Cómo Administrar mi Dinero

Nuevo método para abonar fondos a tu cuenta de Prestamista

Acabamos de implementar una nueva manera de realizar abonos a tu cuenta de prestamista, completamente gratis.  más rápida y transparente.

Para abonar fondos a tu cuenta de Prestamista

Las ventajas del nuevo método son:

1. Proceso 100% gratuito
2. Conciliación más rápida (dentro de 24 horas hábiles y próximamente dentro de 15 minutos)
3. Sin necesidad de reportar tu abono porque tu número de cuenta es único

Ahora cada prestamista de nuestra comunidad tiene su propio número de cuenta, que deberá registrar en su banca en línea. Así cada vez que desee abonar podrá hacerlo utilizando su propio número.

Con este método ya no será necesario notificar el abono.

Cómo hacerlo

La transferencia se realiza cómo cualquier otra en la banca en línea. Vas a necesitar tu nombre completo y número de cuenta, disponible en tu perfil de Prestamista en la sección “Agregar Fondos”

Abono-a-Cuenta

Manuales de la banca en línea

Te compartimos los manuales para realizar abonos desde tu cuenta bancaria en línea.

Cómo Administrar mi Dinero

Por qué se devalúa mi dinero si lo guardo bajo el colchón

Si a fin de mes o de la quincena lograste guardar o apartar algo de dinero, felicidades. Ya hiciste el trabajo más difícil. Ahora piensa en hacer que realmente valga la pena ese esfuerzo y sacrificio, ya que si pones “a trabajar” tus ahorros puedes obtener un poco más, en vez de sólo guardarlos en casa.

Pese a sus inconvenientes, el método de ahorro informal es el más usado por los mexicanos: casi la mitad, 43 de cada 100, guarda su dinero en casa, bajo el colchón, en tandas o con sus familiares, según datos de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

¿Por qué no conviene ahorrar “bajo el colchón”?

El principal riesgo de “ahorrar” de esta manera es que el dinero no se capitaliza, es decir, se estanca sin generar algún interés que se traduzca en una pequeña ganancia para las personas. Según el banco y el mecanismo de inversión que la persona elija, un ahorro de 10 mil pesos podría ser de hasta 12,500 pesos al cabo de 5 años, explica Condusef.

La lógica es la siguiente: al poner tu dinero en el banco, estás “confiándoles” recursos reales e inmediatos que a su vez, estas instituciones dispondrán para invertir o prestar, y por los cuales obtendrán rendimientos que deberán devolverte con ganancias proporcionales. La ventaja de este ejercicio es que, aunque exista riesgo en las inversiones, las instituciones bancarias están obligadas a respaldar siempre la integridad de tu ahorro.

Por otro lado, el dinero estancado se devalúa. Recuerda que la “inflación” es el aumento del precio de bienes y servicios durante un periodo determinado. Inflación es lo que hace que el kilo de tortillas que hace 5 años costaba $6.50, y hoy cueste $12.50. ¡Mira aquí una gráfica de la inflación explicada con tortillas!

Como ves, disminuye el valor del dinero, por una misma cantidad de pesos no compramos lo mismo hoy que hace cinco años. En teoría económica se dice que una inflación sana está entre el 1,5% y el 2%. Esto significa que el dinero que guardemos en casa perderá cada año, mínimo entre el 1,5% y el 2% de su valor así, ¡sólo por estar guardado!

Recuerda, la forma en que guardes tu dinero se traduce en el tipo de ahorro que uses, y sobre todo es la manera en que cuides tu dinero.

Otras desventajas de los ahorros informales

Existen más inconvenientes que beneficios al usar “el colchón” o cualquier método informal para guardar tu dinero, considera entre los más comunes:

  • Puedes perderlo
  • Puede maltratarse
  • Puede ser robado
  • Como hemos dicho, no genera ningún rendimiento, interés ni remuneración alguna.

Tampoco te recomendamos pedir a algún amigo o familiar que guarde el dinero que hayas logrado ahorrar, pues no tendrás ninguna garantía formal de que cuando necesites disponer de tu dinero, la persona a quien se lo dejaste podrá devolvértelo.

Curiosamente, sólo un 50 por ciento de la población mexicana utiliza algún tipo de servicio financiero, según Condusef, y la principal causa es la desconfianza de la población en las instituciones bancarias. No obstante, en temas de ahorro como hemos visto, la casa siempre será el lugar más inseguro para guardar el dinero.

¿Por qué usar el ahorro formal?

Aquí nos referimos al dinero que guardas en entidades financieras autorizadas. Cuando haces este tipo de ahorros, la entidad o banco se responsabilizan por la custodia de los fondos depositados y deben darte la posibilidad de disponer de ellos en los plazos que así acuerden ambos.

La principal ventaja de ahorrar formalmente es que, junto con elegir una opción acorde a tus necesidades, recibes beneficios reales por guardar tu dinero, tales como rendimientos e intereses. Además comenzarás a formar un buen historial crediticio si en el futuro te interesas por un financiamiento.

3 estrategias para ganar más dinero por tu ahorro

1) Comienza a cuidar tu dinero con productos bancarios llamados de “micro ahorro”, por ejemplo cajas de ahorro o cuentas corrientes sin costos de apertura ni saldo mínimo. No importa que tus depósitos a estas cuentas sean mínimos, lo realmente valioso es que comenzarás a capitalizar tus esfuerzos de ahorro y evitarás la tentación de tener el dinero en casa.

2) Invierte tu dinero en fondos a mediano o largo plazo, pues te dan más intereses que los fondos en los que puedes disponer del dinero en cualquier momento. Como recomendación, deja un poco de dinero en la cuenta corriente que puedes tomar siempre (para emergencias), y lo demás inviértelo a plazos largos (de hasta 6 meses) para que veas una mejor ganancia.

3) Una vez que logres consolidar tus ahorros, ¡piensa en diversificarlos!, esto significa ahorrar de diferentes formas, y se traduce en recibir distintos beneficios. Ejemplos de otras formas de ahorrar son los fideicomiso (por ejemplo, educativos o de retiro), o el seguro de vida.

¿Quieres saber otras formas para cuidar y crecer tu dinero? Visita nuestro blog para saber qué  consejos y acciones  alternativas de ahorro puedes considerar.

Cómo Administrar mi Dinero

¿Qué es una línea de crédito? Aquí te decimos

“Tienes una línea de crédito por 15 mil pesos”. Seguramente haz escuchado una frase muy similar. Es común en instituciones cómo los bancos.

Pero muy pocas personas entienden que significa y los alcances. De hecho, algunas deudas impagables empiezan aquí. Si tienes una “línea de crédito” tú podrías ser la próxima persona en la lista de llamadas de los despachos de cobranza.

En este post te diremos qué es una línea de crédito, cómo funciona y algunas cosas que debes tener en cuenta para mantener las deudas a raya y puedas vivir con tranquilidad.

¿Qué es una línea de crédito?

Es una forma de financiamiento donde el usuario puede disponer hasta un monto determinado y sólo paga intereses por el dinero que utilice.

La forma más común de una línea de crédito es una tarjeta de crédito. El banco hace un análisis de te perfil financiero y determina tu capacidad de endeudamiento, que será el límite que puedes utilizar con tu tarjeta.

Por ejemplo: si tienes una tarjeta de crédito con una línea de 15 mil pesos y durante “El Buen Fin” utilizas 7 mil, aún te quedarán 8 mil disponibles y sólo pagarás intereses por el monto que gastaste.

El monto gastado y el disponible es el punto flaco de los usuarios de tarjetas de crédito, pues pocos están consientes de lo que han utilizado y de lo que deben pagar el siguiente mes para evitar los intereses.

Esto es muy frecuente en las promociones cortas como las ventas nocturnas y “El Buen Fin”. Debido a la euforia por los descuentos los usuarios olvidan contabilizar el monto gastado de su crédito.

¿Cómo determina el banco tu línea de crédito?

La forma en cómo el banco la determina es muy simple: de tus ingresos resta tus gastos y el dinero disponible por mes lo multiplica por el número de meses en que puedes pagar (depende de cada banco). Usualmente es hasta por 18 meses.

Por ejemplo: imagina que alguien llamado Juan tiene el siguiente perfil financiero (mensual):

Ingresos: 15 mil pesos mensuales
Renta: 4 mil pesos
Despensa: 5 mil pesos
Gasolina: 1 mil 600 pesos
Crédito automotriz: 3 mil 500
Gastos totales: 14 mil 100 pesos
Dinero disponible: 900 pesos

900 x 18 meses: 16 mil 200 pesos

Con el ejemplo anterior, la línea de crédito de Juan podría ser de 16 mil 200 pesos. Incluso puede que el monto sea menor para no comprometer los 900 pesos disponibles de Juan.

Imaginemos que en lugar de 900, el banco calcula con 500 para darle una línea de 9 mil pesos. De esa manera el banco reduce el riesgo de impago del crédito.

Recomendaciones para administrar tu línea de crédito

  • Con el ejemplo anterior puedes conocer tu capacidad de endeudamiento, o línea de crédito. Haz tus cálculos.
  • Si vas a pagar con tu tarjeta de crédito anota todas tus compras y guarda tus tickets. Evita utilizar hasta el límite.
  • Utiliza tu línea cuando sea estrictamente necesario y si puedes pagar la deuda el siguiente mes, aunque sea a plazos.
  • No esperes a que llegue tu estado de cuenta, visita regularmente el portal de tu banco para conocer el estatus de tu tarjeta en cualquier momento.
  • Recuerda: el crédito no es para una emergencia (si tienes una emergencia es posible que no la puedas pagar y te endeudes con los intereses)
  • La tarjeta de crédito es dinero que te ha prestado el banco y que debes pagar.
Cómo Administrar mi Dinero

La forma en que administras tu dinero habla de quién eres

La forma en que administras tu dinero habla mucho de quién eres. Y tú, ¿cómo eres?

Si quieres saber cómo es alguien, fíjate en dos cosas: cómo trata a los meseros y cómo gasta su dinero. La primera te dirá qué clase de ser humano es. La segunda te dirá qué tipo de persona es: coda, despilfarradora o equilibrada. Dependiendo cómo lleve sus finanzas, sabrás si será un buen socio en el matrimonio o los negocios. ¿Qué tipo de persona eres tú?

Gastar mucho o no gastar nada puede demostrar cuál es tu carácter. Si quieres ser una persona equilibrada, te recomendamos que sepas cómo mantener tus finanzas sanas y gastar con sabiduría. Para tener las finanzas sanas, te damos un par de consejos.

Consejos sobre la forma en que administras tu dinero

  • Conócete a ti mismo. Con esto nos referimos a que seas totalmente honesto contigo mismo y analices –sin mentir– en qué gastas. Monitorea todos tus gastos, desde el más importante hasta el más pequeño. ¿Qué clase de gastos haces? ¿Gastas mucho en fiestas, restaurantes y bares? ¿Gastas mucho en libros y cafés? ¿Gastas en la familia?
  • Después haz un presupuesto. Con esto podrás controlar lo que gastas. Cuánto ganas y cuánto gastas. Clasifica el presupuesto y decide dónde puedes recortar gastos. Así puedes pagar deudas e incluso ahorrar.
  • Cuando gastes, no te endeudes. Esto es el famoso gasto consciente. Gasta sólo lo que tienes y si te vas a endeudar, debes estar seguro de que lo puedes pagar. Así de sencillo. En pocas palabras, piensa antes de gastar.
  • Una vez que sabes cuánto gastas, y eres consciente a la hora de gastar, entonces comienza a ahorrar. Si ahorras, ganas. Ahorrar te permitirá hacer frente a cualquier inconveniente e incluso, si sabes en dónde invertir, hasta puedes ganar más. En el sentido que quieras. Vale la pena ahorrar.

Todo esto no se trata de juzgarte, a fin de cuentas tú sabes cuánto gastas y cómo lo gastas. Esto tiene la intención de hacerte más consciente sobre los gastos.

Conócete, sé sincero contigo, y apuéstate a ti mismo. Cuando veas tus gastos sabrás quién eres, y si alguien más ve cómo administras tus gastos también sabrá lo equilibrado que puedes ser.

Cómo Administrar mi Dinero

Nuevo panel de prestamista: nuevos indicadores de desempeño de tu cuenta

Mejoramos las gráficas de nuestro panel de prestamistas e incluimos un nuevo dato: nuestro indicador de Rendimiento Prestadero Anualizado (REPA).

Con el nuevo panel ahora es más sencillo conocer el estado de tu cuenta en tiempo real, incluyendo la tasa de rendimiento.

El indicador “Rendimiento Prestadero Anualizado” (REPA) es la tasa de rendimiento interno tradicional: considera pagos, recuperaciones, capital pendiente, deducciones entre otros factores para determinar tu porcentaje de interés de retorno.

También podrás conocer el estatus de tus préstamos en números brutos y qué porcentaje de tu cartera está en mora, al corriente, pagado, entre otros.

Esta es una nueva manera de mostrarte el desempeño de tu cuenta y ayudarte a tomar mejores decisiones sobre el tipo de créditos que fondeas, plazo, rendimientos, etc.

Cómo funciona el nuevo panel

Rendimiento Prestadero Anualizado

En el nuevo panel puedes ver el Rendimiento Prestadero Anualizado además de los indicadores que ya conoces: dinero disponible, principal pendiente y fondeo.

Para ver los créditos donde haz prestado o están en fondeo sólo necesitas hacer clic en el monto (recuadro rojo en la imagen).

Rendimiento Anualizado Prestadero

Proporción del estatus de tus préstamos

Con la nueva gráfica puedes conocer cómo se conforma tu portafolio de préstamos según el estatus de cada uno

Estatus de portafolios

 

Índice de diversificación

Esta gráfica es una brújula para ayudarte a diversificar mejor tus préstamos y reducir el riesgo de impago. Recuerda que la clave está en prestar cantidades pequeñas a muchos solicitantes.

indice de diversificacion

 

Desempeño de tu cuenta

En este módulo puedes conocer el desempeño de tu cuenta en número brutos. Te ayudará a conocer los rendimientos y comisiones ejercidas en tu cuenta según el comportamiento de tus préstamos.

desempeño prestadero

Cómo Administrar mi Dinero

Aprende a clasificar tus gastos en el hogar

Aprende a clasificar tus gastos en el hogar para facilitarte la vida.

Constantemente se recomienda que hagas un presupuesto de tus gastos para que lleves un estricto control de tus finanzas. Debes saber cuánto ganas y cuánto gastas para que no te desfalques y malgastes lo que no tienes, lo cual sólo te llevará a endeudarte.

Está comprobado que si llevas un estricto control de tus gastos tendrás una economía sana y no correrás el riesgo da acabar con una mala puntuación en el buró de crédito. Para ello, es necesario que clasifiques tus gastos en diferentes rubros.

¿Cómo comenzar a clasificar tus gastos?

Haz una lista de todos los gastos que tienes al mes, desde el más importante hasta el más insignificante. Repito, todo lo que gastas, incluyendo propinas. Ya que tienes la lista, será necesario que separes los gastos indispensables de los no indispensables.

Los gastos indispensables son aquellos que debes hacer cada mes, pase lo que pase. Por ejemplo, pagar la renta, el mantenimiento, pagos a tarjetas de crédito, la colegiatura de los niños, los gastos de vivienda: gas, agua, luz, teléfono, internet, el cable. También lo que debes comprar cada mes para comer: leche, huevo, pan, embutidos (como jamón o salchichas), agua, carne, pollo… todo lo que siempre comes durante el mes.

Puedes considerar los gastos que haces a la semana cuando comes fuera debido al trabajo. Muchas veces es imposible ir diario a comer a casa. Este gasto entra en los gastos indispensables. Esta lista de gastos indispensables es muy importante, pues en ella difícilmente podrás reducir gastos.

Por otro lado, la lista de gastos no indispensables son aquellos que haces pero que no los “necesitas” para vivir: ir al restaurante, al cine, comprar un helado, ropa y calzado de diseñador… todo lo que, si lo recortas, te permitirá vivir bien.

Clasifica y vencerás

Una vez que tengas estas dos listas entonces comienza a clasificarlas. Por ejemplo, de los gastos indispensables clasifica los que son para vivir, los que pagas cada mes o los que pagas cada dos meses, los que son para los niños, los que son gastos extra.

De los gastos no indispensables, catalógalos en diferentes rubros: propinas, restaurantes, entretenimiento, calzado, ropa, cosas extra que compras en el supermercado cada vez que vas (y que no necesitas).

Sé totalmente honesto, pues es común que el dinero “se te vaya de las manos” sin saber cómo, y esto es debido a los gastos no indispensables. Las propinas, por ejemplo, representan una buena fuga de capital. No decimos que no las des, simplemente te puedes ajustar a dar menos.

Si clasificas tus gastos podrás llevar un estricto control de los mismos y podrás ahorrar en unas cosas y gastar en otras. Se vale tener uno que otro lujo al mes, pero probablemente gastas más en lujos que en lo que de verdad necesitas.

Piensa bien qué necesitas realmente para vivir y qué no. Te recomendamos que hagas un presupuesto de tus gastos y los clasifiques.

Una vez que tengas claro cómo clasificar tus gastos en el hogar, podrás comenzar a ahorrar, y entonces podrás acceder a las posibilidades de invertir tus ahorros para asegurar mejor tu futuro.

Cómo Administrar mi Dinero

¿Cómo administrar mi dinero en estas fiestas patrias?

¿Cómo administrar mi dinero en estas fiestas patrias? ¡Con cuidado! Aquí te decimos como hacerlo y pasarla muy bien.

Se acercan las fiestas donde nos sentimos bien mexicanos, y con ellas viene una serie de gastos que debemos tomar en cuenta para no desfalcarnos.

Después del regreso a clases y el final de las vacaciones estamos un poco gastados, pero como las fiestas patrias representan el primer puente del ciclo escolar, entonces muchos aprovechan para salir de la ciudad y descansar. O bien, no salen, pero de todas maneras gastan en la típica noche mexicana donde se sirven viandas deliciosas, comenzando por el pozole y rematando con unas tostadas. Todo esto implica un gasto.

Recomendaciones para administrar mi dinero en estas fiestas

  • Antes que nada elabora un presupuesto para lo que planeas hacer, pues esto implica un gasto extra de tu planeación mensual. Ya sea irte de vacaciones o armar una fiesta, es necesario que tomes en cuenta cada aspecto que implicará un gasto. Si te vas de “puente”, entonces ve cuánto gastarás en gasolina o boletos de avión, cuánto costará el hotel y los alimentos o si habrá gastos extra, como tomar un tour. Si te quedas en casa a celebrar, entonces haz un presupuesto de la cena. ¿Cuántas personas van a venir? ¿Van a cooperar? ¿Qué darás de cenar? ¿Qué bebidas tomarán? ¿Cómo vas a decorar? Todo, cada aspecto, se debe tomar en cuenta para estar preparado para el gasto. De esta manera sabrás cuánto necesitas y lo podrás comparar con cuánto tienes.
  • Utiliza el dinero de manera inteligente. Con base en el presupuesto, ve para qué te alcanza y si te piensas endeudar, revisa cuánto puedes pagar cada mes de forma tal que no te atrases en los pagos. Es recomendable dejar la tarjeta de crédito a un lado, pues tendemos a usarla más de la cuenta en estas épocas. No gastes lo que no tienes.
  • Por otro lado, te recomendamos que cubras tus deudas antes de volverte a endeudar. Considera cuál es la deuda más grande y que genera mayores intereses y trata de liquidarla. Así, tendrás la capacidad de endeudarte nuevamente sin que causes problemas serios a tu economía.
  • Una ayudadita siempre es mejor. Con esto nos referimos a que si harás una fiesta patria, entonces permite que tus invitados cooperen con algo y no asumas tú el gasto en la totalidad. Esto ayuda a que, por un lado se desahogue un poco tus finanzas y por otro lado, a que todos participen en la organización del festejo. Eso la hace más divertida.

Recuerda que festejar las fiestas patrias no significa que debas gastar de más y poner en peligro tus finanzas. Significa divertirse con la familia y amigos sin la necesidad de gastar mucho. Con un presupuesto bien estructurado, podrás saber cuánto gastar y cuál es tu capacidad de endeudamiento. A partir de esto, planea lo que harás en estas fiestas patrias. ¡Felices fiestas!

Cómo Administrar mi Dinero, Educación Financiera, Finanzas personales

¿Sabes en qué afore estás?

Tener un ahorro para el retiro es un beneficio con el que no todos cuentan, así que es importante cuidarlo. ¿Sabes en qué afore estás?

Si tienes un trabajo donde te brindan prestaciones sociales, entre ellas un sistema de seguridad social, tienes derecho también a tener una afore (Administradora de Fondo para el Retiro), que se encarga de disponer un fondo de ahorro para cuando el trabajador se jubile.

Si después de cierto tiempo, las personas que cuentan con este beneficio no eligen alguna de las 11 administradoras que conforman el universo, la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) les asigna una.

De acuerdo con cifras del organismo, el sistema tiene acumulados 2.5 billones de pesos de ahorro pensionario que pertenece a 53 millones de ahorradores. Sin embargo, sólo 33 millones aproximadamente están registrados ante una afore.

Según la Consar, para muchos mexicanos el ahorro en una afore no sólo representa su segunda fuente de patrimonio más importante, sino además su primer –y en algunos casos, único– contacto con el sistema financiero formal.

Cuando un ahorrador se registra ante la afore en la que decide dejar sus ahorros para el momento de la jubilación, tiene el beneficio de recibir cuatrimestralmente en su domicilio su estado de cuenta, y así analizar cómo evolucionan estos recursos que le servirán para vivir una vez que deje de trabajar.

Esto también le sirve para tomar decisiones sobre si considera que su ahorro va bien, o decidir si la afore en donde está le conviene o no, y cambiar a tiempo. Por eso es muy importante estar al tanto de ello.

¿Cómo localizar tu afore?

  • Si no sabes qué administradora maneja tus recursos, primero que nada debes entrar al siguiente link: Localiza tu Afore
  • Ahí encontrarás un apartado que se titula “Localiza tu afore”; dale click para llenar un formulario con el cual el sistema buscará tus datos y la administradora en la que te encuentras.
  • Requieres tener a la mano tu Número de Seguridad Social (NSS) o tu Clave Única de Registro de Población (CURP). También necesitas una cuenta de correo electrónico a través de la cual recibirás la información que estás solicitando.
  • Checa muy bien los datos que se te solicitan en el formulario, ya que esta herramienta sólo puede ser utilizada una vez por día, por cuestiones de seguridad.
  • Para decidir cuál administradora te conviene, es importante que consideres el rendimiento que te ofrece, la comisión que cobra y el servicio que te brinda. Tu decisión debe basarse en estos tres pilares para que puedas conseguir la mejor tasa de reemplazo posible o, lo que es lo mismo, una pensión lo más cercana a lo que ganas actualmente.
  • En este link encontrarás los tres factores. Te ayudará a tomar una decisión informada: Cómo elegir Afore

 

 

¿Ya conoces Prestadero?

Cómo Administrar mi Dinero

Ahorro e inversión en tiempos difíciles

El ahorro e inversión en tiempos difíciles puede resultar muy provechoso si sabemos cuáles son las opciones que tenemos para ello.

De acuerdo al estudio “Conocimiento y percepción del sistema de ahorro para el retiro” que realizó la Consar (Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro) en el 2013, el 66% de los mexicanos no tienen el hábito de ahorrar, mientras que 7 de cada 10 que sí ahorran lo hacen pensando en una posible emergencia, y sólo 3 de cada 10 ahorradores guarda dinero para su vejez.

Ahora bien, hablando de inversión, el panorama también presenta grandes áreas de oportunidad, pues resulta que sólo un 35% de los mexicanos invierte, y en este porcentaje ya van incluidos los que ahorran. Entre las razones para no ahorrar o invertir se encuentran: falta de conocimiento sobre los instrumentos o formas de ahorro e inversión, así como su funcionamiento, e ingresos bajos que a duras penas alcanzan para sobrevivir.

Pero existen varias opciones. Por ejemplo, ¿sabías que hay lugares en donde puedes invertir pequeñas cantidades como cien pesos, digamos? Y esto también aplica para el ahorro, sólo es cuestión de buscar bien y comenzar a crear un hábito.

¿Cómo crear un hábito?

Se recomienda escribir una lista con todos y cada uno de los gastos que realizamos; si no tenemos idea a ciencia cierta de en qué gastamos y cuánto, entonces podemos iniciar anotando todos los gastos que hicimos en el día para que al cabo de un mes, sepamos exactamente en qué gastamos nuestro dinero. Lista en mano, hay que encontrar las áreas de oportunidad que nos permitirán ahorrar, o bien invertir nuestro dinero; una vez hecho esto, pasamos a la parte de dónde o cómo.

Podemos ahorrar guardando dinero en el colchón, el banco, a través de un fideicomiso, mediante un fondo de ahorro. Podemos invertir en proyectos de amigos y familiares, en instrumentos bancarios, a través de fondos de inversión o en el mercado cambiario. También puede hacerse a través de un sistema que cada día es más popular gracias a su efectividad y simplicidad: el crowdfunding; un sistema de financiamiento colectivo en el que puedes ganar o no dinero, depende del modelo que elijas. Y no podemos dejar a un lado las compañías que se encargan de fondear proyectos, comúnmente llamadas fondeadoras: una forma eficaz y segura de ahorrar invirtiendo tu dinero.

Para concluir, ahorro e inversión aún en tiempos difíciles debería ser común para los mexicanos. Decidir no hacer nada con nuestro dinero más que gastarlo, resulta en la pérdida de una gran oportunidad para incrementarlo. Dicho esto, te invitamos a que te animes a ahorrar e invertir ahora mismo.

Cómo Administrar mi Dinero

¿Cómo ahorrar al armar tu guardarropa?

Una imagen dice más que mil palabras, por eso es importante que cuides tu apariencia. Aquí te decimos cómo ahorrar al armar tu guardarropa.

Hay una delgada línea entre querer ser ingenioso y gastar millones para ello. Este es uno de esos casos, y el dinero no hará la diferencia entre vestirte adecuadamente para cada ocasión, sólo lo hará en tu bolsillo. Así que aquí te van algunos consejos:

  1. El principal consejo es invertir. Sí, así como lo lees. Invierte en prendas básicas, éstas pueden generar varios conjuntos, incluso para diferentes ocasiones. ¿Cuántas veces has gastado en una prenda de un color que es difícil de combinar y casi no la usas? Precisamente este tipo de compras son las que debes evitar, busca prendas versátiles.
  2. Los básicos por definición son prendas atemporales; por eso siempre se verán bien y nunca pasarán de moda, aquí algunos ejemplos de ellas:
  • Un vestido negro. Es elegante, clásico, no pasa de moda. Si tienes un presupuesto reducido al comprar, definitivamente debes tener esta prenda.
  • Jeans. Un clásico de la vestimenta casual, no debe faltar en tu guardarropa. Esta prenda puede generar muchísimas combinaciones.
  • Un saco negro. Es un comodín. Puedes usarlo para una noche de gala, para una reunión del trabajo, para una salida casual, hasta como abrigo de fiestas. Es un infaltable entre tus prendas versátiles.
  • Blusa blanca. Es otro de los comodines que todos deberían tener en su guardarropa. Al igual que el saco, viene bien en prácticamente todas las ocasiones.
  1. En cuanto a zapatos, es importante que tengas unos de tacón para las noches o para reuniones formales y otros para vestir casual. En el caso de los hombres aplica la misma regla: formales negros, y casuales.
  2. En el caso de las mujeres, los accesorios son muy importantes, pues éstos te pueden ayudar a darle un toque diferente a tus prendas. Por ejemplo, unos aretes podrán resaltar tu vestido negro y darle glamour, mientras que una pashmina puede convertirlo en un look casual. No minimices sus alcances.
  3. Considera las temporadas de rebajas o las famosas ventas nocturnas para realizar las compras, son una buena opción para encontrar estas prendas hasta a la mitad de su costo original.
  4. Finalmente y muy importante, antes de salir de casa checa tu antiguo guardarropa. Si tienes algunas de estas prendas en él y aún están en buen estado, no hay necesidad de comprar más. Sólo compra lo que te haga falta.

“De la moda lo que te acomoda”. Si no te sientes cómoda con alguna prenda, es muy probable que no la uses después de comprarla. Mejor piénsalo antes con la cabeza fría.

Pin It on Pinterest