Cómo Administrar mi Dinero, Finanzas personales

Mejora tu Historial Crediticio este Inicio de Año

¡Bienvenido 2020!

Seguramente tienes muchos  planes y propósitos de año nuevo por cumplir y también es muy probable que te hayas excedido un poquito en tus gastos de fin de año, ¿me equivoco?

Si la respuesta es que tus deudas se han incrementado, entonces es tiempo de tomar un respiro profundo, poner orden y mejorar tu historial crediticio después de estas fiestas decembrinas.

  1. Revisa a quién o quiénes les debes y los montos exactos 
  2. Considerando el monto de tu deuda, revisa de cuánto es tu pago mensual
  3. Elabora tu plan financiero para que sepas exactamente en qué o cómo tienes que distribuir tu dinero. Te decimos cómo en este blog 👉🏼 “Presupuesto Personal para Mejorar tus Finanzas”

Cuidado ⚠️ Aunque encuentres rebajas muy buenas en este mes, no te dejes tentar por ellas ya que podrían empeorar tu situación y ¡OJO! Procura NO utilizar tu tarjeta de crédito hasta que tu deuda sea menor.

Si sientes que se complicará pagar tus deudas y esto te puede dejar una mancha en tu historial crediticio, elige una sola sobre la cuál enforcarte. Una vez que la hayas liquidado, puedes utilizar ese dinero para abonar al siguiente crédito por liquidar. Si este es tu plan, conoce el método “Bola de Nieve” en nuestro blog 👉🏼 “De la teoría de Resolver Deudas a la Práctica”

No descartes la posibilidad de pagar tu deuda con otra, sobre todo si vas al corriente con tus pagos ya que podrías encontrar una muy buena opción en la que salgas ganando    O también por ejemplo, si ya liquidaste alguna y aún te faltan otras por liquidar, es una buena opción consolidar tus deudas. En esta entrada de nuestro blog, te explicamos más sobre 👉🏼 “Consolidación de Deudas”

Ahora ya lo sabes. Sigue estas recomendaciones para mejorar tu historial crediticio y tener un excelente inicio de año además de mantenerte así durante todo el 2020. 

Todo el Equipo de Prestadero te desea un Excelente Año

Educación Financiera, Finanzas personales

Buró de Crédito: Es momento de perderle el miedo

 

“Estoy en Buró de Crédito”

Es una frase muy común con la que nos encontramos como empresa financiera al momento de que nos solicitan información sobre los préstamos. Existe una creencia negativa de que estar en Buró de Crédito es como si una maldición cayera sobre nosotros.

Comencemos por aclarar que el Buró de Crédito NO es una lista negra en la que se boletinan a los deudores. La realidad es que desde el primer momento en que solicitamos un crédito, nuestro historial comienza a registrarse.

¿Le prestarías dinero a cualquiera?

La respuesta es que sólo le prestarías a alguien a quien conoces y en quién confías, o de quién tienes información suficiente. Entonces, podemos ir comprendiendo la lógica de que exista una institución independiente de las instituciones financieras, comerciales y gubernamentales, que concentra la información crediticia referente al comportamiento que tanto personas físicas como morales, han tenido respecto a sus créditos.

Aparecer en Buró de Crédito no es malo, es aquí donde se concentra el historial de tus tarjetas de crédito, tarjetas departamentales, planes telefónicos, televisión de paga, crédito hipotecario o automotriz. La forma en cómo pagas tus créditos y/o los  atrasos que tienes o tuviste, se encuentran registrados aquí ya que las instituciones financieras reportan tu actividad cada mes.

El diagnóstico de tu situación crediticia

Así como cuando acudes al doctor es necesario te realice un diagnóstico, el Buró de Crédito permite a las empresas otorgantes de créditos conocer cómo se encuentra la situación del solicitante.  

Se toma en cuenta toda la información que se encuentra en tu Buró, junto con la información personal que se te solicita y las políticas de la empresa, para determinar el riesgo y tomar la decisión de otorgar o no un préstamo.

No creas todo lo que se dice

Existen mitos urbanos que lo único que han logrado es hacer que las personas no confíen en el Buró de Crédito.

Uno de esos mitos es que el Buró de Crédito es quien aprueba los créditos solicitados, esto es mentira, ya que la institución otorgante es la que determina si se aprueba o no un crédito.

Otro mito es que al estar en Buró de Crédito, ya no te darán un crédito. Eso va a depender directamente de tu historial crediticio, ya que si es sano, tienes posibilidades de obtener financiamientos y/o de aumentar tu línea de crédito actual.

Tampoco creas lo que dicen acerca de que se viola la confidencialidad de las personas y empresas, ya que no cualquiera puede revisar la información que se tiene en Buró de Crédito pues, no puede ser consultada sin previa autorización de la persona o empresa.

Te recomendamos que solicites tu reporte de crédito, por ley tienes derecho a realizar una solicitud gratuita una vez cada 12 meses. Puedes ingresar a la página de Buró de Crédito aquí.

 

Te invitamos a leer también Crowdfunding: El despertar del financiamiento colectivo

 

Fondeo Colectivo

Por qué se rechazó tu solicitud de crédito

Si solicitaste un crédito y fue rechazado este post es para ti. Aquí te explicamos las posibles causas y qué puedes hacer para corregirlo. La intención es ayudarte a tener unas finanzas personales más sanas.

Score insuficiente

Todas las instituciones otorgantes de crédito pueden ver un score que te otorga el Buró de Crédito cuando se consulta tu historial. Este dato te lo asigna Buró con base en el comportamiento de tus préstamos o tarjetas. En Prestadero es importante que este número no sea menor a 655. El 95% de las solicitudes son rechazadas por este motivo.

El score bajo es consecuencia de otros factores, por mencionar algunos:

  • Pagos atrasados en tus créditos.
  • Pagos irregulares.
  • Poca antigüedad del historial.

En los siguientes párrafos abordaremos las distintas causas por las cuales rechazamos un crédito.

Uno o más pagos atrasados

Tener un sólo pago atrasado es suficiente para rechazar una solicitud; esto no necesariamente reduce tu score por debajo de 655.

Somos muy estrictos con los requisitos ya que no es dinero de nosotros sino de nuestros prestamistas, y tenemos el deber de disminuir el riesgo de pérdida para ellos lo más que se pueda.

La manera de contrarrestar este dato negativo en tu historial es regularizando tu crédito con pagos puntuales, de preferencia con pagos superiores al mínimo.

Pagos irregulares

Si eres de los que se atrasa constantemente y luego se regulariza este es otro motivo de rechazo, ya que los pagos irregulares suelen anticipar que en cualquier momento el solicitante va caer en mora.

Demasiadas consultas de tu historial

Solicitar un crédito en distintas instituciones al mismo tiempo es un indicador de riesgo. Por lo general suele ser síntoma de una persona que no tiene dinero y está desesperada por conseguir un crédito para cubrir sus compromisos, o bien que puede tratarse de un fraude.

También es un signo muy común en jóvenes que recién inician su carrera profesional y tienen su primer empleo. Es un error común que suele dejarlos endeudados y en ocasiones con compromisos casi imposibles de pagar.

Ingresos insuficientes

Otra razón por la cual se rechazan los créditos es por qué la persona, a pesar de tener buen historial, no cuenta con ingresos suficientes para asumir la deuda. Dicho de otra forma: tiene demasiados compromisos que tal vez no le alcanza su salario/ingreso para pagar el crédito que está solicitando.

Sin comprobantes de ingresos

Finalmente, otra causa es la falta de comprobantes de ingresos. Si bien podemos recibir declaraciones fiscales y cartas patronales, lo que realmente tomamos en cuenta como testigo de tus ingresos son los flujos de efectivo en tu cuenta bancaria.

Si recibes dinero en efectivo te conviene depositarlos en una cuenta de banco: creas un registro de tus ganancias y ya sea con Prestadero o alguna otra institución te abres las puertas al financiamiento para propósitos más grandes como un coche o una casa.

Poca antigüedad de tu historial

Al menos en Prestadero es necesario tener 2 años de registro en Buró de Crédito con pagos puntuales. Esto refleja responsabilidad y capacidad de pago con tus compromisos financieros. Los usuarios cuyo historial es inferior a ese tiempo deben esperar un poco más y seguir constantes con sus pagos. Al igual que en el párrafo anterior: esto les permitirá acceder a créditos con mejores condiciones como tasas más bajas.

Escríbenos

Si tienes alguna duda sobre tu solicitud escríbenos a través de nuestro formulario y con mucho gusto revisaremos tu caso.

Educación Financiera

¿Cómo interpretar tu Reporte de Crédito Especial?

La mayoría de las veces, cuando escuchamos Buró de Crédito entramos en pánico porque creemos que es algo parecido a la lista negra, que únicamente la gente que tiene atrasos en los pagos de sus créditos, líneas telefónicas o de cable están ahí; y todavía es peor cuando tu ejecutivo de cuenta bancario te recomienda solicitar tu Reporte de Crédito Especial para checar tus créditos y el estatus de cada uno de ellos, ya que lo primero que se nos viene a la mente es, ¿para qué si ni le entiendo?, ¡me están hablando en chino!, y peor aún, ¡de qué me sirve tener esa información!

Bueno pues, precisamente hoy platicaremos de esta útil herramienta que pocos conocen y saben interpretar.

Lo primero que debes saber es que tu Reporte de Crédito Especial está conformado por 6 apartados, los cuales te aportan información valiosa, la cual es de suma importancia entender. Vamos con cada uno de ellos.

1. Datos generales
Aquí encuentras tu nombre completo, fecha de nacimiento y RFC. Es muy importante que revises que la información sea correcta, ya que algún error en estos datos podría impedirte solicitar un crédito.

2. Domicilios reportados
Incluyen de casa y trabajo. Si en algún momento llegas a notar alguno que no conoces es súper importante que levantes una reclamación, ya que puede ser un indicio de robo de identidad.

3. Mensajes
En caso de que tengas una inconsistencia en alguna parte de tu reporte y esté en proceso de aclaración, aquí es donde aparecerá esa información.

4. Resumen de créditos
Llegamos a uno de los puntos clave del reporte. En este apartado encontrarás todas las líneas de crédito que tienes ACTIVAS y CERRADAS. Esto es súper importante que lo aclaremos, porque muchas personas creen que por haber liquidado una tarjeta de crédito, ésta desaparecerá del historial inmediatamente y no es así. La única diferencia es que aparecerá como “cerrado”, pero seguirá siendo parte de tu historial crediticio.

¿Qué información integra este apartado?

En primer lugar encontrarás el nombre de la institución que te otorgó la línea de crédito. Puede ser un banco, una financiera, una compañía telefónica o de cable. Abajo del nombre viene la última fecha de actualización de los datos, normalmente aparece mes y año.

Imagen1

Posteriormente encontrarás el número de crédito, de tarjeta o de contrato; el tipo de crédito que es, si se encuentra activo o cerrado y lo más importante, el comportamiento de ese crédito. Tenemos 3 iconos para calificar ese comportamiento:

Imagen2

1. Detalle de los créditos

¡Llegamos al punto que a todos nos interesa! Ahora sí podemos revisar con “puntos y comas” cada uno de nuestros créditos.

Si te fijas encontrarás que están divididos en Bancarios y No Bancarios. Lo primero que aparece es nuevamente el nombre del otorgante y los detalles del crédito; le sigue la fecha en que se adquirió, la fecha del último pago, la fecha de cierre si es que ya no se encuentra activo, el tipo de moneda en la que está el crédito, el límite de crédito, crédito máximo, el saldo que se debe al momento de la consulta, el monto del pago mensual que tienes que hacer y finalmente, lo que a la mayoría nos preocupa: EL HISTÓRICO DE PAGOS, el cual contiene un resumen del comportamiento de tus pagos de hasta 24 meses. Esta información la entregan directamente los otorgantes de crédito.

Imagen3

Justo arriba de esta sección viene explicado el significado de cada número para que puedas saber con exactitud cuántos días de atraso tiene la cuenta.

Tal vez estos sean los puntos más importantes del reporte, ya que es en lo que se fijan los otorgantes de crédito para decidir si te prestan o no.

2. Detalle de consultas

Este es otro punto clave, ya que aquí te puedes dar cuenta de quiénes han consultado tu historial crediticio e identificar si alguien a quien no le diste tu consentimiento lo hizo.

Se detalla el nombre de los otorgantes de crédito que han consultado tu reporte en los últimos 24 meses, la fecha de consulta, su dirección y teléfono.

Ahora ya tienes todas las herramientas en la mano para que la próxima vez que solicites tu Reporte de Crédito Especial nadie te invente cosas y tengas la plena seguridad de estar entendiendo la información que viene ahí detallada.

También puedes descargar el instructivo para interpretar el Reporte de Crédito Especial

Este post es una colaboración de Buró de Crédito.  Visita su blog.

Síguelos en sus redes sociales: Facebook, Twitter, Google+

Financiamiento

Cuida tus datos, ¡pueden sacar un préstamo a tu nombre!

Ten mucho cuidado con quién compartes tus datos personales, pues incluso podrías toparte con alguien que utilizó tu información para sacar un préstamo a tu nombre.

Si bien la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de Particulares pretende brindar mayor certeza a los usuarios que comparten su información a través de diferentes canales, es importante que también des seguimiento y evites caer en una trampa.

Con frecuencia, hasta en un restaurante es posible que compartas datos básicos como tu nombre, dirección, fecha de nacimiento y correo electrónico, pero siempre asegúrate de que la empresa no pueda compartir estos datos con otros proveedores de bienes y servicios.

Por ello, a la par es importante que te mantengas al tanto sobre tu historial crediticio, ya que el Buró de Crédito es el lugar al que se enviará toda la información de los créditos que tengas contratados, así que cualquier sorpresa de este tipo puede ser evitada.

Apóyate en el Reporte de Crédito Especial

Se trata de un documento que concentra la información de todos los préstamos que tienes contratados y que es emitido por el Buró de Crédito.

Tienes derecho a acceder a él cada año de manera gratuita y si requieres una consulta adicional tendrá un costo aproximado de no más de 200 pesos.

Solicitarlo y aprovechar este beneficio que te brinda el Buró de Crédito te da la oportunidad de que te enteres si alguien que tú no autorizaste está consultando tu historial e incluso el que tengas activo un préstamo que tú no solicitaste.

Según lo ha advertido la propia Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), existen personas que se dan cuenta de que alguien solicitó un préstamo a su nombre cuando van a pedir un nuevo crédito y les es negado por un mal historial crediticio.

La persona, sin saber de qué le hablan, se pone a investigar la situación y llega al Buró de Crédito, en donde a través del Reporte de Crédito Especial se dará cuenta de que tiene un crédito que no solicitó y que en determinada fecha, la institución consultó su Buró.

Ante una situación como ésta, es posible que una persona ni se entere hasta que vaya a solicitar una tarjeta de crédito o cualquier otro tipo de préstamo, pero en el peor de los casos puede caer en cuenta de esto cuando comiencen las llamadas de los despachos de cobranza solicitándole el pago de un préstamo que nunca solicitó.

Por esto, es de vital importancia que cuides tus datos personales y sólo los compartas cuando la empresa tenga una política de seguridad con éstos. De esta manera, te evitarás la sorpresa de que tienes una gran deuda porque alguien obtuvo un préstamo a tu nombre.

Educación Financiera

Cómo evitar que te clonen tu tarjeta de crédito

Un aspecto importante de la educación financiera es cuidar tu dinero, no sólo el que  manejas en efectivo, sino el uso que le das a través de los medios electrónicos, como podría ser la seguridad en el manejo de tu tarjeta de crédito.

Es por ello que te damos 15 recomendaciones infalibles para evitar convertirte en víctima de un fraude como podría ser la clonación de tu plástico.

1. Resguarda tu Número de Identificación Personal (NIP) y no lo compartas con  nadie. Se trata de una clave muy personal que de compartirla le estarías dando acceso a alguien más a tus cuentas. Así que evítalo.

2. No elijas una clave de NIP que sea fácil de identificar y si la vas a anotar en algún lado, no la lleves en la cartera junto a tu tarjeta de crédito, ya que en caso de pérdida o robo facilitas el que se pueda cometer algún delito en tu contra.

3. Lleva contigo sólo la tarjeta de crédito que vayas a utilizar ese día. Para garantizar un uso responsable del crédito, no uses más de dos plásticos. Si los tienes, no los lleves a todas partes a donde vayas.

4. Cuando utilices un cajero automático, asegúrate de que no haya ningún instrumento extraño con el que pudieran extraerte los datos de tu tarjeta de crédito.

5. No te confíes de aquella persona que te ofrece ayuda mientras estés por disponer de efectivo en el cajero automático.

6. No permitas que al momento de ingresar tu NIP alguien más esté observando tu operación justo detrás de ti.

7. Si el cajero no te regresa el plástico, cancela cualquier operación y de inmediato reporta al número de atención a clientes lo que acaba de ocurrir. Memoriza el número de atención telefónica de tu tarjeta de crédito

8. Al momento de recibir tu nuevo plástico a domicilio, verifica que el sobre se encuentre completamente cerrado y no se haya violado ninguna medida de seguridad.

9. Después de realizar compras o pagar algún servicio, no te olvides de quedarte con los comprobantes, por lo menos hasta que te llegue el estado de cuenta y puedas confirmar que los cargos aplicados corresponden a tus compras.

10. Si tu tarjeta de crédito ya venció o la cancelaste, destrúyela antes de desecharla.

11. Cuando se trate del uso de tu tarjeta de crédito vía internet, accede siempre desde tu banco y no a través de hipervínculos o una ventana emergente, ni tampoco respondas ningún correo sospechoso en el que te soliciten información sobre tus cuentas bancarias.

12. Procura no realizar operaciones bancarias desde lugares públicos como un café internet.

13. No guardes las contraseñas de tus accesos en la computadora o dispositivo que utilices.

14. Realiza una consulta el Buró de Crédito por lo menos una vez al año para cerciorarte de que no se haya dado un uso fuera de lo común en alguna de tus cuentas.

15. Consulta tu saldo después de realizar determinadas compras y en caso de notar alguna irregularidad, repórtala inmediatamente a tu banco.

Usa estos consejos a tu favor para evitar sufrir una clonación de tu tarjeta de crédito.

 

Préstamos en línea

Lo que necesitas saber sobre cómo conseguir un préstamo de dinero

En México han comenzado a tomar mayor relevancia los financiamientos por internet, una alternativa de cómo conseguir un préstamo de dinero.

¿Qué necesitas para acceder a este tipo de préstamos?  

Básicamente dos cosas: un buen historial crediticio y capacidad para pagar el préstamo.

El historial crediticio es la llave que te abrirá la puerta a cualquier tipo de financiamiento. De ahí la importancia de que estés al tanto de pagar a tiempo todas las deudas que tengas con alguna entidad financiera o que pagues a tiempo servicios como telefonía móvil o televisión por cable, por ejemplo. Un retraso en el cumplimiento de estos pagos podrá comenzar a ensuciar tu historial, no se diga si el retraso es de más de 90 días.

¿Cómo saber de qué forma te han evaluado las instituciones financieras?

Puedes solicitar tu Reporte de Crédito Especial en el Buró de Crédito y así conocer qué perfil tienes. Si eres un buen pagador no tienes nada de qué preocuparte, así lo reflejará dicho reporte. Pero quizá eres buen pagador y encuentras una mala nota en tu informe, estás muy a tiempo de aclarar tu caso. Recuerda que tu historial es una tarjeta de presentación con el que le estás diciendo a la entidad con quien vas a contratar el crédito si eres un buen pagador o no.

En segundo lugar, tienes que demostrar tu capacidad para pagar el préstamo. Y es que aunque suene muy obvio, hay muchas personas que tienen un ingreso fijo pero que ya está completamente comprometido en el pago de otras deudas.

Por ejemplo, si ganas 10 mil pesos y al momento de hacer cuentas te quedan mil pesos al mes disponibles para pagar la reciente deuda que adquieras, no podrás acceder a un crédito que exceda esa capacidad de pago, ni siquiera por 100 o 500 pesos, pues ese excedente que no puedas pagar se vendrá haciendo como una bola de nieve que al final te complicará poder pagar el crédito.

De ahí la importancia de aprovechar herramientas con las que cuentan plataformas como la de Prestadero, en donde tú mismo puedes evaluar cuánto puedes pedir prestado según lo que puedas pagar y cuánto tendrás que hacer de un pago quincenal o mensual.

Asimismo, antes de solicitar el préstamo no olvides evaluar qué tanto puede ayudarte ese crédito a enfrentar alguna emergencia, salir de deudas o irte de vacaciones. Con un buen uso, esta alternativa te será una gran aliada, de lo contrario tendrás un problema más que resolver.

Educación Financiera

Cómo obtener el historial crediticio gratis por internet

Cómo obtener el historial crediticio gratis por internet

 

¿Sabes cómo te evalúan las instituciones de crédito? Con el historial crediticio gratis por internet puedes conocerlo de primera mano.

Un elemento de educación financiera básico es justamente conocer cómo te ven las entidades otorgantes de crédito, para ver de qué manera tú mismo te has abierto o cerrado la llave al financiamiento. En México existe un desconocimiento sobre cómo funciona el Buró de Crédito, que es el principal elemento que evalúa tu salud financiera, y creemos que estar en el Buró es algo malo.

El Buró de Crédito es la institución responsable de sistematizar y actualizar periódicamente millones de historiales crediticios en México. Entre sus funciones está ofrecer a las instituciones datos sobre el futuro acreditado que apoyen en la evaluación del riesgo y faciliten la toma de decisiones en el otorgamiento de los préstamos.

Así que, si eres una persona que cuenta con algún tipo de crédito, ya sea con los bancos, con alguna tienda departamental o de autoservicio, e incluso tienes un contrato con alguna compañía de telefonía celular o fija, seguramente estás en el Buró de Crédito.

Lo importante en cualquiera de estos casos no es que formes parte del Buró, sino que lo mantengas libre de malas notas porque esa será la clave para que accedas a nuevos préstamos y con mejores condiciones. Recuerda que mantener un historial sano es tu “tarjeta de presentación” ante las instituciones y compañías que a través de este mecanismo de adquisición de bienes o servicios te permite contar con ellos sin pagarlos de contado.

Por ejemplo, si tú has sido una persona puntual en el pago de sus tarjetas de crédito, seguramente podrás acceder a un préstamo automotriz, a un personal y más adelante a un hipotecario porque a través del historial crediticio demuestras que tienes finanzas sanas y que eres una persona que cuida su salud financiera.

Ahora, ¿qué puedes hacer para consultar tu historial en Buró de Crédito de forma gratuita? El Reporte de Crédito Especial es un documento que puedes verificar sin costo cada 12 meses y si es antes de este tiempo tendrá un costo de 15 pesos.

Sólo basta con ingresar a la página de internet de Buró de Crédito, seleccionar el Reporte de Crédito Especial e ingresar todos tus datos.

Estar al tanto de cómo está tu historial crediticio te sirve para que siendo un pagador puntual, los datos se reflejen así y cuando vayas a acceder a un crédito no te pongan como obstáculo una mala nota en el Buró. Tener esta información actualizada equivale a tener un chequeo médico y conocer el estado de tu salud financiera.

Educación Financiera

Di no al crédito sin historial crediticio

Hay varios factores que pueden provocar que caigas cuando varias empresas te ofrecen algún crédito sin historial crediticio. Algunos de estos factores pueden ser el hecho de no tener un registro de préstamos con entidades financieras o tener malas notas en buró de crédito.

Pese a esto, es importante tener en cuenta que cuando una entidad financiera te ofrece un préstamo sin antes checar si tu capacidad de pago te da para ello, o si tienes otras deudas, el único perjudicado serás tú, esta puedes tomarla como tu primera lección en materia de educación financiera.

Sin la perspectiva que les da este documento a los otorgantes, podrían provocar que te sobreendeudes. ¿La razón? Además de conocer tu perfil como pagador, las firmas que solicitan la consulta de buró de crédito, como un requisito clave en el proceso de aceptación de un préstamo, también verifican cuántas deudas tienes y si tus ingresos te permiten pagarlas.

No siempre se niegan los créditos porque tengas un mal historial, sino porque la firma otorgante considera que tu capacidad de pago está muy reducida.

Por el contrario, una firma que te ofrece un préstamo sin consultar tu reporte especial de crédito no tendrá una perspectiva de lo que debes y si le podrás pagar, lo que generalmente representa un peligro para ti y tu equilibrio financiero.

En algunos casos no es que las personas tengan un mal historial de crédito, es sólo que no han solicitado algún préstamo en el sector financiero formal. Esto impide que los otorgantes sepan su perfil como pagador, y por ende perderá su oportunidad de obtenerlo.

En algunas otras ocasiones tenemos ideas equivocadas de lo que son los burós de crédito, y es que pareciera que es “el coco”. Se escucha el nombre e inmediatamente se piensa en una lista negra o de deudores.

La realidad es otra completamente, los burós de crédito tienen los registros de los créditos que han solicitado los mexicanos en el sistema financiero; estar en buró no es malo, en realidad lo importante es qué calificaciones tienes como pagador.

Así, todas las personas que alguna vez han tenido un crédito en el sector formal, sea hipotecario, automotriz, una tarjeta de crédito, en automático están registrados ante las Sociedades de Información Crediticia (SIC’s), que es el nombre con el que el Banco de México (Banxico), las tiene registradas.

Otro mito común que hay sobre los burós de crédito es que ellos aceptan o rechazan la solicitud de préstamos, la verdad es que son los otorgantes los que tienen la última palabra, las SIC’s no están facultadas para hacer algo como eso.

Así que antes de aceptar un préstamo sin revisar tu historial crediticio, piénsalo dos veces, podrías caer en un sobreendeudamiento severo, del que será muy difícil salir.

Financiamiento

Estar o no estar en el Buró de Crédito

buró de crédito

Buró de Crédito es una sociedad de información crediticia, significa que las instituciones que otorgan créditos en México reportan al Buró el comportamiento de todos sus usuarios que han recibido un préstamo.

Mucha gente piensa que estar en el buró es malo, que es una “lista negra” de todos aquellos que no han pagado, y no es así: en realidad es un registro de todos aquellos que tienen o han tenido un crédito y como lo han ido pagando.

Buró de Crédito no califica si una persona es sujeto de crédito o no, solamente otorga una calificación con base en el comportamiento, pero es la institución financiera quien decide si otorga o no un crédito tomando en cuenta distintos factores, entre ellos los registros en el buró.

¿Qué se toma en cuenta en la calificación crediticia?

Algunos de los factores que se toman en cuenta son: los créditos que se han tenido, límite del crédito, historial de pagos, el último saldo, y si está vigente. Estos y otros factores son tomados en cuenta para otorgar una calificación a cada prestatario o  deudor. En Prestadero, la calificación mínima que se debe tener en el Buró de Crédito es de 668 puntos, así que si has sido responsable con tus pagos en tus créditos anteriores es muy posible que podamos autorizar tu solicitud.

¿Cómo saber mi calificación en el Buró de crédito?

Tu mismo puedes consultar tu calificación crediticia directamente en la página web. Tienes derecho a consultarlo una vez por año de forma gratuita, además de que puedes contratar el servicio de alertas del buró que te notifican cuando tu historial es consultado o presenta algún cambio.

Implicaciones de tener una calificación baja en Buró de Crédito

Entre los factores que inciden en la calificación crediticia son la puntualidad en los pagos y el tiempo que tengas con los acreedores.
Una calificación baja cierra las oportunidades para obtener otros créditos, ya que al no reflejarse una responsabilidad en los pagos es menos probable que la instituciones financieras autoricen un crédito.

¿Te ha servido esta información o tienes más dudas? Déjanos tus comentarios en la parte inferior del post.

Pin It on Pinterest