Cómo Administrar mi Dinero, Educación Financiera, Finanzas personales

Vacaciones: Págalas por adelantado y disfrútalas más

Vacaciones… tan añoradas y deseadas por todos. ¿cuántos lugares no nos gustaría conocer?  Pero cuando comienzas a hacer planes, a revisar paquetes de vacaciones, no siempre el dinero se estira lo suficiente como para poder viajar a nuestras anchas.   

Entonces, qué es más conveniente: ¿Pagar las vacaciones a meses aún después de tomarlas o pagarlas por adelantado?

La recomendación que nosotros queremos hacerte, es que las pagues por adelantado, pues así evitarás que después de relajarte, te truenes los dedos por seguir pagando la tarjeta de crédito y que aparte, surjan otros gastos que se acumulen a tu pago mensual, poniéndote tal vez en aprietos financieros. 

 

  • Planea y prevé cada detalle de tus vacaciones

 

Lo primero es que elabores un plan, lo más detallado posible, eligiendo el lugar al que quieres ir, por cuántos días, si planeas quedarte en hotel o rentar casa o departamento, el transporte que vas a necesitar, no solo para llegar al lugar, sino también para desplazarte, cuánto planeas gastar en comida y en diversión, etc.  Cada mínimo detalle cuenta, incluida la fecha en la que quieres tomar tus tan merecidas vacaciones.

Una vez que ya tienes este plan a detalle, incluye un extra en caso de imprevistos como que pierdas tu vuelo o tu equipaje, algún pequeño percance o incluso, qué harías si llegas a perder tus tarjetas.  

 

  • Saca cuentas

Ya con el plan anterior y previendo cualquier situación, es momento de analizar los números y el costo que tendrán nuestras vacaciones.  En especial, en esta parte enfócate en los gastos más grandes y que sin ellos, pues básicamente no hay vacaciones: alojamiento y traslado.

Cotiza paquetes de vacaciones que incluyan transporte, cotiza por separado el alojamiento y el vuelo, y también, un seguro de viaje o de gastos médicos, sobre todo si planeas viajar al extranjero y no tienes un seguro que te cubra cualquier situación fuera de tu país.

 

  • Elabora un plan de pago

 

Seguramente pasa por tu mente usar tu tarjeta de crédito para pagar estas vacaciones, y no está mal la decisión, pero lo recomendable es que para el día que comiencen, tú ya no tengas que seguir pagando por ellas.   

La fecha de tus vacaciones juega un papel muy importante, pues debes considerar a cuántos meses las vas a diferir y entonces, procurar programarlas para cuando ese pago a meses se ha completado. Así podrás disfrutarlas sin regresar y preocuparte por los pagos restantes y por los gastos que durante las vacaciones le cargaste a tu tarjeta.

Otra opción que puedes utilizar para pagarlas anticipadamente, es darte a ti mismo el pago mensual, guardarlo y finalmente comprar tu paquete en un solo pago.

Ahora sí, enfócate en disfrutarlas al máximo.

 

Te puede interesar 👉 Mejora tu Historial Crediticio

 

prestadero-que-es

Educación Financiera, Finanzas personales

Historial Crediticio: No te quedes sin él

 

Me rechazaron mi solicitud de crédito porque nunca he tenido un crédito. ¿Es esto posible? La respuesta es sí y es más común de lo que te pudieras imaginar cuando no cuentas con historial crediticio.

Es probable que muchos primerizos en las finanzas o bien, personas que nunca han tenido la necesidad de solicitar algún crédito que por alguna razón ahora la tienen y se enfrenten a esta paradójica situación. Sin embargo, existen diferentes formas de empezar a generar historial crediticio y romper con este círculo vicioso.

 

¿Por dónde empezar a generar mi historial crediticio?

Puedes empezar pagando servicios que reportan ante Buró de Crédito como puede ser “Planes celulares”, “Televisión de paga” o solicita alguna “Tarjeta departamental”. Solo asegúrate que estas instituciones si reporten ante Buró de Crédito ya que no todas las tarjetas departamentales lo hacen.

Solicita alguna tarjeta de crédito básica en el banco donde tienes tu cuenta de ahorro o a donde te llega tu nómina. Por lo general en más fácil acercarte a solicitar a una institución que ya te conoce, de inicio puede que la tasa y monto que te ofrezcan no sean los más atractivos pero puede ser un buen comienzo.

También puedes leer: Buró de Crédito: Es momento de perderle el miedo

¿Qué otras alternativas tengo? 

Otra gran alternativa es acercarse a instituciones financieras de préstamos de persona a persona. Hoy en día las Fintech tienen programas alternativos que te permitirán solicitar créditos de una manera más sencilla y poder empezar a generar, o bien, a mejorar tu historial.

Al ser primerizo tienes que aprender a manejar muy bien tus créditos, si vas a solicitar algún préstamo, procura que no sean montos muy altos para que te sea más sencillo de manejar, de igual manera todas las recomendaciones anteriores te serán útiles si quieres mejorar mejorar tu historial para solicitar a corto o mediano plazo algún crédito más sustancioso, ya sea para emprender un negocio o darte algunos gustos. 

También te puede interesar: La Revolución Financiera llamada Fintech

 

Recuerda empezar con el pie derecho y ser puntual con tus pagos ya que entre mejor manejes tus primeros créditos, será más fácil que los bancos te otorguen mejores opciones con tasas y montos más atractivos.

 

Educación Financiera, Finanzas personales

Diversificación: el secreto de las inversiones exitosas

diversificacion

No todo es ganar o perder en el mundo de las inversiones. Invertir no es un juego donde todo es blanco y negro, ganar o perder; para que el panorama sea positivo para ti a largo plazo, existe la diversificación.

Al tener una inversión, lo que se busca es una rentabilidad que aporte beneficios a futuro, considerando que a mayor rentabilidad, el riesgo será mayor y por ello, es importante que antes y durante tu inversión, seas consciente de que la diversificación de inversiones, es decir, repartir el dinero en diferentes activos, será el truco que necesitas para reducir al máximo el riesgo y lograr que las ganancias de unos, compensen las pérdidas de otros.

Antes de decidir dónde y por cuánto tiempo invertir, es importante establecer tus objetivos financieros con diferentes horizontes de tiempo, para que con esto en mente, y de preferencia por escrito, te ayude a buscar y encontrar el tipo de inversión que mejor se acomode a tus planes. No debes olvidar que el monto que estés dispuesto a invertir tienes que tenerlo fuera del dinero que utilizarás o necesitarás en un corto o mediano plazo.

La mejor estrategia para invertir es que no lo hagas solo por hacerlo y menos si no conoces el modelo de inversión. Además, los mejores resultados los vas a obtener si no solo inviertes dinero, sino  también tu tiempo para educarte respecto a los tipos de inversiones y sobre diversificación, y siendo consciente de tu perfil como inversionista, ya que si estás inciando a navegar en estas aguas, no es recomendable que te sumerjas en inversiones más riesgosas.

La inversión perfecta no existe, ni tampoco la soñada que te volverá millonario de la noche a la mañana, pero “no poner todos los huevos en la misma canasta” te dará el soporte para las variaciones de tu cartera.  Es importante que en tu búsqueda de inversiones tengas en cuenta que son ideales aquellas que no se muevan siempre hacía la misma dirección.

La diversificación puede ser un tema tan complejo o tan secillo dependiendo de tu experiencia en inversiones, pero te queremos compartir tres formas en las que puedes iniciar a repartir el dinero de tu(s) inversiones.

 

1. Diversificación por Sectores

No todos los sectores crecen igual cada año ni todos sufren las mismas afectaciones en caso de una crisis. Cada uno tiene sus periodos de expansión, auge, recesión, depresión y recuperación, a esto se le conoce como Ciclos Económicos.

Teniendo en cuenta lo anterior, al momento de invertir, podrías elegir un par de sectores de tu interés y buscar las opciones de inversión que existen dentro de ellos, así como información más a detalle del crecimiento de esos sectores con el paso del tiempo.

 

2. Diversificación por Activos

Para entender cómo funciona este tipo de diversificación, debemos tener en cuenta un concepto importante “el rendimiento”, también conocido como RENTA, que son las ganancias del resultado de tu inversión, este rendimiento o renta se clasifica en dos tipos que es el variable y fijo. 

La renta fija es aquella donde el porcentaje de ganancia o interés de tu inversión no va a variar con el paso del tiempo y de este modo tendrás pleno conocimiento del monto que vas a estar recibiendo y en qué tiempo, todo previamente estipulado.

La renta variable es aquella donde tiende a haber cambios con el paso del tiempo en el retorno de tu inversion, además por el mismo constante cambio tampoco es garantía la devolución del capital invertido.

<<Te puede interesar Crowdfunding: El Despertar del Financiamiento Colectivo>>

3. Diversificación por Zonas Geográficas

Día a día la economía es más globalizada, sin embargo es de reconocerse que hay países que tienen mejor economía que otros, así que al realizar una inversión en empresas de diferentes países, puedes evitar que tu inversión esté expuesta a los riesgos de un sólo país, economía o gobierno.

Por lo anterior, puedes elegir inversiones en empresas multinacionales, es decir, que tienen presencia en más de un país y de esta forma puede aprovechar las ventajas de la economía de diferentes naciones.

Teniendo más claro de qué trata la diversificación, es momento de que inviertas tiempo en investigar y leer sobre inversiones. No te agobies por no saber todo desde el día uno, ningún inversionista lo sabía. Lo importante es comenzar y podemos recomendarte lecturas como “El Inversor Inteligente” de Benjamin Graham.

 

Cómo Administrar mi Dinero, Educación Financiera, Finanzas personales

Primero ahorra dinero y después gasta

Hemos escuchado la frase: Primero ahorra dinero y despés gasta. ¿Te has puesto a pensar en qué podrías lograr si antes de gastar ahorras?

Es una cuestión recurrente que tenemos la tendencia de ahorrar el dinero que nos sobra después de que ya gastamos en nuestros gustos, en lugar del hábito de ahorrar y lo que nos sobre de aquello que hemos destinado a nuestro ahorro, gastarlo.

¿Te ha pasado?

Este es un hábito difícil de romper, y no se trata de que de un día para otro deje de suceder, pero es importante generar conciencia al respecto para que no nos topemos con una cartera vacía al final de la quincena, una cuenta de ahorro en cero y un fondo de emergencia en emergencia. 

Pero, ¿cuáles son algunos de esos sanos hábitos financieros que podríamos ir adquiriendo y haciendo parte de nuestra vida para disfrutar de unas finanzas sanas?

Te dejamos aquí cuatro hábitos que pueden cambiar tu vida, atrévete a intentarlos.

  1. Tener una visión clara de cómo gastar. Esto se logra a partir de que cada mes antepongas el pago de tus gastos fijos sin demoras, apoyándote de sistemas automatizados, como pueden ser los pagos domiciliados de servicios y tarjetas de créditos. 
  2. Aprovechar tus recursos. Esto se trata no solo de no comprar por comprar, sino también de sacar partido a todo lo que aún tienes y puede ser de utilidad, pues antes de comprar o desechar ropa, zapatos o electrodomésticos, está la opción de poder repararlos y continuar sacándoles provecho durante toda la vida que les quede.
  3. No es necesario que tengas todas las tarjetas de crédito que te ofrecen. Entre más tarjetas de crédito tengas, más gastarás y tu capacidad de pago será menor ocasionando que te endeudes y por ende, tus finanzas se vean en aprietos. Aquellas tarjetas que no sean necesarias y más bien sean un lujo, puedes prescindir de ellas.
  4. Una forma sana de ahorrar y empezar a generar un respaldo económico eficiente es separando mes con mes el 1%0 de tu sueldo. El chiste de hacer esto no es gastarlo tan pronto como nos sea posible, sino  para crear un fondo de emergencias o para llegar a alguna meta económica más grande. 

Ahora que ya tienes herramientas para primero ahorrar dinero, prevenir y mejorar tus finanzas, no las eches en saco roto, mejor pónlas en práctica y verás que al cabo de unos meses ya no te estarás tronando los dedos. 

¿Quieres conocer las señales de alerta de que tus finanzas están riesgo? Te dejamos este blog 👉 7 Señales de que tus Finanzas Personales están en riesgo

 

Cómo Administrar mi Dinero, Finanzas personales

Mejora tu Historial Crediticio este Inicio de Año

¡Bienvenido 2020!

Seguramente tienes muchos  planes y propósitos de año nuevo por cumplir y también es muy probable que te hayas excedido un poquito en tus gastos de fin de año, ¿me equivoco?

Si la respuesta es que tus deudas se han incrementado, entonces es tiempo de tomar un respiro profundo, poner orden y mejorar tu historial crediticio después de estas fiestas decembrinas.

  1. Revisa a quién o quiénes les debes y los montos exactos 
  2. Considerando el monto de tu deuda, revisa de cuánto es tu pago mensual
  3. Elabora tu plan financiero para que sepas exactamente en qué o cómo tienes que distribuir tu dinero. Te decimos cómo en este blog 👉🏼 “Presupuesto Personal para Mejorar tus Finanzas”

Cuidado ⚠️ Aunque encuentres rebajas muy buenas en este mes, no te dejes tentar por ellas ya que podrían empeorar tu situación y ¡OJO! Procura NO utilizar tu tarjeta de crédito hasta que tu deuda sea menor.

Si sientes que se complicará pagar tus deudas y esto te puede dejar una mancha en tu historial crediticio, elige una sola sobre la cuál enforcarte. Una vez que la hayas liquidado, puedes utilizar ese dinero para abonar al siguiente crédito por liquidar. Si este es tu plan, conoce el método “Bola de Nieve” en nuestro blog 👉🏼 “De la teoría de Resolver Deudas a la Práctica”

No descartes la posibilidad de pagar tu deuda con otra, sobre todo si vas al corriente con tus pagos ya que podrías encontrar una muy buena opción en la que salgas ganando    O también por ejemplo, si ya liquidaste alguna y aún te faltan otras por liquidar, es una buena opción consolidar tus deudas. En esta entrada de nuestro blog, te explicamos más sobre 👉🏼 “Consolidación de Deudas”

Ahora ya lo sabes. Sigue estas recomendaciones para mejorar tu historial crediticio y tener un excelente inicio de año además de mantenerte así durante todo el 2020. 

Todo el Equipo de Prestadero te desea un Excelente Año

Cómo Administrar mi Dinero, Educación Financiera, Finanzas personales

7 Señales de que tus Finanzas Personales están en Riesgo

cuidado con tus finanzas personales

Estamos en la recta final del año, sin embargo, no debemos descuidar los planes que hayamos realizado para distribuir y administrar nuestras finanzas personales. A veces tendemos a no darle un seguimiento al plan o bien monitorearlo constantemente. Tómate el tiempo para analizarlas, ya que en muchas ocasiones los pequeños detalles que pasamos por alto hacen que nuestros gastos incrementen por un flujo inconsciente de dinero, con ello puede traer deudas, poco capital en cada quincena y puro estrés financiero.

Te compartimos algunas posibles señales de alerta que te ayudarán a identificar si estás manejando tus finanzas personales correctamente y las notes a tiempo, en caso de que no sea así, puedas tomar las medidas necesarias para hacerlo.

Señales de alerta:

  1. Mes con mes tienes complicaciones para pagar tus gastos fijos como renta, luz, agua, teléfono, seguro del auto, etc.,
  2. Realizas compras impulsivas. Te dejas llevar por las promociones sin detenerte a pensar si realmente necesitas ese artículo.
  3. Tu tarjeta de crédito está sobregirada y no logras ponerte al corriente en tus pagos.
  4. Pides dinero prestado a tus familiares o amigos, con lo que te endeudas más y más.
  5. Pierdes el control de tu dinero gastándolo en ropa, restaurantes, cine o cualquier otra cosa que se te ocurra, y tu quincena siempre termina en ceros.
  6. No cuentas con un fondo de ahorro para emergencias.
  7. Esperas ansiosamente tus quincenas para salir a divertirte con tus amigos, sin antes hacer un presupuesto de tus gastos.

Si haces más de 3 cosas de esta lista, lamentamos decirte que tus finanzas penden de un hilo y debes cambiar tus hábitos lo más pronto posible.

Ahora que has revisado tus hábitos financieros, es importante que pongas orden en tus finanzas manteniendo un equilibrio entre tus ingresos y tus gastos. Para lograrlo te recomendamos que realices un presupuesto de los gastos que tendrás cada mes, si los gastos son mayores que tus ingresos, revisa en qué gastas más y analiza si estos desembolsos son realmente necesarios o los puedes evitar.  Puedes aprender a hacer tu presupuesto en este blog: Presupuesto Personal para Mejorar tus Finanzas

Con una buena planeación, podrás destinar una cantidad fija de tus ingresos al ahorro, así tendrás dinero disponible para enfrentar alguna emergencia, realizar un viaje, pagar una deuda o para los gastos que no hayas programado.

 

Cómo Administrar mi Dinero, Educación Financiera, Finanzas personales

Consolidación de Deudas para un buen fin de año

Un ciclo termina para empezar otro, concluyamos este 2019 planteandonos nuevas metas y pensando en nuevo proyectos.   

Démonos la oportunidad de visualizar un mejor año que el anterior, y que mejor forma de hacerlo que quitándonos un peso de encima, empezando de cero con nuestras deudas para darle paso a un próspero inicio de año. 

Comencemos por entender ¿que es la consolidación de deuda?

Expliquémoslo con un ejemplo:

Supongamos que tienes tres tarjetas de crédito, vas al corriente con tus pagos pero quisieras liquidarlas. En ocaciones llega a ser complicado recordar realizar tus pagos y más si debes hacerlos en lugares diferentes, sobretodo en esta época de fiestas y caos en la ciudad. 

¿Que pasaría si solicitaras un crédito con una tasa de interés mas atractiva y con ese crédito pagaras el saldo total de esas tarjetas de crédito? 

Es ahí donde entra la consolidación de deudas.

¿Te emocionaste con las compras en este época y casi te da un infarto al ver los estados de cuenta de tus tarjetas? Antes de que tus compromisos de pago se salgan de control, y comiences o sigas dando pagos mínimos, la consolidación de deudas puede ser la solución. 

A cambio de una tasa de interés más baja, puedes acoplar tus deudas en una sola, optimizando tu tiempo y dinero, pues a largo plazo, tu bolsillo verá que fue una buena decisión.

Si piensas consolidar tus deudas, las cosas que tienes que considerar son:

  1. Tomar en cuenta tu capacidad de pago para evitar caer en pagos mínimos y que los intereses se sumen a tu deuda actual, a pesar de que vayas al corriente con los pagos.
  2. Investigar diferentes opciones y quien te ofrece una tasa menor, si vas a pagar una deuda con otra, esta es tu mejor opción.
  3. Considerar que entre mejor este tu historial crediticio, mejores opciones te pueden ofrecer empresas como las Fintech de financiamiento colectivo.   
  4. Elaborar un plan financiero que te permita cumplir sin contratiempos con los pagos de la deuda con la que liquidarás las otras. Descubre en nuestro blog cómo elaborar tu Presupuesto Personal 

Estás a tiempo de evitar que este fin de año se convierta en un suplicio, con una correcta estrategia de ahorro puedes empezar el siguiente con el pie derecho. 

¿Listo para consolidar tus deudas?

Cómo Administrar mi Dinero, Finanzas personales

Presupuesto para Regalos de Navidad

presupuesto para regalos de navidad

La navidad es una época llena de celebraciones, vacaciones y gastos que son inevitables, ya que hay veces que en la oficina es obligatorio el intercambio de regalos, entre los miembros de la familia o bien es el momento del año que puedes tener tus vacaciones. Así que, debes de crear un plan financiero, que incluya un presupuesto para regalos de Navidad, para que no te agarre desprevenido y puedas aprovechar las fiestas. 

Ve cuánto puedes gastar

Primero que nada debes saber y separar lo que vas a utilizar para esta temporada. No todo lo que llega en ingresos, se tiene que ir porque no lo tenías “contemplado”.

  • Haz un tabulador de los gastos fijos que debes cubrir cada mes y cubre los que tienes hasta enero, con la mitad del aguinaldo. Te ayudamos a elaborar el tuyo, en este blog <<Presupuesto Personal para mejorar tus finanzas>>
  • Guarda un porcentaje para llegar a la primer quincena de enero, no debes quedarte en ceros.
  • Lo que sobra o la mitad del aguinaldo -seguro es razonable ya que la entrada es mayor- úsalo para los regalos de navidad.

Así quedó: 50% del aguinaldo para gastos fijos, el otro 50% del aguinaldo para gastos navideños y el salario lo divides para llegar a enero.

Ten una lista de gastos y regalos

Prioriza de lo más indispensable a lo que puedas descartar si salen del presupuesto, por ejemplo: la comida de navidad entraría en lo indispensable junto con el regalo de la suegra, sin embargo, la oferta del tostador portátil para ir acampar es un gusto y ese puede ser que no sea necesario.

Ya que tengas la lista divídelas en dos: Gustos y Necesidades. Cubre la de necesidades primero y si tus ingresos lo permiten, podrás cubrir los deseos, sino tendrás el top5 de ella, será bastante gratificante. Lo importante aquí es que no debes derrochar todo pero si tener regalos de navidad.

No uses el dinero de un sólo lugar

Para evitar que tu seas tu propio enemigo gastalon estas fiestas, es importante que el dinero que ya destinaste previamente a los diferentes gastos se pongan en cuentas separadas con el propósito de que no te vayas a gastar por “error” el dinero para la renta, en un regalo muy bello para navidad. Si no ves el dinero, si no lo tienes a la mano es más difícil gastarlo.

Anticipa tus compras

No compres por comprar, a veces saber a quién le regalarás y que comprarás es más importante de lo que crees. Saber o tener una lista de posibles regalos en estas fechas te evitará que tus compras sean precipitadas y desorganizadas. Investiga el mejor lugar para realizar tus compras, indaga su disponibilidad en tienda y ve que te conviene más, a veces quedarse con la primera opción puede no ser la mejor.

Ten en cuenta que las ofertas en los productos son previas a las festividades, así que si tienes la lista antes podrás lograr encontrar todo lo que quieres a un buen precio.

En estas fechas si lo planificas lograrás comprar de manera óptima. Que nada evite que disfrutes el tiempo en familia y amigos, no te endeudes y organiza tus gastos para que así todo sea espíritu navideño.

Si aprovchaste El Buen Fin para adelantar tus compras, es buen momento para valorar si te conviene consolidar tus deudas con una más barata. ¿Qué opinas?

 

Cómo Administrar mi Dinero, Educación Financiera, Finanzas personales

Presupuesto personal para mejorar tus finanzas

¿No sabes en qué se te va el dinero y crees que es imposible saberlo?

¡Tranquilo! Es momento del siguiente paso para lograr cumplir tus objetivos y eso, consta de organizar tus ingresos y gastos para que así, puedas dividir el porcentaje correspondiente a tu ahorro, ya sea a corto, mediano o largo plazo. Lo básico es saber en qué te vas a gastar el dinero, antes de tenerlo. Es decir, tener muy presente y claro cuáles son tus gastos fijos que debes cubrir semanal, mensual o hasta anualmente.

A veces creemos que es imposible, sin embargo, puede influenciar que trates de llevar los gastos en la cabeza y dejas los cálculos en el aire, esto la mayoría de las veces no funciona, y es probable que ya te hayas dado cuenta.

Por eso te invitamos a crear un plan adecuado a ti, algo que te diga el camino correcto a seguir, y que te explique cómo repartir inteligentemente tu dinero.

Gastos fijos semanales

Trata de que no sean gastos hormiga, sino que sean parte de tu rutina diaria y que sea más ligero y cómodo pagarlos de esta manera, ya que en este gasto se podrían confundir las fugas de dinero con necesarios. Priorizar e identificar es la clave. Entre estos gastos están los de transporte y alimentos, los cuáles puedes optimizar para que se reduzcan de ser posible.

Gastos fijos mensuales

En este punto podríamos dividirlo por parejas, o sea a la quincena. Ya que se te hará menos pesado el pago de ellas y podrás dividirlas en dos partes para liberar y segmentar el dinero. El punto de esto es que no pagues todo al mismo tiempo y no te quedes sin dinero, más bien que el porcentaje correspondiente se dirija adecuadamente.

En estos gastos puedes incluir los pagos a tus tarjetas de crédito, pago de servicios, plan telefónico, despensa, 

renta (en caso de de que no tengas casa propia), o el pago por la adquisición de un bien inmueble.

Gastos fijos anuales 

Estos son un poco más inamovibles y son normalmente de gobierno o bien regidos por una institución, hablamos del: predial, el CAT, seguro de gastos médicos, seguro de auto, entre otros.Y ellos puede ser que te convenga cubrirlos de esta manera para tener el gasto una vez al año.

Ojo! esto significa que durante el año deberás apartar el dinero para cubrir estos gastos de forma anual y así, evitar que cuando llegue la fecha de pago, te encuentres en una encrucijada de no saber cómo pagarlos.

En este presupuesto, también puedes incluir los ingresos de tu pareja o de alguna otra persona con quien compartas gastos.

Ejemplo de presupuesto personal:

Descarga la plantilla de excel para elaborar tu presupuesto, dando click  Aquí

 

Educación Financiera, Finanzas personales

¿Cómo leer tu estado de cuenta bancario?

El estado de cuenta es tuyo pero no te va a pertenecer hasta que lo conozcas del todo. No es complicado reconocer los puntos que necesitas para mantenerte al día en tu cuenta, pero lo primero que necesitas hacer es leer de arriba abajo y al revés todo lo que tiene que ver, sabiendo diferenciar entre un estado de débito o crédito. ¡Ah! Por cierto, nunca descartes las letras chiquitas.

Tarjeta de débito.

En el estado de cuenta de una tarjeta de débito primero que nada encontrarás tu información personal: nombre, dirección, los datos de tu cuenta y la vigencia.

En la parte de movimientos podrás notar que se hacen desde el primero al último día del mes y así se lleva un registro más preciso de los detalles de la cuenta. Así mismo, puedes leer el tipo de tarjeta que tienes, el saldo anterior y el saldo al corte, además de todos los ingresos y egresos de la cuenta durante el mes.

¿Ya sabes cuál es tu número de cuenta y Clabe interbancaria? No los dejes al final, ya que esos son identitarios y únicos. Los necesitarás para hacer cualquier movimiento relacionado a tu cuenta.

Tarjeta de crédito.

Vas a encontrarte con números y términos no cotidianos. Es importante saberlos, sin embargo, nosotros nos vamos a enfocar primero en lo más esencial revisando que desde tu nombre esté redactado correctamente, así como todos tus datos personales.

Una vez corroborados estos datos iniciales, podemos empezar a desmenuzar lo que leíste desde una perspectiva pequeñita, pero igual de importante ya que, veremos la recopilación de esa información en un documento emitido por tu entidad financiera.

 

  • Fecha de corte:

Es el momento preciso en que se reúnen los importes a pagar por el uso de tu tarjeta, es decir, es el día final para contabilizar tus compras o lo que utilizaste del crédito hasta ese momento. Ese monto no se puede usar hasta que se pague en un periodo de tiempo establecido, sin embargo, puedes disponer del saldo sobrante del crédito- si tu crédito es mayor a lo que gastaste-. Debes saber que siempre se hará porque no es un borrón y cuenta nueva, más bien, es el registro para ti y las instituciones financieras del control de gastos mensuales. Es el día  que indica la suma del dinero gastado o pagado en el periodo establecido- 30 días- a partir de la fecha de corte anterior.

Esta fecha debe ser siempre la misma y debes conocerla porque así podrás usarla a tu favor. Si realizas compras después de tu fecha de corte tendrás, más tiempo para realizar el pago. No la olvides, si es necesario anótala en post-it visibles hasta que la recuerdes.

 

  • Fecha límite de pago

Es importante conocerla y tenerla como recurso de emergencia, sin embargo, no es recomendable que dejes tu pago al último momento.

No la confundas con tu fecha de corte, ya que esta no puede operar si no se realiza primero el corte de mes de tu crédito. La podemos ver como el colchón de tiempo que nos brindan para efectuar el pago, normalmente son de 15 a 20 días después del corte. Pero no te confíes, es una fecha final que considera tu banco para registrar y sumar el movimiento a tu cuenta, y de no realizarlo a tiempo, te generará intereses.

 

  • Pago mínimo

Es la cantidad mínima solicitada -por la entidad bancaria que te otorgó tu crédito- a abonar a tu cuenta para mantenerla al corriente y evitar que te manden al lado oscuro del buró de crédito. Debes considerar que aunque esta cantidad se vea atractiva por lo baja que es, aproximadamente el 70% se va a pagar intereses, por lo que a largo plazo, si continúas con la tendencia de pagar únicamente el mínimo, tu deuda se puede volver imposible de solventar.

Como recomendación, identifica este monto y úsalo solo en caso de que por alguna cuestión extraordinaria, no puedas realizar el pago total de tu saldo a la fecha de corte, o un monto intermedio entre el pago mínimo y el total.

 

  • El monto del que dispones

Conoce el dinero que tienes aún disponible en tu cuenta, para ello debes poder identificar estos tres conceptos:

  1. Límite de crédito: es el monto autorizado por la institución que te ha otorgado el crédito
  2. Saldo anterior y saldo nuevo: tu saldo anterior es el monto total que adeudas por los movimientos  del mes anterior y el saldo nuevo es la suma de los movimientos del mes actual.
  3. Crédito disponible: Con base en tus gastos, esta cantidad es la que tienes disponible para utilizar, es decir,  el monto que aún tienes autorizado de tu límite de crédito.

¡Sé uno de tantos usuarios que le sacan el máximo y sé una persona responsable al utilizar una cuenta bancaria!

Pon la atención suficiente y date el tiempo de comprender todos estos detalles que componen a tu estado de cuenta, aprendetelos y ve cómo funcionan.

Independientemente de que sea de débito o crédito necesitas saber cómo leer tu estado de cuenta. En el caso del crédito, no correrás el riesgo de olvidar las fechas de pago, tendrás presente el monto del crédito aprovechando las ventajas que los servicios financieros te pueden ofrecer, y así evitarás: intereses y un tache en tu buró de crédito.

En pocas palabras sabrás manejar tu crédito de la manera más benéfica para ti y no sabrás lo que es endeudarse. En el caso de la de débito, podrás generar un historial de ingresos fijos para poder ser sujeto a crédito al momento de solicitar uno, sin mencionar que tendrás el control de tus finanzas personales.

Si no sólo quieres saber cómo leer tu estado de cuenta, sino también elegir el mejor crédito para ti, te recomendamos: Tu primer crédito, ¿cómo sentirte seguro al solicitarlo?

 

Pin It on Pinterest