Cómo Administrar mi Dinero

Cómo cuidar tu dinero

Cómo cuidar tu dinero

Si eres de las personas que al terminar la quincena ya no tienes ni un peso en la bolsa, estos tips sobre cómo cuidar tu dinero te servirán.

Las dudas sobre cómo administrar mi dinero son muy recurrentes y queda claro que existe una falta de conocimiento en la materia, cuando más de 47 por ciento de la población no alcanzó a cubrir sus propios gastos con el sueldo que percibió “muchas veces” o “todo el tiempo” en el año. Según una encuesta elaborada por la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), y 45 por ciento de los consultados estuvo en esta misma situación “pocas veces”.

Es decir, de acuerdo con esta encuesta, 92 por ciento de las personas no alcanza a cubrir sus gastos con los ingresos que recibe. El principal problema es evidente: la gente gasta más de lo que tiene debido a que no elabora ni siquiera un presupuesto para conocer cuánto gana y a qué lo destina.

Y seguramente les ha pasado que salen con un billete de 100 pesos en la mañana y por la tarde regresan con algunas monedas, pero el resto no saben ni en dónde quedó. De ahí que entre algunas de las recomendaciones que podrían seguir para tener un mejor cuidado de su dinero están:

1. Haz cuentas

¿Cuánto ganas y en qué lo gastas? Es básico para saber cómo estás distribuyendo tu dinero. No tienes más que tomar lápiz y papel, y anotar cuáles son tus ingresos mensuales, considerando sueldo fijo, comisiones, propinas y cualquier otro ingreso adicional; y después una lista con todos tus gastos: hipoteca o renta, gasolina, transporte, comidas, ropa.

2. No gastes más de lo que tienes

Después de hacer esa tabla, ¿los números te quedaron rojos? Es decir, estás gastando más de lo que tienes. ¡Ajústate! Checa cuáles gastos puedes disminuir, de cuáles puedes incluso prescindir. A lo mejor ya no puedes darte el lujo de comer todos los días fuera de casa, así que podrías probar preparar tú mismo tus alimentos para que te salga más económico.

3. Pago de deudas

Si al hacer el presupuesto identificaste que prácticamente todo tu sueldo lo destinas al pago de deudas, ten mucho cuidado. Recuerda que no debes destinar más de 30 por ciento a este concepto para no comprometer demasiado tus ingresos. Y si lo estás haciendo, establece metas para irlas pagando. Comienza con las que te generen un mayor costo.

4. Valora tu esfuerzo

Recuerda que te costó mucho trabajo ganarte el dinero como para repartirlo en un abrir y cerrar de ojos apenas te paguen la quincena. Aprende administrarlo y sácale mayor provecho.

Finanzas personales

Consejos para mantener finanzas sanas en el hogar

Consejos para mantener finanzas sanas en el hogar

Te compartimos estos consejos para mantener finanzas sanas en el hogar para que puedas crecer tu patrimonio y salir de deudas. Este es un tema fundamental ahora que obtener un crédito es una labor extremadamente sencilla y está al alcance de todos.

El manejo de las finanzas personales es algo que se debe de tomar en serio, y cuando estamos hablando de finanzas personales se debe de hacer un gran esfuerzo para para que se involucren el resto de los integrantes de la familia y se pueda lograr el objetivo.

Gasto eficiente

Para sacarle jugo a cada peso que ingresa a tu hogar, es necesario priorizar tus necesidades y realmente comprar lo que haga falta. Para ello es necesario comparar precio y calidad, y así podrás aprovechar la competencia entre proveedores.

Procura hacer un gasto consciente y evita las compras por impulso. Comienza por analizar, junto con tu familia, cuáles son los gastos indispensables y cuáles los menos necesario. Por ejemplo, el pago de la hipoteca, de los alimentos, el transporte y posteriormente, entretenimiento y diversión.

Metas familiares

Junto a tu familia determina hacia dónde quieren llegar y qué estrategia utilizarán para conseguirlo.

Plantéate una meta que sea alcanzable y ponte una fecha límite para que enfoques tus esfuerzos y recursos en cumplir ese propósito sin poner en riesgo tus finanzas en el último momento. Si estás planeando salir de vacaciones en diciembre, es buen momento que desde ahora comiences a ahorrar y no que llegado el mes, te endeudes para cumplir tu propósito.

Las metas puedes establecerlas para diferentes momentos. De corto plazo, podría ser la fiesta de cumpleaños de tu hijo, de mediano plazo la compra de una casa o poner un negocio y no olvides considerar en el largo plazo, el ahorro para tu retiro.

Con base en estas metas que se planteen, elaboren un presupuesto y definan la mejor manera de organizar sus gastos para poder cumplirlos.

Sobre el uso del crédito

  1. Efectúa tus pagos antes de la fecha límite.
  2. Cada que puedas, paga más del mínimo requerido.
  3. Ponte al corriente apenas tengas un retraso en tus pagos.
  4. Si tienes algún problema para cubrir tus deudas, como desempleo, por ejemplo, contacta a tus otorgantes de crédito y establece un plan de pagos desde el principio.
  5. No utilices el total de las líneas de crédito que tienes autorizadas

No acumules más créditos de los que tu capacidad de endeudamiento te permita pagar.

Cómo Administrar mi Dinero

Cómo hacer un presupuesto en cinco pasos


Cómo hacer un presupuesto en cinco pasos

Una de las bases para el buen manejo de tu dinero es saber cómo hacer un presupuesto. ¿Por qué? éste será la guía para mantener a raya las tentaciones y evitar desfalcos. Y es que si cada quincena tu bolsillo sufre porque está muy vacío, es momento de poner las cartas sobre la mesa, y conocer las razones por las que el dinero se te va como el agua, sobre todo si no sabes ni en qué.

Si tienes dudas de cómo realizarlo, aquí te dejamos cinco sencillos pasos para que puedas administrar el dinero de una mejor forma.

  1. Ponlo en papel. Tu mente puede ser privilegiada y hasta puedes tener una memoria fotográfica, pero eso no es suficiente, no hay nada como poner por escrito las cosas. La razón es que se aterriza y es más sencillo establecer dónde están las fugas de dinero.

Según datos de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), 67 por ciento de los mexicanos no lleva un registro constante de sus ingresos y gastos. Pero eso no es todo, 92 por ciento afirma haber tenido más gastos que ingresos.

De acuerdo con el organismo parece haber una conexión entre no registrar ingresos y gastos, y los problemas de dinero. Así que es cierta esa frase que dice “papelito habla”.

  1. Prioriza el ahorro. Generalmente realizamos nuestra lista de ingresos y gastos, y lo que sobra lo asignamos al ahorro ¿alguna vez te ha sobrado algo? Seguramente no, entonces esa fórmula no funciona, por lo que debes invertirla.

De lo que estoy hablando es que pongas al ahorro como tu prioridad, es decir, los expertos recomiendan que guardes por lo menos 10 por ciento de lo que ganas, así el primer rubro de tu lista será éste.

A ello le deberás restar tus gastos fijos, tal vez en un punto te toparás con el famoso “no me alcanza”, pero deberás ajustarte para cumplir con ello.

  1. Anota todo. Los gastos hormiga, o aquellos que se realizan sin que lo percibas, también deben ser parte de tu presupuesto, tal vez en algún momento se vuelvan los más importantes, porque son las fugas silenciosas. Así que no importa qué tan pequeños sean, deberán estar en la lista.

Al tenerlos por escrito estarán detectables, ello servirá para que puedas dimensionar todo lo que inviertes en comprar ese café a diario, esos dulces, o hasta los cigarros. Incluso podrás establecer un plan de ahorro, si te preparas mejor ese café en tu casa y ese dinero lo pones en una alcancía. Te sorprenderá saber cuánto representan esas fugas al año.

  1. Divide por categorías. Una vez que identificaste todos tus gastos, es importante que definas categorías. La Condusef recomienda algunas como alimentos, vivienda, salud, educación, diversión y transporte. La funcionalidad de este ejercicio servirá para detectar a qué categoría van la mayor parte de tus ingresos.
  2. Gasto contra ingreso. Después de realizar todo el proceso, tus ingresos deben ser mayores que tus gastos, de lo contrario deberás identificar las categorías en las que puedes realizar ajustes para que mantengas un equilibrio. Por ejemplo, puedes llevarte comida de tu casa, en lugar de salir a comer; también puedes preparar agua en tu casa; reducir el consumo de cigarros o dulces.

La Condusef recomienda que hagas un presupuesto mensual, contemplando el pago de servicios como teléfono, cable, renta, deudas; además también debes realizar un presupuesto anual, en el cual establezcas los eventos que pueden representar un gasto fuerte y para los que puedes prevenirte.

Así este sencillo ejercicio que llamamos el presupuesto, te servirá para:

-Conocer y controlar tus gastos

-Identificar en qué y cuánto gastas

-A partir de la conciencia de ello reducir gastos innecesarios

-Conocer tu capacidad de pago, es decir, el monto por el que puedes contraer una deuda.

Cómo Administrar mi Dinero

Guía para el prestamista de Prestadero

¿Ya eres prestamista en Prestadero? Bienvenido a la primera comunidad de préstamos en México. Ya estás a un paso de empezar a incrementar tus ahorros con los rendimientos que te ofrece Prestadero y además ayudar a personas que cómo tú quieren un mejor bienestar. Sólo chécate nuestra guía rápida ¡y adelante!

1- Transfiere fondos a tu cuenta de Prestadero

Puedes hacerlo a través de una transferencia electrónica por STP (Sistema de Transferencias y Pagos); recuerda que Prestadero no admite abonos en efectivo.

2- Consulta el listado de créditos

Entra a tu panel de prestamista y consulta nuestra lista de créditos publicados para conocer las solicitudes que están en fondeo. Haz clic en aquellas que más te interesan e interactúa con el solicitante. Puedes hacer preguntas para conocer un poco más las condiciones del crédito y la capacidad de pago. Recuerda que es una comunidad y puedes interactuar con los usuarios.

3- Realiza préstamos en cantidades pequeñas

Diversifica tus préstamos en cantidades pequeñas. Recuerda que el monto mínimo a prestar en cada crédito es de $250 pesos. Entre más diversifiques el riesgo disminuye y tus rendimientos se incrementan.

4- Abona con regularidad

Toma en cuenta que Prestadero es otro mecanismo para incrementar tu capital, el cual crece conforme recibes los rendimientos de los solicitantes de crédito. Para ayudar a que tu patrimonio crezca, designa una fracción de tu presupuesto mensual para realizar tus préstamos, esto te ayudará a que mes con mes tus fondos se multipliquen con los rendimientos y continuas ayudando a más personas que te necesitan.

5- Invita a otros prestamistas y solicitantes

Prestadero es una comunidad y no funcionaríamos sin tu apoyo y sin los solicitantes de crédito, es un trabajo en equipo. Invita a otras personas a solicitar un crédito o ser prestamistas. Recuerda: entre más grande es la comunidad tus oportunidades de crecimiento son mayores.

Finanzas personales

5 formas de ahorrar en el hogar

consejos para ahorrar en el hogar

Muchas veces el derroche ofrece una mágica sensación de abundancia, sin embargo en cuestiones del hogar el derroche es precisamente lo contrario. Ahorrar en el hogar puede representar una inversión para el día de mañana y por ello es necesario buscar las mejores formas de ahorrar en casa.

Enlistemos pues, algunas formas para que el dinero rinda y sea bien gastado, además de (ya de paso) contribuir con el medio ambiente:

Ahorrar en electricidad

Una medida para ahorrar en el hogar es cuidar el uso de la electricidad: apagar las luces, desenchufar los aparatos son algunas de las medidas que continuamente escuchamos.

Lo cierto es que, si comienzas por aprovechar la luz del día e implementar colores claros en las paredes no es necesario tener focos encendidos todo el día. El uso de bombillas ahorradoras realmente economiza duran 8 veces más y ahorran hasta el 80% de energía eléctrica.

Otras medidas que ayudan en el ahorro de energía eléctrica son utilizar un medidor de consumo de luz y existen algunos que incluso permiten programar el apagado, revisar al menos cada 5 años las instalaciones de conexión de luz, conservar limpias las bombillas y pantallas ya que, la suciedad consume más electricidad porque busca alcanzar determinada intensidad.

Cuidarte de los vampiros, es decir; desenchufar los aparatos que no estés usando: lavadora, secadora, televisión, microondas, modem, cargadores de celular, computadoras, etc. ya que estos equivalen a un consumo oculto del 10% del total de energía eléctrica dentro del hogar. Así que olvídate de dejarlos en stand-by y mejor comienza a enchufarlos a una regleta de interruptor, así al apagarla desactivas todo lo demás.

Bájale el brillo a las pantallas de tv, no utilices la plancha para planchar sólo una cosa ya que esta es el electrodoméstico que más consume electricidad; y por último, apaga las luces de las habitaciones que no ocupes.

Otra manera de ahorrar sería no utilizar la secadora y aprovecha la luz del sol.

Ahorrar agua

Lavar la ropa, ir al sanitario, lavar los platos; todo ello genera un gasto y una forma de ahorrar agua, por ejemplo, si utilizas la lavadora, utilízala con la capacidad completa, una carga baja implica un doble gasto, no sólo de agua sino también de luz, lo mejor es juntar ropa y lavar 1 vez a la semana.

No desperdiciar agua cuidando las fugas y cerrando los grifos. Una llave que gotea desperdicia unos 35.000 litros de agua al año, por ello es mejor cerrar la llave cuando no la utilices y asegurarse de que no tenga escurrimientos.

Recortar el tiempo en la regadera mientras te enjabonas o lavas los dientes, no dejes correr el agua de la llave, en un minuto se desperdician 10 litros de agua así que si te lavas las manos no necesitas abrir el caudal de agua entre ellas, mejor abre la llave a lo mínimo.

Riega con criterio y si puedes aprovechar el agua de la lluvia para poder hidratar tus plantas, y los trastes no los laves en cada comida, mejor júntalos y lávalos 1 vez al día. Otro consejo, es no lavar el coche diario ni con manguera; lo mismo aplica para el patio y la banqueta.

Ahorra en alimentos

Otra forma de ahorrar en el hogar es no introducir alimentos calientes al refrigerador ya que es un gasto de energía realmente innecesario. Del mismo modo, mientras cocinas tapa las cacerolas con comida, así el calor se guardara y gastará menos gas. También tener un sartén más grande que el fogón permita aprovechar al máximo el calor reduces un 20% de gasto de energía calórica.

Usar el congelador o enlatar al vacío para raciones semanales permite alargar la vida de los alimentos hasta cinco veces. Si utilizas el microondas consumes el 70% menos de energía que utilizando el horno convencional pero también puedes ahorrar utilizando el calor residual apagando la estufa unos 2 o 5 minutos antes de terminar de cocinar; además puedes cocinar al vapor, es sano y barato.

Revisar la despensa, no es necesario ir súper y comprar en exceso. Mejor controla periódicamente tus compras y revisa las fechas de caducidad. Al estar en casa coloca primero lo que caduca antes y asegúrate de tener alimentos esenciales como arroz, pasta y legumbres ya que son económicas y fáciles de combinar.

Consume productos de temporada, son más económicos y conservan sus propiedades nutritivas. Limita el consumo de envasados, destina un día para cocinar y congelar, ganarás dinero y salud. Puedes también planificar tu menú, no comprar fruta y verdura innecesaria, compra solo lo que necesitas, así no tienes el riesgo de que se eche a perder, y compra siempre por kilo, ya que comprar por unidad eleva costos.

Ahorrar en calefacción y gas

Uno de los gastos más fuertes es el consumo de gas, por lo que representa un aspecto importante para ahorrar en el hogar; una de las mejores formas de hacerlo estar pendiente de la calefacción en casa, misma que no requiere más de 21°C para mantenerse confortable.

Usar calentadores de agua de paso también son una excelente herramienta para ahorrar, ya que solamente se encienden por completo cuando empieza a circular el agua, es una buena manera de tener agua caliente siempre.

Cerrar las persianas y cortinas por la noche ayuda también a mantener el calor en casa, una buena ventilación en el hogar se logra con 10 minutos de ventanas abiertas, así que es mejor conservarlas abiertas al menos 10 minutos diarios.

Además un buen tip es adecuar tu ropa a la temporada del año, no utilizando ropa fresca en invierno ni mangas largas en verano y verás cómo ello te permite ahorrarle a la cantidad de energía que empleas en la calefacción. Otro simple gesto que puede hacer diferencia es concentrar el calor cerrando puertas y/o con el uso de alfombras.

Ahorrar en otras cosas

Finalmente, otras oportunidades para ahorrar en el hogar son las baterías, te invitamos a utilizar cargadores solares los cuales tienen cero coste energético, o baterías recargables.

Cuando compres, compara siempre los precios ya que esto te permite llegar ahorrar desde un 20% a un 40% en los artículos de consumo; si vas a comprar, guíate por los precios y no las ofertas ya que quizá estás al final sean más costosas.

Lo anterior pareciera demasiado fácil, pero realmente requiere de disciplina ya que aunque no es necesario cambiar las instalaciones o electrodomésticos del hogar en forma completamente radical, el hacer pequeños gestos puede constarnos algo de trabajo, sin embargo es la mejor y más cercana posibilidad de reducir facturas y mejorar la economía familiar.

Finanzas personales

6 consejos para “El Buen Fin”

El buen Fin 2014

La fiebre por El Buen Fin ha llegado, muchas personas ya están ansiosas porque se lleguen las fechas del 14 al 17 de noviembre y quieren ser las primeras en adquirir los artículos a los que ya les echaron el ojo. Lamentablemente algunos aun no logran cubrir lo que gastaron el año pasado.

De acuerdo con datos de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), en el  2011 El Buen Fin arrojó ganancias de 106 mil millones de pesos, en el 2012 crecieron a 149 mil millones de pesos; en el 2013 llegó a 173 mil millones, para el 2014 se prevé que la suma de lo que los consumidores gasten, rebase los 200 mil millones de pesos en todo el país.

Para evitar descalabros financieros te recomendamos que pongas atención a estos consejos:

  1. Haz un presupuesto: no se trata de tablas ni complicadas cuentas, simplemente toma un papel, un lápiz y anota cuánto ganas, cuánto gastas en esas fechas y a cuánto ascienden tus deudas. Haz las matemáticas y el resultado es lo que te sobra para gastar en El Buen Fin. Si la respuesta es sumarle a las deudas, mejor piénsalo dos veces, no vaya a ser que termines con una resaca financiera.
  2. Consume inteligentemente: haz una lista de todo lo que quieras comprar y establece prioridades, una vez decidido el artículo del deseo, pregúntate ¿realmente lo necesito? ¿Qué uso le voy a dar? Además se recomienda que la compra elegida, sea de larga vida, por ejemplo, si ya no sirve tu refrigerador, éste sería un buen momento para cambiarlo.
  3. Compara: Todavía estás a tiempo de visitar varias tiendas (mínimo tres) y verificar los precios del artículo que quieres comprar, además del costo te recomiendo que compares la calidad, la garantía que te dan las tiendas y la forma de pago, así, al momento de llegar las ofertas, acude a los establecimientos que más te hayan convencido y compara si con las promociones, los precios son más bajos.
  4. Ojo con los meses sin intereses: Según la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), las quejas de quienes utilizan una tarjeta de crédito o débito, aumentan casi un 20 por ciento durante diciembre y enero ¿por qué?, pues hasta que llega el estado de cuenta, es cuando los consumidores pueden checar cómo las tiendas hicieron los cargos y precisamente la queja más frecuente es porque los establecimientos prometieron “meses sin intereses” y en realidad hacen el cargo por el monto completo. Antes de dejar que deslicen tu tarjeta, pregunta ¿cómo me aparecerá el cargo en mi tarjeta?
  5. No te acabes el aguinaldo: Algunas  empresas adelantan la mitad del aguinaldo a los trabajadores. Intenta hacer un ahorro de un porcentaje de tu aguinaldo o liquida tus deudas; no hagas compras impulsivas, destina una parte de ese dinero para abrir una cuenta de ahorro, la cual podrás incrementar a lo largo del siguiente año. Recuerda que en enero todavía hay varios pagos por hacer. Si das el tarjetazo, con el efectivo, puedes cubrir ese gasto y te ahorras los intereses.
  6. Compras por internet: Verifica que sea un sitio seguro, debes de cuidar tus datos personales y obviamente también los detalles de tus tarjetas. En la parte superior derecha de la barra de estado en tu pantalla, debe aparecer el ícono de un candado, eso quiere decir que estás navegando en un sitio que respetará tu información. Jamás hagas compras conectado a la red en lugares públicos.

Recuerda, establece prioridades y compara;  guarda tus vouchers y no olvides que tu tarjeta de crédito no es efectivo extra, te recomendamos que sigas estos puntos para que lo último que pierdas sea tu dinero.

Cómo Administrar mi Dinero

¿Qué pasa si prestas en Prestadero?

Simulación de rendimientos de Prestadero

En Prestadero queremos invitarte a que seas parte de nuestra comunidad como prestamista; donde podrás ayudar a otras personas que necesitan de un crédito y además recibes rendimientos por ello.

Aquí te mostramos un ejemplo de qué pasaría con tus rendimientos en Prestadero en los próximos 10 años. Imagina que ayudas a 4 solicitantes de crédito con $1,000 pesos, o incluso más.

Las tasas de nuestros créditos oscilan entre el 8.9% y el 28.9% anual y son las mismas que tu recibirías como rendimiento, menos el 1% de comisión por cada pago que recibas (ejemplo: recibes un pago de $50 pesos, entonces Prestadero solamente te cobrará $.50 centavos + IVA).

No esperes más y sé parte de la primera comunidad de préstamos en México.

[Haz clic en la imagen para ver más detalles]

simulacion de rendimientos de Prestadero

 

Finanzas personales

Lo que debes saber de tu tarjeta de crédito

Tarjeta de credito

Si ya tienes una tarjeta de crédito o piensas adquirir una, aquí te presentamos los puntos más importantes que debes saber sobre las tarjetas de crédito para mantenerlas a raya y no endeudarte.

1- El  CAT [Costo Anual Total]

De acuerdo al Banco de México, “es un indicador del costo total de financiamiento aplicable a todo tipo de crédito con el cual es posible comparar el costo financiero entre créditos aunque sean de plazos o periodicidades distintas e incluso de productos diferentes”, es decir si adquieres una tarjeta con un fondo de 10 mil pesos y el CAT es de 40%, aproximadamente en ese año deberás pagar 14 mil pesos. Toma en cuenta que el CAT puede ser hasta un 113% dependiendo de la institución financiera.

2- Límite de la tarjeta de crédito

La institución bancaria está obligada a decirte cuál es el límite de la tarjeta de crédito, y tú como persona que la usará, a recordar cuánto tienes disponible. No te expongas a pasar la vergüenza de que te digan en alguna tienda la temida frase de “su tarjeta no pasa”… o cuando llegue el estado de cuenta leer: “tarjeta sobregirada”. Recuerda, tu plástico no es un ingreso adicional, es otra forma de disponer de TU dinero.

3- Mínimo a pagar de la tarjeta

Es la cantidad mínima para mantener vigente tu crédito y no te genere un historial crediticio negativo (que después se reflejará en el buró). “Cuando sólo cubres el pago mínimo, el monto real que se destina al abono al capital o al pago de la deuda es pequeño ya que antes hay que cubrir los conceptos que ya te mencioné (intereses, comisiones e IVA). Por esta razón es importante que pagues más del mínimo para que logres mensualmente reducir tu deuda (abones al capital) de forma considerable y no sientas que ésta es interminable.”(1)

4- Tu fecha de corte

Es cuando el banco dice, “hasta aquí revisaré cuánto has gastado y lo pondré en tu próximo recibo”, este ciclo es de 30 días, pero hay una trampa que si sabes usarla, la puedes tener a tu favor: si compras una televisión de seis mil pesos en la fecha de corte, posteriormente tienes un periodo de gracia para pagar, de otros 20 días, por lo que en realidad puedes financiar tus compras hasta por 50 días.

5- Fecha límite de pago

Es importante que recuerdes esta fecha mejor que los aniversarios o cumpleaños, ya que si no pagas (recuerda, más del mínimo) para entonces, el banco te cobrará más intereses, por eso debes programarte en los pagos y conocer todas las alternativas que tienes para hacer los depósitos, con la tecnología ahora lo puedes hacer desde la comodidad de tu celular. No la olvides.

6- Intereses, comisiones y anualidades

El CAT es un cálculo, éstos son reales y pueden rebasar ese aproximado. Los intereses pueden ser porque solo pagas el mínimo o porque no pagaste en la fecha establecida. Las comisiones son por el uso de la tarjeta, la anualidad es fija y puede aparecer en tu recibo en varias mensualidades, por ello infórmate de cuánto es cada una y qué es lo que te están cargando. investiga que otro tipo de cargos conlleva tu tarjeta de crédito para que los tomes en cuenta.

7- Seguros y otros servicios

Varias instituciones bancarias al momento de que firmes el contrato para que te den tu tarjeta, te dan también un seguro médico, luego lo lees en el estado de cuenta y ni sabes cuándo lo contrataste. Infórmate sobre los servicios adicionales que te brindan junto con la tarjeta de crédito y cuál es su costo. Analiza si realmente necesitas los necesitas.

8- Cobertura

Si eres una persona que le gusta viajara, lo mejor es asegurarte que tu tarjeta es internacional.

9- Recompensas, puntos y promociones

La mayoría de las instituciones bancarias te ofrecen puntos acumulables o promociones por pago puntual; verificas las bases y aprovéchalos; incluso puedes ganar premios.

10- Guarda tickets o vouchers

Este vale como tip, porque al momento de que llegue tu estado de cuenta, podrás comparar lo que compraste y cuánto te costó, con lo que realmente viene en tu recibo, si hay alguna anomalía te será más fácil hacer una reclamación.

Recuerda que tu tarjeta de crédito no es efectivo adicional, solamente es un mecanismo distinto para disponer de tu dinero.
¿Te sabes algún otro tip? Compártelo con nosotros en un comentario.

1 http://www.profeco.gob.mx/encuesta/brujula/bruj_2012/bol220_tarjeta.asp

 

Finanzas personales

Consejos para ahorrar y no quedarse en el intento

ahorro

Si quieres que tu quincena alcance o mínimo tener las deudas a raya, pon atención y sigue estos consejos para ahorrar.

Primero haz una lista de tus ingresos; una lista de los gastos fijos como el pago de luz, agua, gasolina, celular, renta, etc.; otro listado de las deudas y cuánto pagas mensual o quincenalmente; finalmente una lista donde anotes los gastos variables, es decir si compras chicles, si vas por un café, sales al cine o se te antojaron unos tacos.

Realiza una comparativa de cuánto ganas y cuánto gastas en total, define cuáles de esos gastos son necesarios y de las deudas cuáles son urgentes; lo recomendable es pagar cuanto antes aquellas que te generan más intereses cómo tarjetas de crédito y departamentales.

Reduce o elimina los gastos innecesarios, por ejemplo: si compras todos los días un vaso con café antes de llegar al trabajo, compra uno más chico o mejor aún, prepáralo en casa. Si compras refresco o botanas en la calle, mejor bebe agua natural o lleva fruta preparada desde casa, además de cuidar tu bolsillo también cuidarás tu salud.

Las monedas que te quedan en el bolsillo al final del día guárdalos en una alcancía. Después de unas semanas te sorprenderás cuanto se junta de los cambios.

Otro consejo es cuando vayas al supermercado a surtir la despensa: haz la lista de lo que realmente hace falta y enfócate a ella, parece difícil al principio, pero recuerda que la meta es llegar a la quincena siguiente con algo de billetes extra.

¿Te da vergüenza utilizar cupones de descuento o aprovechar los 2×1? No es que seas una persona tacaña, es que necesitas liquidar esas deudas y llegar a fin de quincena sin exprimir la cartera.

También define un objetivo: unas vacaciones, cambiar de coche o juntar para un enganche, decorar la casa, una computadora nueva, etc. Los objetivos son muy útiles porque te motivan a tener un control de tus gastos.

Ahorra cuando menos el 10 por ciento de tu ingreso mensual y utiliza mecanismos de inversión como Prestadero.com que te ayudarán a que esos ahorros se incrementen con los rendimientos.

Pon estos consejos a prueba, y verás que lo último que pierdes es dinero.

¿Sabes algún otro consejo para controlar tu gasto? Compártelo con nosotros en la sección de comentarios.

Pin It on Pinterest