Préstamos en línea

Conoce sobre la banca por internet para un préstamo

Si ya estás familiarizado con el uso de la banca por internet, puede resultarte atractivo solicitar un préstamo por esta vía.

Sin embargo, antes de tomar una decisión, toma en cuenta que para los préstamos por internet va de por medio el acuerdo entre el solicitante y la institución a través de un contrato, por lo que aquí te decimos todo lo que tienes que saber antes de dar clic y aceptar un crédito a través de esta vía.

  1. ¿Lo necesitas?

Antes de aceptar cualquier tipo de crédito, sea por el medio que sea, en un cajero automático, banca en línea o página de internet, pregúntate si realmente lo necesitas.

Puede resultarte muy tentador aceptar un préstamo por 20 mil pesos que te ofrece alguna institución a través de una ventana pop up mientras estás navegando en internet. Pero si ni siquiera lo necesitas, cómo para qué vas a ingresar datos y meterte a páginas desconocidas.

  1. A quién se lo pides

Respecto al punto anterior, cada vez son más las empresas que aprovechan el uso del internet y la tecnología para ofrecer una gran cantidad de productos y servicios, entre ellos, servicios financieros como el otorgamiento de préstamos.

Sin embargo, antes de dar “aceptar”, investiga con quién estás a punto de contratar y evita compartir tus datos con personas o empresas desconocidas. Recuerda que es muy importante cuidar tu información a través del manejo que hagas de ella también en la red.

  1. Intereses y comisiones

Pregunta, lee e investiga todo lo que esté relacionado con lo que te costará el crédito que estás a punto de aceptar. En muchas ocasiones te ofrecen un Costo Anual Total (CAT) en la carátula del contrato o en el anuncio de internet de 25 por ciento, por ejemplo, pero cuando lees el contrato con detenimiento te das cuenta que hay otros gastos relacionados con ese préstamo que pueden elevar considerablemente su costo.

  1. Condiciones

Es muy importante que te fijes en qué te están pidiendo a cambio del crédito. Si la entidad te cobra gastos por la gestión del préstamo, éstos deberán ser cobrados al momento de que se te realice el depósito y no tienes que dar anticipos por un crédito que todavía ni recibes.

  1. Pagos y penalizaciones

Entérate en cuánto te quedan los pagos y si estos serán mensuales o quincenales; así cómo cuánto deberás pagar si es que decides terminar de pagar tu crédito por anticipado.

Quizá la necesidad de tener el préstamo sea muy alta, pero revisar estos aspectos no te llevará mucho tiempo y puede hacer una diferencia a tu bolsillo respecto al crédito que estás a punto de contratar.

Préstamos en línea

¿Vas a usar la banca por internet para un préstamo?

Si ya estás familiarizado con el uso de la banca por internet, puede resultarte atractivo solicitar un préstamo por esta vía.

Sin embargo, antes de tomar una decisión, toma en cuenta que para los préstamos por internet va de por medio el acuerdo entre el solicitante y la institución a través de un contrato, por lo que aquí te decimos todo lo que tienes que saber antes de dar clic y aceptar un crédito a través de esta vía.

  1. ¿Lo necesitas?

Antes de aceptar cualquier tipo de crédito, sea por el medio que sea, en un cajero automático, banca en línea o página de internet, pregúntate si realmente lo necesitas.

Puede resultarte muy tentador aceptar un préstamo por 20 mil pesos que te ofrece alguna institución a través de una ventana pop up mientras estás navegando en internet. Pero si ni siquiera lo necesitas, cómo para qué vas a ingresar datos y meterte a páginas desconocidas.

  1. A quién se lo pides

Respecto al punto anterior, cada vez son más las empresas que aprovechan el uso del internet y la tecnología para ofrecer una gran cantidad de productos y servicios, entre ellos, servicios financieros como el otorgamiento de préstamos.

Sin embargo, antes de dar “aceptar”, investiga con quién estás a punto de contratar y evita compartir tus datos con personas o empresas desconocidas. Recuerda que es muy importante cuidar tu información a través del manejo que hagas de ella también en la red.

  1. Intereses y comisiones

Pregunta, lee e investiga todo lo que esté relacionado con lo que te costará el crédito que estás a punto de aceptar. En muchas ocasiones te ofrecen un Costo Anual Total (CAT) en la carátula del contrato o en el anuncio de internet de 25 por ciento, por ejemplo, pero cuando lees el contrato con detenimiento te das cuenta que hay otros gastos relacionados con ese préstamo que pueden elevar considerablemente su costo.

  1. Condiciones

Es muy importante que te fijes en qué te están pidiendo a cambio del crédito. Si la entidad te cobra gastos por la gestión del préstamo, éstos deberán ser cobrados al momento de que se te realice el depósito y no tienes que dar anticipos por un crédito que todavía ni recibes.

  1. Pagos y penalizaciones

Entérate en cuánto te quedan los pagos y si estos serán mensuales o quincenales; así cómo cuánto deberás pagar si es que decides terminar de pagar tu crédito por anticipado.

Quizá la necesidad de tener el préstamo sea muy alta, pero revisar estos aspectos no te llevará mucho tiempo y puede hacer una diferencia a tu bolsillo respecto al crédito que estás a punto de contratar.

 

Pin It on Pinterest