Educación Financiera, Finanzas personales

¿Qué es el pago mínimo de una tarjeta de crédito?

El pago mínimo es la cantidad más pequeña requerida por tu banco para mantener tu crédito vigente y no reportarte con mora al Buró. Este monto viene en tu estado de cuenta.

Sin embargo, si sólo realizas este pago cada mes puedes tardar décadas en liquidar tu deuda. Se recomienda utilizarlo en ciertas ocasiones.

Te compartimos algunos datos para usar el pago mínimo a tu favor y qué puedes hacer para evitar los altos intereses.

El pago mínimo es ¿una trampa?

En 2013 la Condusef emitió una modificación en el método para calcular el pago mínimo:

  1. El equivalente al 1.25% del límite de la línea de crédito.
  2. 1.5% del saldo adeudado, más los intereses del periodo, más IVA.

Según el método que resulte en un monto mayor será el utilizado para el cálculo.

En la mayoría de los casos el pago mínimo se determina con el segundo método.

Esto quiere decir que por disposición oficial cuando menos el 1.5% de tu pago mínimo será destinado al pago de capital. Los bancos pueden destinar un monto mayor para ayudarte más rápido, pero no es muy distinto al establecido por la Condusef.

Imagina que debes 10 mil pesos y el mínimo a pagar es $250 pesos, de los cuales el 5% es para el pago de capital. Tardarás 80 meses ó 6.6 años en terminar. ¿Parece un poco descabellado no?

Condusef publicó una calculadora de pagos mínimos en su sitio web que te ayudará con tus deudas.

Consejos para utilizar el pago mínimo a tu favor

1 – Sólo en casos de emergencia

Paga el mínimo para no afectar tu historial y evitar los intereses moratorios únicamente si tienes algún imprevisto que te impida cubrir el pago completo de tu mensualidad.

2 – Conoce el porcentaje de tu pago mínimo

Averigua con tu banco qué porcentaje de tu pago mínimo será para el pago de capital. Te permitirá tener un mejor panorama sobre tus deudas.

3 – Paga más del mínimo

Realiza tus pagos completos cada mes, incluso el total de tu deuda. Esto evitará los altos intereses, comisiones y recargos.

Reestructura tu deuda

Si tus deudas son demasiado altas que ya no te queda otra opción más que pagar los mínimos te recomendamos refinanciar tu deuda con otro crédito más barato, a menor tasa anual.

Puede ser a través de un banco o alguna institución que te permita liquidar el total de tu deuda y pagar cómodamente con un monto igual o menor a tu pago mínimo.

Antes de recurrir a esta medida debes saber cuanto tiempo te tomará liquidar tu deuda con los pagos mínimos y la tasa de interés anual de la tarjeta.

Toma en cuenta que el nuevo crédito debe permitirte pagar tu deuda en menos tiempo al que tardarías con tu banco, y con pagos mensuales iguales o menores a los que realizas actualmente.

Conclusión

El pago mínimo es un recurso para casos de emergencia que te permite mantener vigente tu crédito. Si recurres a este instrumento por que no puedes pagar más lo mejor que puedes hacer es refinanciar tu deuda antes de caer en impago. Una vez que eso pasa será más difícil que puedas obtener un financiamiento más barato para salir de las deudas.

 

 

¿Ya conoces Prestadero?

Financiamiento

Cómo utilizar la tarjeta de crédito de manera inteligente

No hay que satanizar el uso del crédito, sólo tienes que aprender a cómo utilizar la tarjeta de crédito de manera inteligente, por eso te recomendamos leer lo siguiente.

Primero que nada debes tener en cuenta que la tarjeta de crédito no es una extensión de tus ingresos, es un financiamiento que tarde o temprano tendrás que pagar, por lo cual es necesario que priorices tus compras; no lo tomes como un deporte favorito, porque entonces sí se convertirá en el diablo del que todos hablan.

Cómo utilizar la tarjeta de crédito de manera inteligente

1. Sé totalero: la forma más efectiva de utilizar tu plástico es convertirte en totalero, ello quiere decir que pagues la totalidad de las compras realizadas en un mes. Así evitarás los intereses, mantendrás un buen historial y tus ingresos no se verán comprometidos. Esto aplica sobre todo cuando pretendes utilizar este tipo de financiamiento para cosas como hacer el super; lo más importante es que lo liquides en tu fecha de pago.

2. Paga más del mínimo: en caso de no ser totalero, es importante que consideres pagar más del doble del mínimo que te solicita tu banco, ya que pagando sólo el mínimo de la deuda, ésta puede extenderse hasta por 10 años, de acuerdo con datos de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Y es que la mayoría de lo que pagas con sólo el mínimo, se va a intereses. De esta manera el capital se reducirá muy poco, así que tómalo en cuenta y haz un esfuerzo por pagar por lo menos el doble de lo que te pide la institución financiera para abonarle más al capital.

3. Modera tus compras a meses: te encuentras con la maravillosa oferta de 80 meses sin intereses y te parece una ganga porque el pago que tendrás que hacer es muy pequeño, razón por la que comienzas a realizar otras compras.

¿El resultado? Al mes tendrás que pagar lo que hubieras pagado de contado en una de tus adquisiciones y lo peor de todo es que tus ingresos estarán comprometidos con esos 80 meses.

Es muy fácil caer en este tipo de situaciones, sobre todo porque la idea es que te enganches al ver el letrero de “Meses sin intereses” más grande de toda la tienda. La recomendación es pensar qué comprar y qué no a meses sin intereses.

Los expertos recomiendan que sólo compres bajo esta modalidad bienes duraderos, ello para que la deuda no dure más que el artículo, es decir, puedes comprar aparatos electrónicos o línea blanca. Además, considera un plazo no mayor al año, precisamente para que tus ingresos no estén comprometidos tanto tiempo.

4. Considera tus compras a plazos: un error común de las personas que se han endeudado es pagar sólo el mínimo que indica su estado de cuenta sin considerar sus compras a plazos. Hoy el Banco de México solicitó a los bancos que pongan el pago mínimo y el pago mínimo más las compras a plazos para que no haya confusión.

El crédito es un excelente aliado para ti. Aprende a utilizarlo y olvídate de las deudas eternas o impagables por perder el control y no llevar en orden tus gastos y tus préstamos personales.

Pin It on Pinterest