Select Page

Aprende a identificar cuáles son los malos hábitos que perjudican tu economía. Aquí te decimos cómo.

¿Te ha pasado que el dinero se te va de las manos y no sabes a dónde se fue? Gastar dinero en cosas que no necesitas, por ejemplo, es uno de los factores que ayuda a que el dinero desaparezca sin decir adiós. Esto se debe a que tienes malos hábitos con tu economía.

Como todo hábito, está arraigado en tu rutina y muchas veces lo haces sin siquiera darte cuenta. Los malos hábitos que perjudican a la economía son diferentes en cada persona. Algunas personas gastan compulsivamente cuando están tristes. Otras personas gastan mucho cuando están contentas. Lo importante es que identifiques cuáles son tus malos hábitos y solucionarlos.

Identifica cuáles son los malos hábitos que tienes

  1. Primero, es necesario que te conozcas bien a ti mismo y sepas en qué gastas con mayor frecuencia. Debes ser honesto al cien por ciento contigo mismo: ¿en qué gastas de más cada mes? ¿Es algo que realmente necesitas o es sólo un capricho o un hábito que no puedes romper?
  2. Una vez que identificas dónde gastas más dinero, considera si es realmente necesario gastar tanto en eso que dices necesitar. Es muy probable que no.
  3. El dinero se va fácilmente de las manos porque gastamos en cosas que podrías obtener en casa pero prefieres obtenerlas en un restaurante o tienda. Por ejemplo, ¿cada mañana compras un café de la cafetería de la esquina de tu trabajo? Considera que cada vez que vas a comprar ese café, gastas una cierta cantidad que te podrías ahorrar si compraras una cafetera, café y un termo. Parecería que gastarías más en la cafetera, café y un termo, pero en realidad sería una inversión y acabarías ahorrando más dinero.
  4. Con este ejemplo nos referimos a que es necesario que rompas con los malos hábitos. Para ello debes armarte de valor y romper el esquema. No es fácil. ¿Cómo podré dejar de ir cada mañana a la cafetería a comprar el café que sólo ahí saben hacer? Pues dejando de ir. Tomando otra cuadra, llegando por otro lado a tu trabajo, evitando pasar por ahí o entrar a la cafetería. Sólo así romperás con los malos hábitos.
  5. Es importante que consideres que los malos hábitos que perjudican a la economía suceden porque has hecho algo con anterioridad que te llevan a hacer ese mal hábito. ¿Estás muy estresado en tu trabajo, entonces necesitas un café de la cafetería de la esquina cada mañana? ¿Has estado estresado todos los días para que todos los días quieras el café? ¿Se ha formado un hábito? Lo importante es buscar la solución a ese mal hábito y así evitar que gastes de más.
  6. Puedes remplazar el mal hábito con otro buen hábito (hacer el café en tu casa o bien practicar yoga en las mañanas para que baje tu nivel de estrés).

Los malos hábitos que perjudican a tu economía sólo tú los conoces. Es necesario que los identifiques y luego los combatas. Romper hábitos no es una tarea fácil, pero es muy posible lograrla. Es por el bien de tus finanzas.

Pin It on Pinterest

Share This