Cómo Administrar mi Dinero

Bola de Nieve: De la teoría de resolver deudas a la práctica

 

En el mundo financiero, todos cometemos errores al ser primerizos o al no saber manejar una deuda, lo ideal sería que no llegaramos a este punto de ahogamiento en intereses o mensualidades estratosféricas que se salen del rango posible de pago. Pero la incógnita a resolver no es si hemos estado ahí, más bien; ¿Sabes cómo superarlo? ¿Podrías pensar en un plan para salir sin pedir más dinero prestado? 

Te contaremos un proceso comprobado y gentil. Sin embargo, no es para los débiles ya que te agitara todo tu mundo, hará cambiar tus hábitos, construirá paciencia y constancia en tus finanzas, todo esto, sin ganar más ni adquirir nuevas deudas.

Hablamos del efecto bola de nieve que consiste en apoquinar de valor en valor hasta llegar a la meta. NO es una carrera de rapidez sino de resistencia y perseverancia. Se llama así por el hecho de que se empieza con una y entre más pasa el tiempo, entre más sumas más grande es tu avance y acercamiento a la meta.

 

Conoce tu deuda 

Para empezar a pagar con intención de liquidar tu deuda, debes informarte de qué es lo que vas a pagar. Ya que para empezar con este proceso debes identificar cual es tu problemática, y cuál es el inventario de tu deuda, tomando conciencia de:

  • A quién o quiénes les debes y cuánto de tu ingreso mensual se va al pago de tus deudas
  • El monto total de tu deuda
  • Los intereses que estás pagando de estas deudas
  • El pago mínimo mensual por cada deuda

 

Jerarquiza 

Ya que identificaste tus deudas y todo lo anterior, vas a elegir una sola deuda sobre la cuál te vas a concentrar para comenzarla a liquidar, pagando un poco más del pago mínimo mensual. Puedes escoger esta deuda considerando:

 

  • El interés, pues la que tiene el más alto es la que te puede convenir liquidar primero
  • La que al pagarla te va a liberar una mayor cantidad de dinero para abonar a los créditos pendientes

 

Recuerda que el hábito aquí es más importante que la cantidad, y es lo que te ayudará a liquidar esa primera deuda, abonando un poco más del mínimo mensual.

Sigue avanzado

Después de terminar de pagar el primer crédito, debes continuar con el siguiente en la lista, ya que si lo haces instantáneamente será más fácil. 

El que hayas terminado de pagar un primer crédito, no implica que ese dinero que tenías destinado para el pago mensual ahora se encuentre libre para tus gustos.  Al contrario, ese dinero que abonabas, ahora lo sumarás al pago mensual del siguiente crédito que quieres liquidar.

De esta forma, este siguiente crédito lo liquidarás más rápido, y así repetimos la acción con los créditos faltantes.

El seguimiento es el factor que te ayudará en la construcción de un hábito y en este método de bola de nieve, eso vale más que una suma alta de dinero. Se constante y verás que así todo suma y que cuando menos te des cuenta, estarás libre de deudas.