parece una forma de autoconvencimiento para comprar lo primero que se te viene a la mente. Por supuesto que hay manera de llevar una planeación, pero ello no es posible si no tienes la convicción, te esfuerzas y eres disciplinado.
  3. El dinero va y viene. Esta frase desmorona todo el esfuerzo que pusiste en ganar ese dinero. La verdad es que tarda mucho en llegar y por eso siempre te estás tronando los dedos a unos días de la quincena, porque como va y viene, tú preferiste que se fuera, aunque no sabes con certeza cuándo regresará y ahí está el problema.
  4. Con más dinero estaré mejor. Es casi un hecho comprobado científicamente que entre más dinero tienes más gastos realizas, así que aunque tengas tres ingresos, no podrás tener un control de tu dinero si no lo mantienes en tu bolsa. Esa es una frase que alguna vez se le escuché decir a Sonia Sánchez Escuer, especialista en finanzas personales. Recuerda lo que también dice Gianco Abundiz, otro de los expertos en finanzas: no es más rico el que tiene más, sino el que sabe gastar.
  5. Sólo los ricos pueden ahorrar. La realidad es que no, tú puedes ahorrar incluso antes de que te gastes el dinero que traes en la bolsa. Puedes ahorrar tratando de no tener todas las lámparas prendidas de tu casa, no malgastando el agua, apagando los aparatos que no utilices, como la televisión. Además de ello tener entre tus prioridades el ahorro te ayudará, no es tan difícil ni cosa de ricos.

No dejes que las creencias impidan que logres tus objetivos, entre ellos ser mejor administrado, tus finanzas personales te lo agradecerán, tendrás estabilidad financiera y una mejor calidad de vida.