Educación Financiera, Finanzas personales

Buró de Crédito: Es momento de perderle el miedo

 

“Estoy en Buró de Crédito”

Es una frase muy común con la que nos encontramos como empresa financiera al momento de que nos solicitan información sobre los préstamos. Existe una creencia negativa de que estar en Buró de Crédito es como si una maldición cayera sobre nosotros.

Comencemos por aclarar que el Buró de Crédito NO es una lista negra en la que se boletinan a los deudores. La realidad es que desde el primer momento en que solicitamos un crédito, nuestro historial comienza a registrarse.

¿Le prestarías dinero a cualquiera?

La respuesta es que sólo le prestarías a alguien a quien conoces y en quién confías, o de quién tienes información suficiente. Entonces, podemos ir comprendiendo la lógica de que exista una institución independiente de las instituciones financieras, comerciales y gubernamentales, que concentra la información crediticia referente al comportamiento que tanto personas físicas como morales, han tenido respecto a sus créditos.

Aparecer en Buró de Crédito no es malo, es aquí donde se concentra el historial de tus tarjetas de crédito, tarjetas departamentales, planes telefónicos, televisión de paga, crédito hipotecario o automotriz. La forma en cómo pagas tus créditos y/o los  atrasos que tienes o tuviste, se encuentran registrados aquí ya que las instituciones financieras reportan tu actividad cada mes.

El diagnóstico de tu situación crediticia

Así como cuando acudes al doctor es necesario te realice un diagnóstico, el Buró de Crédito permite a las empresas otorgantes de créditos conocer cómo se encuentra la situación del solicitante.  

Se toma en cuenta toda la información que se encuentra en tu Buró, junto con la información personal que se te solicita y las políticas de la empresa, para determinar el riesgo y tomar la decisión de otorgar o no un préstamo.

No creas todo lo que se dice

Existen mitos urbanos que lo único que han logrado es hacer que las personas no confíen en el Buró de Crédito.

Uno de esos mitos es que el Buró de Crédito es quien aprueba los créditos solicitados, esto es mentira, ya que la institución otorgante es la que determina si se aprueba o no un crédito.

Otro mito es que al estar en Buró de Crédito, ya no te darán un crédito. Eso va a depender directamente de tu historial crediticio, ya que si es sano, tienes posibilidades de obtener financiamientos y/o de aumentar tu línea de crédito actual.

Tampoco creas lo que dicen acerca de que se viola la confidencialidad de las personas y empresas, ya que no cualquiera puede revisar la información que se tiene en Buró de Crédito pues, no puede ser consultada sin previa autorización de la persona o empresa.

Te recomendamos que solicites tu reporte de crédito, por ley tienes derecho a realizar una solicitud gratuita una vez cada 12 meses. Puedes ingresar a la página de Buró de Crédito aquí.

 

Te invitamos a leer también Crowdfunding: El despertar del financiamiento colectivo