Cómo Administrar mi Dinero, Educación Financiera, Finanzas personales, Prestadero

Mejora tu historial crediticio con estos 5 tips

Mejora tu historial crediticio

¡Mejora tu historial crediticio! ya que los beneficios que tendremos al mantener un historial sano, es que las instituciones de financiamiento, les será más fácil determinar si te otorgarán un crédito y con esto, las condiciones de plazos, tasas y monto te serán muy favorables.

El historial crediticio es el registro de nuestros créditos y el comportamiento que hemos tenido con ellos, si somos puntuales con nuestros pagos, el número de créditos que tenemos o si hemos sido deudores o incumplidos con ellos. Este registros, es de suma importancia al momento de solicitar un préstamos de cualquier tipo, ya que las instituciones realizarán consultas a este historial crediticio para determinar si eres una persona confiable para prestarle y en muchos casos también determinará el monto que se te otorgará, claro que esto ya dependerá de las condiciones de cada institución. 

A continuación, te daremos 5 tips para tener un buen historial crediticio:

1. Paga a tiempo

Cuando hacemos uso de nuestras tarjetas o créditos, en nuestras manualidades siempre tendremos una fecha límite de pago, la cual tendremos que respetar, ya que de no realizar nuestros pagos antes de esta fecha, se nos harán cargos por pago tardío, además de ponernos una marca en nuestro historial de que no cubrimos nuestras mensualidades a tiempo.

2. Usa constantemente tus tarjetas

Usar constantemente las tarjetas no quieres decir despilfarrar y endeudarnos, al tener bien establecido nuestro presupuesto mensual, podemos usar nuestra tarjeta para despensa, domiciliar nuestros servicios o utilizarla para cualquier cosa que necesitemos comprar en el mes, de esta manera, tendremos actividad constante en nuestro registro y las instituciones podrían ofrecernos mejores condiciones a mediano plazo. Recuerda que si vas a utilizar tu crédito de esta manera, es de suma importancia no rebasar tu presupuesto mensual, pagar siempre tiempo y realizar el pago total, de lo contrario, esto en lugar de beneficiarte te causará grandes problemas y endeudamientos.

3. No hagas pagos mínimos

Cuando realizamos el pago de nuestros créditos, siempre tendremos dos opciones, el pago total y el pago mínimo, y es aquí donde tenemos que prestar mucha atención, ya que el pago total, es el pago correspondiente a la mensualidad y no te generará intereses. Por otro lado el pago mínimo, corresponde solo a una parte de la mensualidad y el monto es considerablemente menor al pago total, el problema con este pago mínimo es que estarás pagando intereses, que a la larga, serán mucho mayores al monto que utilizaste.

4. Otras alternativas

Los planes celulares, tarjetas departamentales, planes de tv, entre otros, son algunas alternativas que nos pueden ayudar a mejorar nuestro historial crediticio y si no cuentas con un crédito o tarjeta activa, los servicios anteriores te pueden ayudar a comenzar a general historial.

5. Evita constantes consultas a tu Buró de Crédito

Evitar pedir créditos en muchas instituciones a la vez, porque cada que solicitas uno, las instituciones te harán consultas a Buró, lo cual afecta y disminuye tu score. Así que si quieres un préstamo, lo mejor será ser paciente y esperar a tener un buen historial para no tener trabas al momento de solicitarlo. Es cierto que tener varios créditos ayuda a tu historial, sin embargo, esto puede convertirse en un arma de doble filo si no eres bueno administrando tu dinero.

No importa cuál de los métodos anteriores quieras utilizar, mejora tu historial crediticio para poder aprovechar las opciones que las instituciones de financiamiento tienen para ofrecerte.

También podrías leer Quincena: 5 Tips infalibles para administrarla mejor

¿Tienes buen historial crediticio y estás buscando un crédito con excelentes tasas? Solicita tu crédito con nosotros.

prestamos personales prestadero
Educación Financiera, Finanzas personales

Préstamo: Los peores 5 momentos para pedir uno 

Cuando solicitamos un préstamo, existen varios factores a valorar como pueden ser los plazos, tasa de interés, la institución con la que vamos a solicitar, etc. Sin embargo, uno de los factores determinantes que tenemos que analizar antes que todo lo anterior, es nuestra situación financiera, en esta, tenemos que poder determinar si tenemos la capacidad económica para hacer frente a un crédito y si realmente podremos cubrir mes con mes la mensualidad que esto nos implica. 

No importa qué tipo de crédito solicites o para qué lo vayas a utilizar, en las siguientes situaciones, tienes que evitar solicitar un crédito para no meter en apuros a tu estabilidad económica: 

  1. No tener ingresos fijos 

Recuerda que un crédito, como lo mencionamos anteriormente, implica una cantidad de dinero mensual que tendrás que pagar durante determinado tiempo y si, no tienes ingresos fijos, cubrir esta mensualidad pudiera llegar a costarte trabajo o dependiendo del monto solicitado inclusive podrías no cubrirla, lo que te comenzara a generar intereses moratorios, haciendo tu deuda aún más grande. 

Si tus ingresos son variable y tu estilo de vida ya se adaptó a esto, seguro tendrás un mínimo mensual contemplado y si deseas solicitar un crédito, podrás hacerlo siempre y cuando la mensualidad de este, no comprometa este mínimo mensual. 

2. Ya cuentas con un crédito y tu capacidad de pago está al límite 

Si tus finanzas ya están a tope y te comienzan a ahorcar las deudas ¿qué te hace pensar que vas a poder solventar otro crédito? Si tu intención es pagar un crédito con otro, esto te puede funcionar para darte algo de tiempo, siempre y cuando las condiciones de este segundo, sean mejores que las del primero, sin embargo, esto no solucionará tus problemas ya que solo estarás tapando un hoyo y haciendo otro. 

3. Usar un crédito como extensión de tu sueldo 

Si tus ingresos no son suficientes para cubrir tus necesidades mes con mes, lo peor que puedes hacer es complementar tus ingresos con un crédito, recuerda que un crédito no es dinero regalado, te lo prestan, por lo que en algún momento tendrás que pagarlo y con ciertos intereses de por medio, lo que complicará su situación aún más. 

No te gastes lo que no tienes, si tienes necesidad económica, mejor busca fuentes de ingreso adicionales. 

4. Tus ingresos no pueden cubrir las mensualidades del préstamo 

No cubrir las mensualidades de tu crédito, es algo que podría traerte problemas en diferentes medidas, desde manchar tu historial crediticio, quitarte la posibilidad de solicitar créditos a futuro y/o haciendo que tu deuda crezca de sobremanera a causa de los intereses moratorios. Si no tienes la capacidad económica para solventar un crédito, mejor no lo pidas y ahórrate muchos problemas. 

Como consejo para saber qué tan viable es solicitar o no un préstamo, la mensualidad no deberá de superar en 30% de tus ingresos, con base en este parámetro, te será más fácil determinar qué tan viable es solicitar. 

También podrías leer Quincena: 5 Tips infalibles para administrarla mejor

5. Tienes urgencia de dinero

Este, probablemente es el peor de los escenarios ya que al momento de tener necesidad, podemos llegar a tomar muy malas decisiones, como aceptar malas condiciones de créditos o en el peor de los casos, donde nadie te quiere prestar, pudieras caer en fraudes por la desesperación de querer conseguir dinero. 

Si esta necesidad es para poder saldar tus deudas, no caigas en malas prácticas, siempre es mejor acercarse a las instituciones donde tienes esta deuda y pedir una reestructuración. 

Si te encuentras en alguno de los anteriores escenarios, no solicites un crédito, mejor busca otras soluciones y ahórrate problemas a futuro. 

prestamos personales prestadero
Cómo Administrar mi Dinero, Educación Financiera, Finanzas personales

Quincena: 5 Tips infalibles para administrarla mejor

Si eres de los que llega el final de quincena y no puedes esperar a que llegue tu siguiente pago porque ya te lo gastaste todo y lo peor, es que no sabes ni en que se fue tu dinero, entonces es momento de ponerte un alto y empezar a recapacitar sobre la forma en la que administras tu dinero. 

Para mejorar tus finanzas personales, así como tu calidad de vida, te daremos algunos consejos para que te dejes de tronar los dedos cada fin de quincena 

1. ¿Estás en números rojos cada mes?

Si tienes tus deudas a tope y cada quincena se te va todo en liquidarlas, entonces sería buen momento para hacer un plan para deshacerse de esas deudas que tienen tus finanzas al límite.

Para estas situaciones, puedes acercarte a la institución que te prestó y hacer una reestructuración o en su defecto, conseguir un crédito con mejores condiciones y consolidar tus deudas, de una u otra forma, la idea sería alargar el plazo de tu deuda para que tus mensualidades sean más pequeñas y al realizar tu pago mensual, te quede algo de dinero para cualquier cosa que necesites.

2. Si no es necesario, no lo compres 

Para todos aquellos compradores compulsivos que solo compran por comprar, es momento de ponerse a reflexionar si realmente necesitamos esas cosas que compramos o si realmente les vamos a dar uso. Muy seguramente a muchos de los que están en esta situación han pasado por lo siguiente: Ven una buena oferta, compran el articulo y luego llegan a casa, lo utilizan una vez y luego lo dejan durante años en algún cajón o armario de chácharas junto como muchos otros artículos con los que pasó lo mismo.

Si tienes la holgura económica para hacer eso está bien pero… si ¿no la tienes? erradicar todos estos gastos innecesarios, le van a dar un muy buen respiro a tus finanzas, ya que este dinero podrías utilizarlo para muchas otras cosas como ahorrar para unas buenas vacaciones, comprar un coche, una buena cena con tu pareja o amigos, etc. habrá una infinidad de cosas en las que puedas aprovechar mejor tu dinero comprando algo que solo utilizarás una sola vez.

3. Identifica tus malos hábitos financieros

Estos malos hábitos pueden ir desde los gastos hormiga, tomar dinero de tus apartados para gastos del hogar, pagar mínimos en tus tarjetas solo porque sí, etc. identificarlos y aceptar que tienes un problema con tus hábitos financieros, te ayudará a que puedas mejorarlos y erradicarlos, de esta manera, tus finanzas estarán más organizadas y te darán menos problemas a fin de quincena.

4. Elabora tu presupuesto

Ya sea de manera mensual o semanas es importante que organices y separes el dinero que vas a necesitar para tus gastos del hogar y personales, así, no tendrás pretexto de gastarte dinero de más que pueda comprometer tus gastos fijos. Recuerda que dentro de tu presupuesto, también es importante destinar una parte de dinero a recreación y a gustos que te quieras dar, esto siempre y cuando, no comprometa tus otros gastos. 

Si tienes pareja y ambos aportan al hogar, te invitamos a leer: 3 Errores financieros en pareja que pueden arruinar tu relación

5. Esfuérzate por ahorrar

Para aquellos que no tienen este hábito, puede llegar a ser complicado al principio, pero los beneficios que tendrás a futuro, te ayudarán a mejorar tu calidad de vida. Estos ahorros, podrías utilizarlos para hacer un fondo de emergencias, juntar para irte de vacaciones o cualquier cosa que quieras adquirir que tenga un valor elevado para el cual requieras juntar dinero.

Y te dejamos un plus

6. Ingresos extra

Si tus ingresos actuales no son suficientes para el estilo de vida que te gustaría llevar, entonces puedes buscar fuente de ingresos alternativas, no siempre es necesario tener otro trabajo, basta con ponerte creativo e inclusive transformar alguno de tus hobbies, en una fuente de ingresos, así podrás hacer algo divertido que a demás te de ese extra que necesitas.

Recuerda que mejorar tus finanzas ayudará a tener una mejor calidad de vida, le dará estabilidad a tus finanzas y a ti te dará tranquilidad al no tener que estar esperando desesperadamente tu siguiente pago.

prestamos personales prestadero
Educación Financiera, Finanzas personales

Phishing a la vista: Cuida tus datos con estos tips

Dentro de las prácticas más comunes para robar la información de las personas, tenemos al famoso “Phishing”.

Este consiste en personas que se hacen pasar por empresas como bancos, dependencias del gobierno, etc., y envían correos o mensajes que redireccionan a las personas por medio de un link, a sitios supuestamente oficiales donde se les pide su información personal como nombre, dirección, contraseñas, NIP bancarios, número de cuenta bancaria, de tarjeta de crédito o débito, y una vez teniendo esa información en sus manos, se le puede dar un mal uso, que puede ir desde suplantar tu identidad, hasta retirar dinero de tus cuentas bancarias.

Toma en cuenta que ninguna institución te pedirá datos personales por correo electrónico, whatsapp o cualquier medio no oficial. Normalmente, esto se hará mediante sus mismas aplicaciones, donde se toman todas precauciones para evitar que terceros tengan tu información pues, tu información se encripta.

Como medidas para evitar que roben tu información personal, tenemos las siguientes recomendaciones:

1. No utilices redes externas para realizar trámites bancarios

Si vas a realizar operaciones bancarias, utiliza la red de tu casa, tus datos móviles o alguna red que sea confiable, evita a toda costa utilizar redes de cafeterías, centros comerciales, puntos de wifi gratuito, etc.

2. Cuidado con tus contraseñas

No las compartas con nadie y asegúrate de que no sean tan obvias como para ser descifradas por terceros. Evita usar datos como nombres y fechas de nacimiento. De igual manera, procura no utilizar las opciones de guardado de contraseña en los navegadores, bien sabemos que es una herramienta cómoda pero es poco recomendable.

3. No uses la misma contraseña para todo

A veces es difícil recordar tantas contraseñas y sobre todo si tienes cuentas en diferentes instituciones sin embargo, es poco recomendable que utilices la misma en todas, ya que de ser descifrada por algún tercero, este podría tener acceso a todas tus cuentas.

Si eres olvidadizo, siempre puedes tenerlas anotadas en algún lugar seguro, de preferencia en tu hogar, donde solo tú sepas donde están.

4. Si no estás seguro, corrobora

Si te llega mensaje o llamada  de alguna institución y no te da confianza, ponte en contacto con ellos para corroborar la información. Recuerda que en ningún momento las instituciones te pedirán contraseñas o el NIP de tu tarjeta.

5. Cuidado con links de dudosa procedencia

Evitar caer en los viejos trucos de mensajes donde te dicen que te ganaste un premio, ya que a los sitios a donde te redirigen, podrían darle acceso automático a tu computadora o meterle algún virus informático que pueda robar tu información, usándola para fines que pueden dañarte a ti y a tu patrimonio.

6. Páginas apócrifas

Así como se puede suplantar la identidad de una persona, también se pueden llevar estas prácticas a sitios web, donde personas copian o tratan de imitar los sitios oficiales de otras empresas para robar información o hacer fraudes. Si vas a realizar trámites en línea, infórmate bien sobre la empresa donde vas a hacerlo y rectifica que sea el sitio correcto.

Esperamos que estos tips sean de gran utilidad para ti y que puedas evitar caer en manos de personas que solo están buscando una forma fácil de ganar dinero a través de fraudes y malas mañas cibernéticas.

También te puede interesar nuestro blog Buró de Crédito: 5 mitos que debes conocer

prestamos personales prestadero

Educación Financiera

Buró de Crédito: 5 Mitos que debes conocer para vencer

buró de crédito mitos

Existen muchas leyendas urbanas sobre el Buró de Crédito y desafortunadamente, se han encargado de desinformar a las personas por lo que en esta ocasión, nos encargaremos de desmentir todas esas leyendas sobre el terrorífico Buró de Crédito.

1. Si estoy en Buró de Crédito, ¿es una mala señal?

Este es el mito más común, la creencia de que estar en Buró es algo malo e inclusive algunas instituciones amenazan a sus clientes con ponerlos en buró. 

La realidad es que todos los que hemos solicitado algún crédito personal, tarjeta de crédito, tarjetas departamentales, plan celular, o incluso televisión de paga, estamos en Buró de Crédito. Esto está muy lejos de ser algo malo ya que el Buró de Crédito, se encarga de recopilar la información sobre los hábitos con tus créditos, para poder llevar un registro.

A este, se le pone una calificación denominada Score crediticio que entre mayor sea, mejor es el comportamiento de la persona con sus créditos y así, las instituciones que otorgan créditos pueden tener una referencia de a quien es bueno prestarle y a quien no.

2. El Buró de Crédito es una lista negra 

Dentro de las múltiples y erróneas creencias sobre este tema, es que estar en Buró significa, que no te prestarán más dinero. 

Como mencionamos en el punto anterior, el Buró recopila la información crediticia de las personas por lo que si en algún momento solicitaste un crédito y no lo pagaste o tuviste dificultades para liquidarlo, entonces, difícilmente te otorgarán un préstamo, sin embargo, no todo está perdido, ya que existen diversas formas de mejorar tu score crediticio y mejorar esta situación. 

Por otro lado, si eres una persona puntual con sus pagos y de buenos hábitos financieros, con este registro del Buró, es muy probable que las instituciones financieras te otorguen fácilmente créditos, con buenos beneficios y mejores tasas de interés. 

3. ¿Puedo salir del Buró? 

No, nadie que haya entrado en el registro del Buró puede salir, simplemente se va actualizando la información, ya sea de manera positiva o negativa, dependiendo de cómo manejes tus créditos. 

¡Ojo! Es importante que tengas muy presente, que NADIE puede sacarte de Buró o mejorar tu score a cambio de un pago. Esto es totalmente falso ya que, el Buró de Crédito es una institución independiente de las instituciones financieras, comerciales y gubernamentales, y sólo concentra la información crediticia y el comportamiento que has tenido.

También considera que, incluso después de pagado un crédito, este se conserva registrado por un periodo determinado de tiempo, y únicamente se eliminan registros, conforme a lo establecido en la Ley para Regular Sociedades de información crediticia y las reglas generales del Banco de México. 

4. El Buró de Crédito es el que decide si me prestan o no

Esto es totalmente falso, el Buró simplemente lleva el registro, las encargadas de decidir si se te otorga un crédito o no o bajo qué condiciones, son las instituciones financieras y esta decisión la tomarán con base en tu historial crediticio que es el que se refleja en el Buró. 

Te puede interesar leer nuestro blog Finanzas: 3 errores que rompen su corazón

5. El Buró de Crédito viola la confidencialidad de las personas y empresas. 

Nuevamente, esto no es verdad. ya que no cualquiera puede revisar la información que se tiene en Buró de Crédito pues, no puede ser consultada sin previa autorización de la persona o empresa. Agregado a esto, no cualquiera puede tener acceso a esta información, sólo instituciones autorizadas por el mismo Buró de crédito. 

Después de desmentir todos algunos de los mitos que hay sobre este tema, llegamos a la pregunta más importante: ¿Qué es el Buró de crédito? 

Es una institución independiente de las instituciones financieras, comerciales y gubernamentales, que concentra la información crediticia referente al comportamiento que tanto personas físicas como morales, han tenido respecto a sus créditos. Aparecer en Buró de Crédito no es malo, es aquí donde se concentra el historial de tus tarjetas de crédito, tarjetas departamentales, planes telefónicos, televisión de paga, crédito hipotecario o automotriz.

La forma en cómo pagas tus créditos y/o los  atrasos que tienes o tuviste, se encuentran registrados aquí ya que las instituciones financieras reportan tu actividad cada mes.

prestamos personales prestadero
Cómo Administrar mi Dinero, Educación Financiera, Finanzas personales

3 Errores Financieros en Pareja que pueden arruinar tu relación

errores financieros en pareja

Te contamos en este blog, 3 errores financieros en pareja que debes evitar o solucionar. En este mes de febrero,  el amor se siente por todos lados sin embargo, también es buen momento para recordar que, por lo general, todo es color de rosa hasta que se empieza a hablar de dinero.

Pero ¿por qué es tan común que las relaciones comiencen a fracturarse cuando el tema del dinero sale a flote? 

La respuesta es muy sencilla y, como generalmente nacen los problemas en una relación, todo comienza por la falta de comunicación que en el tema de las finanzas, no es una excepción. 

Estos son tres errores comunes que cometen las parejas al momento de llevar juntos sus finanzas: 

1. No conocer las costumbres financieras de tu pareja 

¿A cuántos no les ha pasado que al poco tiempo de comenzar a vivir con su pareja, nos damos cuenta de algunos hábitos económicos muy extraños? 

Esto puede ir desde compras compulsivas, malos manejos de tarjetas o desafanarse de los gastos del hogar. Es importante conocer los hábitos financieros de tu pareja y sobre todo los tuyos, de esta manera se podrán llegar a acuerdos y soluciones para mejorar la economía de ambos y evitar que sus hábitos dañen su relación. 

2. No hablar de dinero 

Para muchas personas el tema del dinero aún es un tabú y ya sea por pena, orgullo o simplemente no saber cómo abordar el tema, prefieren evitarlo a toda costa y ¿esto cómo repercute en una relación? 

No tener las cuentas claras con la persona con la que vives puede desencadenar grandes problemas en la economía de ambos y sobre todo, cuando las cosas no están económicamente estables, pueden caer en deudas de las que les será muy complicado salir. 

Cuando existen problemas de dinero en casa, siempre es bueno hablarlo con tu pareja, recuerda que dos cabezas piensan mejor que una y juntos pueden llegar a una mejor forma de salir de apuros. 

Y no solo cuando hay problemas de dinero es importante tocar el tema, la recomendación es que desde antes de iniciar una vida en pareja bajo el mismo techo, platiquen al respecto de cuánto gana cada uno, en qué gastan y si tienen deudas.

3. No tener un plan financiero 

Este punto puede resultar en un desequilibrio fatal de la economía de su hogar, por lo general, esto suele pasar con parejas que acaban de iniciar una vida en juntos y empiezan a vivir bajo el mismo techo.

Para evitar malos entendidos, siempre es bueno dejar claro desde un inicio que responsabilidades económicas le corresponden a cada quien y qué recursos se pueden utilizar libremente y hasta donde es posible ocuparnos, de esta manera no habrá la típica sorpresa de que tu pareja saturo tus tarjetas de crédito o utilizar el dinero de las vacaciones para ir de compras. 

Si quieres aprender a elaborar tu presupuesto personal y llevarlo al siguiente nivel, en pareja, aquí te dejamos nuestro blog Presupuesto Personal para mejorar tus finanzas

También es recomendable que como pareja, si está dentro de sus posibilidades, traten de hacer un plan financiero con el ingreso solo de uno de ustedes, de esta forma tendrán oportunidad de ahorrar, invertir, o simplemente tener un fondo de emergencia.  Recuerden no gastar en cosas que no son necesarias y establecer metas financieras en pareja.

Ahora que ya conoces estos errores financieros en pareja y lo que puedes hacer para evitarlos o solucionarlos, es momento de poner manos a la obra y comenzar desde hoy.

prestamos personales prestadero
Educación Financiera, Finanzas personales

Cuesta de Enero: 3 Tips para salir victoriosos de ella

Cuesta de Enero Tips para salir victoriosos

Una de las épocas más complicadas del año comienza en enero, que es a lo que comúnmente se le conoce como la “cuesta de enero” pero, ¿por qué para muchas personas estos inicios de año son tan complicados? 

Esto se debe a varios factores, donde uno de los más determinantes en tu estabilidad económica será el ¿qué tan endeudado comienzas el año? 

Este exceso de deuda en un porcentaje muy alto de la población hace que el movimiento del dinero baje considerablemente ya que, por obvias razones, nadie tiene dinero para seguir gastando de esta manera. En los pequeños y grandes comercios se reduce la venta que, a su vez, reduce los ingresos de los dueños de estos negocios, ocasionando que no puedan gastar tanto.  De esta manera, se va haciendo una cadena de consecuencias que nos afectan a todos y hace que el primer mes del año sea tan complicado.

En esta ocasión te traemos 3 tips para que la cuesta de enero te sea lo más leve en medida de lo posible y salgas victorioso de ella. 

1. Consolida tus  deudas

Si como cada año ya volviste a cometer el mismo error y comienzas el año con deudas, entonces es momento de salvar el bote antes de que se hunda; si en este punto aún no has dejado de pagar y tienes solvencia económica para seguirlo haciendo, entonces es buen momento para consolidar tus deudas. 

Busca un crédito que te dé mejores condiciones de pagos y tasas para poder migrar tus otras deudas a esta lo cual, al tener mejores condiciones, te será más fácil organizarte y no dejar de pagar. Como habíamos mencionado en otro blog, esto no es cavar un hoyo para hacer otro, es una práctica muy común que con una buena disciplina financiera te sacará de muchos apuros. 

Si tienes dudas sobre cómo consolidar una deuda chécate nuestro blog: Préstamos para pagar deuda

2. Elabora un plan financiero 

Para este punto, comencemos por lo más básico que es no gastar de más y evitar a toda costa que tu deuda siga creciendo. 

Para comenzar a elaborar tu plan financiero, es importante hacer una lista de las cosas que realmente son necesarias como es la renta, los gastos de la casa, despensa, etc. y realmente darte cuenta de cuáles son tus gastos fijos mensuales. Así podrás tener mejor control de tu dinero y comenzar a liquidar tus deudas antes de que te sobrepasen y evitarás caer en un círculo vicioso del que sea difícil salir. 

3. Ahorra como costumbre

Este punto pudiera ser complicado si tienes muchas deudas, pero tener buena disciplina financiera y seguir al pie de la letra los dos puntos anteriores te ayudará a hacerte un espacio para poder comenzar tu ahorro ya que, esto te dará un colchón económico en caso de algún percance o en un mediano plazo te puede ayudar a liquidar tu deuda antes de lo que tenías planeado. 

Puedes establecer metas de ahorro quincenal, mensual o anual, lo más importante será que antes de gastar y después de separar el dinero de tus gastos fijos, guardes el monto que has destinado al ahorro.

Hazte la costumbre del ahorro y difícilmente te encontrarás en apuros financieros. 

Sobrevivir a la cuesta de enero no es tan complicado como parece, la clave está en tu constancia y darle solución a tus deudas lo antes posible para poder comenzar bien el año. 

creditos prestadero
Educación Financiera, Finanzas personales

Tarjeta de Crédito vs. Crédito Personal: ¿Qué me conviene más en estas fiestas?

prestadero-tarjetas-de-credito-vs-credito-personal

 

Ya se acercan las fechas de compras para fin de año donde tendremos grandes ofertas que no podemos dejar pasar, comenzando por El Buen Fin, el Black Friday, promociones navideñas, etc. 

Para los que han sido constantes con sus ahorros destinando un presupuesto para estas fechas, podrán disponer de este para las compras pertinentes pero para los que no es el caso, se encontrarán, como todos los años con la siguiente pregunta: si voy a comprar con crédito ¿qué me conviene más, usar tarjetas de crédito o un crédito personal? Ambas tienen sus pros y sus contras que desglosamos a continuación para que puedas tomar la decisión que mejor se adapte a tu economía. 

Analiza y compara tasas de interés

Como bien sabemos, los intereses son el dinero que nos cobrarán las instituciones financieras por prestarnos dinero, entonces si aún no tienes un crédito y quieres solicitar uno para esta época de compras, entonces compara las tasas y elige la más baja.

En el caso de los créditos personales, tus pagos mensuales ya viene incluido el interés a pagar, por lo contrario, en las tarjetas de crédito tenemos la opción de no pagarlos si somos puntuales con nuestros pagos mensuales, eso claro, si dentro de nuestra tarjeta tenemos opción de meses sin intereses. 

Tiempo en que se difiere la deuda

Para el siguiente tip solamente funcionará si el interés a pagar es fijo durante el tiempo a pagar del crédito, ya sea tarjeta o crédito personal.

Para no tronarnos los dedos mes a mes con el pago del crédito, busquemos el que nos deje digerirlo al mayor tiempo posible, de esta manera, tendremos mensualidades cómodas. Recuerda no abusar de este recurso, ya que tener demasiadas cosas a pagos pequeños le podrían cargar mucho la mano a nuestra economía. 

Beneficios adicionales

Dentro de las tarjetas de crédito, las instituciones nos ofrecen diferentes promociones al realizar compras con sus tarjetas como meses sin intereses, sistemas de puntos que te servirán para otras compras, descuentos dentro de sus tiendas participantes, etc. por lo que tener en cuenta estos beneficios es importante para hacer tu estrategia de compras. 

No uses tu crédito para todo

Tener dinero disponible es muy tentador y muchos caen en el error de comprar todo con su crédito, mejor usa tu línea crediticia inteligentemente comprando solamente los artículos que no te sea posible adquirir cotidianamente como electrodomésticos, televisiones, videojuegos, muebles etc.

Dispón de tus créditos sólo para artículos de mayor valor. 

 

Sea cual sea la opción que vayas a elegir para realizar tus compras, no abuses de tus créditos, recuerda que no es dinero que te regala el banco, es “prestado” y tendrás que regresar. Toma en cuenta que después de estas fechas vendrá la cuesta de enero y necesitarás estar preparado para eso.

 

También te puede interesar Finanzas: 3 cosas que rompen su corazón

 

Prestamos-personales-prestadero

Educación Financiera, Finanzas personales

¿Las deudas se heredan en México? – Resolvemos algunas de tus dudas

se heredan las deudas¿Qué pasa con las deudas al fallecer el titular? ¿Las deudas se heredan? Esta es una de las grandes preguntas en cuanto a los créditos: ¿Si muere el solicitante, la deuda queda saldada o se hereda a los familiares?

Y si se lo preguntamos a mucha gente la respuesta seguramente sería sí, sin embargo, existen muchas excepciones donde esto no sucede de esta forma.

Así como existe una gran variedad de modalidades de crédito, también cada uno tiene sus propias reglas que pueden ir variando según la institución donde se solicita, por lo que hablaremos de los casos más comunes donde el hecho de fallecer, no necesariamente salda la deuda del crédito y otros donde efectivamente si quedará liquidada.

Cuando se comparte un crédito 

En este caso el más común es el crédito hipotecario, donde normalmente se pueden fusionar con algún familiar, pareja o amigo para poder adquirir un bien inmueble, con un valor mucho mayor a que si solamente lo adquiriera una sola persona. En estos casos si alguno de los dos llegara a fallecer, la deuda total tendría que ser saldada por la otra persona asociada a este crédito. 

Tarjetas adicionales de una tarjeta de crédito

Como muchos saben, los bancos tienen modalidades donde de una línea de crédito se pueden solicitar varias tarjetas para compartir este monto prestado por el banco. 

La cantidad de tarjetas adicionales normalmente está sujeta a las condiciones dictaminadas por la institución y éstas, normalmente son otorgadas para familiares o alguna persona en especial, designada para manejar el negocio de otra persona pero: ¿Qué sucede si el titular de la línea de crédito llegara a fallecer? 

En este caso, solo existe un solo titular de la tarjeta por lo que legalmente es el único responsable por esa línea de crédito, entonces las personas que porten las tarjetas adicionales no tienen ninguna obligación de pagar el crédito. Sin embargo, es importante que no se realicen compras o cargos posteriores al fallecimiento del titular, ya que esto podría cambiar las condiciones.

Créditos automotrices 

En estos casos, salvo en situaciones particulares, si el titular del crédito fallece, en efecto, la deuda quedará saldada y el vehículo tendrá que ser entregado a los familiares, cónyuge, hijos o cualquier persona legalmente designada con todos los documentos requeridos y que hagan válida la liberación del vehículo. Lo anterior siempre y cuando al momento de la adquisición, se haya hecho con un seguro de vida incluido que cubra la totalidad de la deuda en caso de fallecimiento.

Como una posible excepción a lo anterior serían que se pasara del tiempo de notificación de fallecimiento de la persona por lo que es importante consultar estas cláusulas de tiempo para poder hacerlo válido. 

Muerte premeditada 

Esta puede es la excepción a todo lo anterior mencionado ya que, en muchos de los contratos de créditos esta estipulado que en este punto la deuda si puede pasar a los herederos del fallecido, ya sea por suicidio, accidente, enfermedad o cualquier indicio de que la muerte haya sido premeditada. 

En muchas ocasiones, sobre todo si hay bienes involucrados con el crédito, como pudieran ser automóviles o bienes inmuebles, estos pudieran ser retirados por las instituciones que brindaron el crédito para adquirirlas. 

Existen una infinidad de cláusulas asociadas al fallecimiento de los solicitantes de un crédito y estas han ido variando con el pasar del tiempo, por lo que es importante leer bien las letras chiquitas de los contratos y mantenerse bien informado sobre todas las cláusulas y las excepciones cuando vas a solicitar un crédito de cualquier tipo. 

Siempre será mejor leer a detalle el contrato y guardar una copia del mismo para cualquier futura aclaración o consulta.

 

También te podría interesar leer Testamento: ¿Por qué hacerlo es una buena idea?

¿Tienes buen historial crediticio y estás buscando un crédito con excelentes tasas? Solicita tu crédito con nosotros. 

credito personal online

Educación Financiera, Finanzas personales, Sin categoría

El reto de la Educación Financiera en México

educación financieraUno de los grandes temas controversiales en nuestro país es el tema de la educación, que como sabemos, en muchas áreas es bastante deficiente. Dentro de muchos temas que se deberían implementar dentro de la educación básica, está el tema de las finanzas personales, ósea, educación financiera ya que en su mayoría, los mexicanos no sabemos manejar nuestro dinero. 

¿Cuántos hemos escuchado al tío o al amigo que nos cuenta que así como le llega su quincena se le va por todas las deudas que tiene, o al conocido que gana “bien” pero nunca tiene dinero por no saberlo administrar correctamente?

Por otra parte, al tener tal desconocimiento del tema, muchas personas también optan por hacerse de “préstamos” o “facilidades de pagos”, donde terminan pagando hasta el doble  de lo que están consumiendo, yéndose con la finta de hacer pagos semanales muy pequeños a plazos muy grandes.

Desafortunadamente, muchas instituciones se aprovechan de la desinformación de la gente para poner en práctica este tipo de “pagos fáciles” donde terminan generando a los usuarios deudas que no terminan de pagar nunca y se convierten en un serio problema que afecta a toda la familia. 

La raíz del problema

Desgraciadamente (y si, tenemos que reconocerlo), la raíz de todos estos problemas es la falta de educación financiera ya que al final, de donde terminamos aprendiendo es de ver a nuestros padres o conocidos, en nuestro hogar básicamente y ellos, al estar también mal informados sobre el tema, los imitamos, generando un ciclo de desinformación y prácticas poco convenientes para nuestra economía, haciendo de estas, algo “normal”. 

El tema de la falta de educación financiera no discrimina estatus socioeconómico ya que, también existen casos donde grandes empresas se van a la quiebra por tener una mala administración de sus recursos, o el típico caso de aquel que hereda una buena cantidad de dinero y a lo pocos meses ya no le queda nada. 

Al final, nadie aprende en cabeza ajena y hasta que no nos vemos envueltos en situaciones económica desfavorable, ponemos sobre la mesa los elementos que nos llevaron a la situación y comenzamos a analizar cómo resolverlo. 

Si quieres liquidar tus deudas y no sabes por dónde comenzar, te invitamos a leer nuestro blog Bola de Nieve: De la teoría de resolver deudas a la práctica 

Educación financiera en la escuela

Imaginemos por un momento que desde los niveles de educación básica, pudiéramos tener acceso a una buena educación financiera donde nos enseñaran cosas tan básicas como administrar nuestros dinero, hasta cosas un poco más complejas como aprender a usar un crédito, a invertir y a ahorrar. El panorama de la economía de los mexicanos sería muy diferente y por consecuencia el del país también. 

Para Prestadero, el tema de la educación financiera es un tema de suma importancia y por eso, al igual que algunas instituciones, estamos implementando programas donde enseñamos a nuestros usuarios cosas tan básicas como ahorrar, saber qué es el historial crediticio, quitar algunos tabúes como lo es el Buró de Crédito, y hasta ayudar a nuestros inversionistas principiantes a saber diversificar y conocer los riesgos y ventajas de una inversión. 

Al final, recordemos que todos vamos en el mismo barco y si se hunde, nos hundimos todos con él. Los grandes cambios no se dan de un día para otro, pero trabajando poco a poco podemos poner nuestro granito de arena para que la situación de nuestro país pueda ir mejorando. 

Si quieres incrementar tu ahorro para el retiro, te invitamos a leer el blog: Haz crecer tu ahorro para el retiro

 

creditos prestadero