Educación Financiera

¿Qué significa tener liquidez, solvencia y rentabilidad?

¿Qué significa tener liquidez, solvencia y rentabilidad? ¿Acaso no es lo mismo?

Cuando alguien paga a tiempo sus deudas se dice que es “solvente”. ¿Entonces tiene liquidez? No necesariamente. Muchas veces podemos ser solventes pero no tenemos liquidez. Y muchas veces una empresa es rentable pero no necesariamente tiene liquidez. Entonces, ¿de qué estamos hablando?

Tener solvencia significa que puedes pagar tus deudas. Tener liquidez también te permite pagar las deudas, porque tienes el dinero fluyendo fácilmente, es decir tienes acceso a él de manera fácil. Cuando eres solvente no necesariamente tienes el dinero fácil de obtener.

Probablemente tu dinero está invertido en bienes inmuebles, los cuales tendrías que vender para tener liquidez y poder pagar la deuda. Entonces, cuando eres solvente no necesariamente tienes liquidez, pues puede ser que el dinero no lo tengas en la mano.

Y a veces, aunque tengas liquidez, no necesariamente eres solvente, porque el dinero que tienes no alcanza para pagar la deuda. Para que quede más claro, veámoslo en términos empresariales.

Tener liquidez, solvencia y rentabilidad en términos empresariales

En términos empresariales, pasa lo mismo. La liquidez son los activos que tiene la empresa que se pueden convertir en dinero de forma rápida y fácil. Cuando “tiene dinero líquido” se refiere a que puede cambiar bonos, acciones, cuentas bancarias en dinero en efectivo de forma inmediata o a corto plazo.

En cambio, cuando una empresa es solvente es que es capaz de pagar sus deudas en un cierto tiempo o de cumplir sus compromisos. Por lo general la liquidez es lo que da la solvencia, pero no siempre es así. Muchas veces, la solvencia de una empresa está en el dinero invertido a largo plazo, el cual no puede ser tomado de forma inmediata, por lo que no hay liquidez, sin embargo hay solvencia. Dicho dinero invertido es la garantía de que habrá un pago, por eso es solvente.

En cuanto a la rentabilidad de una empresa, eso significa que la empresa produce más de lo que invierte. En pocas palabras tiene ganancias. Es importante que una empresa sea rentable para que sobreviva en el mercado, pues si no produce ganancias no es solvente y no tiene liquidez, lo que la llevaría a la ruina.

No deben confundirse los términos entre solvencia, rentabilidad y liquidez. Cada uno, aunque están relacionados, tiene un significado diferente. Es por ello que se puede ser solvente sin liquidez, o tener liquidez sin solvencia. Lo que no se puede es no ser rentable y tener liquidez y solvencia.

Fondeo Colectivo

Empezar a emprender como prestamista, ¿Cómo funciona?

Veamos lo que significa empezar a emprender como prestamista en el crowdfunding.

Emprender suena difícil y complicado, sin embargo mucha gente lo hace. ¿Cómo le hacen? ¿Cómo puedo emprender de forma tal que pueda invertir mi dinero? El crowdfunding es lo de hoy. En el crowdfunding un grupo de personas como tú, con una visión de emprendedores y con dinero ahorrado, invierten dicho dinero en préstamos. Así de fácil.

Muchas personas tienen buenas ideas para un proyecto, pero carecen de capital. El banco, que les puede prestar dinero, también les puede poner trabas porque el proyecto es arriesgado. De igual manera, en caso de que el banco acepte a prestarles, el interés que les cobra es altísimo. Pareciera que no hay forma pero sí la hay: pueden recurrir a un crowdfunding.

En el crowdfunding, un grupo de personas se unen para prestar dinero. Esas personas son las que invertirán en el proyecto y ayudarán a quien necesita el capital. Las personas del crowdfunding darán el dinero a un interés más bajo y justo que el del banco, lo cual ayudará enormemente a la persona que pidió el dinero prestado. El dinero que obtenga lo invertirá en el proyecto, y cuando el proyecto dé frutos pagará la deuda, más una cierta cantidad acordada en un tiempo determinado. Lo importante del crowdfunding es que todos ganen.

Empezar a emprender como prestamista

Como prestamista es necesario que analices bien el proyecto que se ponga frente a ti para ser fondeado. Analiza todas las variables, si es riesgoso o no y qué tanto.

  • Te recomendamos que analices si ves potencial de éxito, y si es así, estima en cuánto tiempo será exitoso. Recuerda que nada es exitoso de la noche a la mañana. Entonces, piensa que el capital que invertirás tendrá frutos pero a mediano o largo plazo.
  • Por lo mismo, analiza qué cantidad de dinero piensas invertir. Te recomendamos que no prestes todos tus ahorros, sólo una parte de éstos.
  • Por otro lado, analiza quién está pidiendo el crédito. Revisa que sea solvente, que cumpla con las deudas, busca referencias. No se trata de arriesgarte así como así.
  • Ahora que, también puedes invertir a través de una fondeadora y ésta será la que se ocupe de realizar los estudios necesarios para averiguar la solvencia de quien solicita el préstamo, en lugar de que tú inviertas tiempo en ello.

Si quieres ser un prestamista, te recomendamos que acercarte a instituciones que se dedican al crowdfunding. Ellos te asesorarán y te darán opciones para invertir.

Hay mucha gente que necesita ayuda y tienen muchos proyectos que son muy buenos, con mucho potencial. Ahí es donde debes invertir. Ayuda y te ayudarán. Así de fácil. Vale la pena emprender en el crowdfunding de préstamos. La inversión regresa a ti de manera sencilla.

 

Te invitamos a leer también Crowdfunding: El despertar del financiamiento colectivo 

 

 

Financiamiento

¿Por qué me piden aval para una solicitud de crédito?

¿Acaso eso es importante? Sí.  ¿Por qué me piden aval para una solicitud de crédito?

Al pedir un crédito de cualquier tipo, te piden una serie de requisitos que debes cumplir. Entre dichos requisitos destaca tener un aval. El aval debe contar con una propiedad a su nombre que demuestre de alguna forma la solvencia económica. Esa propiedad no debe estar en juicio no tener ningún tipo de problema legal.

Un aval es una persona de tu confianza que garantiza que realizarás el pago del crédito como corresponde. La garantía, por lo general, es la escritura del bien inmueble que tiene, pues en caso de incumplimiento del pago, el aval tendrá de dónde pagar. Es por ello que el bien inmueble no debe tener ningún tipo de problema jurídico. Ahora, no siempre piden que el aval demuestre que tiene una propiedad, pero en la mayoría de los casos sí.

Por qué tener aval para una solicitud de crédito

Al solicitar un crédito a una institución financiera, por lo general la cantidad que se pide es elevada. Puedes ser para comprar un coche, una casa, poner un negocio, entre otras. Debido a esto se necesita la ayuda de un aval. Este aval te respaldará en el crédito y se supone que te ayudará a pagar la deuda en caso de que tú no puedas. Un aval es una persona que confía en ti ciegamente, pues sabe que puedes cubrir la deuda y que no le fallarás.

Existen principalmente dos tipos de avales: una persona física y un aval bancario. La persona física es alguien que te conoce y ayuda como aval. Puede ser un familiar o amigo. En cambio en el aval bancario, una institución asume la figura del aval, respaldándote. Obviamente este tipo de aval tiene un precio, lo cual representa otro gasto más, aparte del crédito que ya has pedido.

Tener un aval es muy importante. Cuando alguien se presta de aval, debes responderle como se debe, pagando a tiempo tu crédito. Recuerda que esa persona te está ayudando desinteresadamente.

En caso de que quieras ser aval de alguien, nada más fíjate si esa persona es solvente. Esto es muy importante, pues en caso de que no cumpla la deuda, tú tendrás que pagar.

Ser aval es muy importante. Aprecia a quién es tu aval y sé aval en caso de que te necesiten.

Finanzas personales

¿Debería invertir mi dinero en dólares?

En esta época de fluctuación del dólar nos preguntamos constantemente qué es lo que va a suceder. ¿Seguirá devaluándose el peso ante el dólar hasta rebasar los 18 pesos por dólar? ¿Debería invertir mi dinero en dólares?

Para llegar a conclusiones de inversión financiera, es necesario ver y analizar el panorama que se está desarrollando actualmente y más que nada, ver lo que ha sucedido en los últimos meses. No se debe perder de vista la situación política y económica mundial, lo que ha conllevado a la caída de los mercados.

Grecia y China han hecho de las suyas en la Bolsa de Valores, provocando una inestabilidad económica sin precedentes. La caída del precio del petróleo ha hecho que la mezcla mexicana llegue a precios bajos alarmantes, ayudando a la devaluación del peso frente al dólar.

Y por otro lado EUA, quien ha recuperado la confianza en su moneda, actualmente tiene la tasa de desempleo más baja en los últimos años y parece que va recuperándose de la crisis económica reciente. Esto ha hecho que el dólar se fortalezca y el peso se deprecie ante tal moneda. Entonces, ¿es el momento propicio para invertir mi dinero en dólares?

Sí, no y cuándo invertir mi dinero en dólares

La respuesta es no. Debido a la fluctuación del precio del dólar frente al peso, es probable que eventualmente el peso recupere terreno.

Del 24 al 27 de agosto de 2015, el precio del dólar superó los 17 pesos por dólar. Sin embargo, a partir del 31 de agosto de 2015, el precio bajó un poco a 16.80- 16.90 pesos por dólar. Todo esto significa que la fluctuación del precio del dólar sigue cambiando. Sería un riesgo grande invertir en dólares actualmente cuando no se sabe para dónde va el precio del dólar.

El escenario ideal para invertir en dólares es cuando el precio del dólar frente al peso está a la baja. Es en ese momento cuando se debe comprar o invertir y eventualmente, cuando el precio del dólar sube, recuperar la inversión.

Actualmente invertir en dólares es muy arriesgado. Si se compra en este momento es probable que en el futuro haya pérdidas una vez que se estabilice el precio del dólar. Siempre, al momento de querer hacer una inversión en dólares, es necesario tomar en cuenta el escenario completo de lo que está sucediendo, en México y en el mundo.

Cualquier mínimo desajuste que pueda existir, creará un efecto dominó que perjudicará (o beneficiará, en raro caso) a la economía mexicana. Invierte en dólares cuando el precio del dólar está a la baja. Así, cuando esté a la alta obtendrás más ganancias.

Fondeo Colectivo

Empezar a emprender para apoyar a otros

 

¿Quieres empezar a emprender y al mismo tiempo ayudar a otros? Entonces estás buscando el crowdfunding.

Si tienes cierto capital y la idea de invertir tu dinero, pero no sabes dónde, existen opciones muy viables y loables que te pueden ayudar a hacer crecer tu dinero, y de paso ayudar a otros. El crowdfunding puede darte la oportunidad de empezar a emprender para apoyar a otros que necesitan de tu ayuda. ¿Cómo es eso?

En el crowdfunding, un grupo de personas como tú, con un capital y ganas de emprender, se unen para financiar un proyecto que les puede parecer interesante o que tiene mucho potencial. Dicho proyecto tiene ideas innovadoras que harán crecer tu dinero, pero no cuentan con el financiamiento adecuado para echarlo a andar. Es por ello que necesitan de personas como tú, que le puedan inyectar dinero al proyecto.

El crowdfunding tiene grandes beneficios para todos, pues tanto la persona que invierte como la persona que tiene el proyecto ganan. Si el proyecto es rentable y tiene ganancias, tú como inversor ganas: recibes el Retorno de Inversión y una parte proporcional de las ganancias, dependiendo de cuánto invertiste y el arreglo al que llegaron con la persona que presentó el proyecto.

¿Cómo le hago para empezar a emprender o invertir?

Si te decides entrarle al crowdfunding, es necesario que cheques el proyecto al que le estás apostando. Debes analizar con detenimiento qué es lo que te están presentando, si es rentable y si las personas que necesitan de tu dinero son personas confiables. Debes escuchar en qué consiste el proyecto y resolver todas las dudas que puedan surgir en el camino. No debes guardarte nada, a fin de cuentas es tu dinero el que será invertido.

Apostarle al crowdfunding, aunque parece arriesgado, es muy satisfactorio. Con el crowdfunding ayudas a los emprendedores mexicanos que tienen ideas creativas e innovadoras a dar a conocer sus productos. Incentivas el talento de los visionarios mexicanos que están en busca de dar a conocer sus productos y que carecen de los medios para hacerlo.

Ahora bien, si estás del otro lado y tú eres la persona que necesita el capital para esa idea maravillosa que puedes y quieres comercializar, entonces acércate al crowdfunding. Si tu idea es rentable, viable e interesante es muy probable que te apoyen como lo necesitas. No deseches ninguna opción y busca la manera de obtener el financiamiento. Recuerda que el crowdfunding se basa en la buena voluntad: ellos creen en ti. No lo desprecies y sé una persona confiable.

El crowdfunding, independientemente del lado que estés, es una excelente opción para los emprendedores que quieren echar a andar un proyecto. Ya sea que inviertas capital o tengas una idea innovadora y rentable, eres un emprendedor que ayudará a otros. Todos ganan.

Finanzas personales

Los errores de los emprendedores más comunes

 

Aquí están los errores de los emprendedores más comunes al momento de iniciar su empresa.

Es humano errar, sin embargo, hay una serie de equívocos que se pueden evitar si ponemos especial atención.

Cuando comienzas tu empresa y estás listo para echarla a volar, sientes que tienes todo bajo control. Sin embargo, hay una serie de contratiempos que no tenías identificados y que no sabes de dónde vinieron. Esto se debe a que muchas veces los emprendedores caen en errores comunes que no contemplaron desde un principio.

Errores de los emprendedores y cómo evitarlos

  • Al comenzar el negocio te enamoras del proyecto que has armado, al grado tal que no escuchas consejos ni quieres que nadie opine sobre nada que has hecho. Este es un error muy común de los emprendedores. Siempre es bueno escuchar las palabras de las personas que están fuera del negocio. Te pueden dar ideas que no habías visto por estar metido en el proyecto y no tener una visión más allá.
  • Otro error muy común es no elegir al socio adecuado. El hecho que la persona que elegiste es tu mejor amigo, casi tu “alma gemela” no significa que sea bueno para los negocios o que se van a entender a la perfección siempre. Es necesario que te asocies con una persona que comparta la pasión por tu proyecto, pero que también tenga una vena para los negocios y sepa lo que está haciendo.
  • Es muy importante conocer a la perfección el mercado al que tu producto o servicio será dirigido. Un error muy común de los emprendedores es no tener presente este pequeño detalle y por lo mismo no conocer bien el mercado. El proyecto que ha realizado puede ser innovador y muy especial, pero si no hay a quién vendérselo entonces la batalla está perdida. Invierte en un estudio de mercado. Vale la pena.
  • Hacer un presupuesto es extremadamente importante para no cometer errores comunes de los emprendedores. Suena lógico tener un presupuesto, pero muchos startups simplemente omiten este paso porque quita mucho tiempo. Tener un presupuesto es clave para tener unas finanzas sanas y no caer en deudas innecesarias.
  • Tener una estrategia es muy importante para que el negocio avance. Muchos emprendedores creen que no la necesitan y ese es un error muy común que se debe omitir. Saber cómo vas a vender tu producto es tan importante como tener buenas finanzas. No lo eches en saco roto.
  • Olvidar al cliente es un error trascendente de los emprendedores. Una vez que lanzas el producto y la gente comienza a comprarlo, creen que ya conocen al cliente y no es necesario mantener una comunicación abierta con ellos. Grave error. El cliente necesita sentirse apapachado, saber que es lo más importante para tu negocio, que estás dispuesto a cubrir sus necesidades y darle el mejor servicio. No descuides al cliente.
  • Por último, no considerar a la competencia. Sí, muchos emprendedores cometen el error de no fijarse en la competencia. en lo que ofrecen y sus promociones, y en el valor agregado que le brindan a sus clientes. Todo esto marca la diferencia para que un cliente se quede contigo o se vaya a la competencia. La competencia te puede comer el mandado, literal.

Estos son los errores más comunes que cometen los emprendedores y que se deben evitar para que el negocio sea un éxito. Es muy importante cuidar cada aspecto del negocio, así evitarás caer antes de comenzar a volar.

Educación Financiera

Habrá una nueva fórmula del CAT en octubre

 

¿Sabías que habrá una nueva fórmula del CAT en octubre? Aquí te decimos lo que tienes que saber al respecto.

Al momento de comprar algo a través de un crédito, es necesario que revises el CAT (Costo Anual Total) de la tarjeta de crédito. Cada institución financiera ofrece diferentes porcentajes de interés que se ve reflejado en el CAT.

El CAT es un indicador que ayuda a medir el costo de financiamiento de crédito y permite comparar el costo entre diferentes créditos. En el CAT se incorporan los elementos que determinan el costo de un crédito con fines informativos y de comparación, lo cual incluye la tasa de interés, las comisiones de apertura del crédito, las primas de seguros, la cuota anual, entre otros.

El CAT se calcula utilizando la metodología establecida por el Banco de México. Todo esto está publicado en el Reglamento de la Ley Federal de Protección al Consumidor. Sin embargo, recientemente se publicó que a partir del 26 de octubre de 2015 habrá una nueva fórmula para calcular el CAT, la cual consiste principalmente en dos cambios:

  1. En el cálculo de la garantía de pago

Al momento de contratar un cierto crédito, la institución financiera que otorga el crédito pide una garantía. Esta garantía, llamada colateral, está hecha para que si no pagas o no llegas a cubrir una parte del crédito, puedan tomar ese dinero. Anteriormente, el colateral no formaba parte del CAT. Entonces, con la nueva disposición, el colateral deberá estar contemplado dentro del CAT. Esto reduce la cantidad de dinero que recibes del banco, pero el interés se calcula de la cantidad que pediste prestado al banco. La idea es que haya más transparencia en los cálculos del CAT.

  1. En el crédito al comprar coche

Antes de la nueva disposición, el CAT no incluía el seguro de auto que obligan a contratar las agencias automotrices. A partir de octubre, será obligatorio incluir el costo del seguro del auto en la tasa del CAT.

En México, es obligación de todas las instituciones financieras mostrar el CAT. A partir de octubre el CAT deberá ser calculado con la nueva fórmula establecida por el Banco de México. La Profeco, la CONDUSEF y el Banco de México son las entidades que serán las encargadas de vigilar que se aplique la nueva fórmula a partir del 26 de octubre de 2015.

La fórmula del CAT

El CAT es el valor numérico de la variable i, expresado en términos porcentuales, que satisface la ecuación siguiente:

formula

Donde:

M = Número total de disposiciones del Crédito.

j = Número consecutivo que identifica cada disposición del Crédito.

Aj = Monto de la j-ésima disposición del Crédito.

N = Número total de pagos.

k = Número consecutivo que identifica cada pago.

Bk = Monto del k-ésimo pago.

tj = Intervalo de tiempo, expresado en años y fracciones de año, que transcurre entre la fecha en que surte efecto el Contrato y la fecha de la j-ésima disposición del Crédito.

sk = Intervalo de tiempo, expresado en años y fracciones de año que transcurre entre la fecha en que surte efecto el Contrato y la fecha del k-ésimo pago.

La ecuación matemática para el cálculo de i podrá tener, en algunas ocasiones, más de una solución. En estos casos, el CAT será el valor positivo más cercano a cero.

 

Para más información, puedes visitar la página del Diario Oficial de la Federación en donde se explica detalladamente.

Financiamiento

¿Cuándo debo usar un crédito a corto o largo plazo?

¿Cuándo debo usar el crédito a corto o a largo plazo? Todo depende de lo que compres.

Cuando has decidido pagar algún producto a plazos, debes entonces tomar la determinación si lo pagarás a corto o largo plazo. Utilizar los meses sin intereses en tu tarjeta de crédito puede ser la solución para comprar algo que de contado no se podría de otra forma. Incluso, aunque no sea a meses sin intereses, mucha veces sólo se puede adquirir el artículo a plazos. Entonces, ¿debo pagarlo a corto o a largo plazo?

En términos generales, el crédito a corto plazo dura menos de un año, y el crédito a largo plazo dura más de un año. Cuando queremos comprar un artículo de valor alto y lo podemos pagar a plazos, entonces debemos decidir qué plazo elegiremos. Puede ser a corto o largo plazo.

La decisión entre crédito a corto o largo plazo

Para tomar la determinación, el primer paso que debes hacer es ver cuánto tendrías que pagar mensualmente si eliges el corto o largo plazo tomando en cuenta la tasa de interés (en caso de que no estés comprando a meses sin intereses).

Recuerda que a menor plazo, será menor la tasa de interés. Si por el contrario, te vas por el largo plazo, entonces la tasa de interés será mayor.

Una vez que sabes cuánto vas a pagar aproximadamente, si eliges un plazo u otro, entonces revisa tu presupuesto. Es muy importante que sepas cuáles son tus ingresos y cuáles son tus egresos, así podrás saber cuál es tu capacidad de endeudamiento. Esto te permitirá tomar la decisión: corto o largo plazo.

Haz cuentas una y otra vez. Ya que viste cuál es tu presupuesto y haz determinado qué crédito debes tomar, entonces vuelve a revisar tu situación financiera. ¿Para qué? Para revisar si en algún rubro del presupuesto puedes recortar gastos y elegir el crédito a corto plazo. Si eliges un crédito a corto plazo terminarás de pagar antes y te librarás de la deuda antes. En cambio, a largo plazo, aunque pagarás menos cada mes, la deuda se puede tornar eterna y molesta.

Ahora, habrá créditos que necesariamente serán a largo plazo, como la compra de un auto o de una vivienda. En este caso, el plazo será largo, pero lo que puedes elegir es qué tan largo será: 15 años, 20 años, 30 años… Al decidirte por un crédito elige la tasa más atractiva. La tasa puede ser variable o fija, dependerá de lo que te convenga.

Cuando te decidas por un crédito, sin importar el plazo, siempre revisa el CAT (Costo Anual Total), el cual contiene la información de las tasas de interés, así como de todos los gastos que se hacen en el crédito (comisión por apertura, seguros, comisión anual, intereses, etc.). Compara y decide por el crédito con el CAT más bajo.

Utiliza un crédito a corto o largo plazo cuando el precio del bien o producto que estás comprando sea demasiado elevado y no puedas pagarlo de chas-chas. Es en ese momento que conviene comprar a crédito. La decisión de si a corto o largo plazo, dependerá de tu bolsillo.

Educación Financiera

¿Qué debo hacer para limpiar mi historial crediticio?

En caso de tener un historial negativo, la pregunta persistente es ¿qué debo hacer para limpiar mi historial crediticio? Aquí te decimos cuáles son los pasos a seguir.

Al momento de pedir un crédito, checan tu historial crediticio para saber si eres solvente. Tener un historial crediticio limpio es muy importante para tener acceso a préstamos de cualquier tipo. Si no está limpio, entonces seguramente te negarán el crédito.

Antes que nada, debe quedar bien claro que no existe un “remedio milagroso” para limpiar el historial crediticio. Cuando una persona tiene un crédito, inmediatamente entra en el buró de crédito. Esto no es necesariamente malo. El buró de crédito es una institución donde está registrada la situación financiera de las personas que tienen un crédito.

En México, aproximadamente 27 millones de personas físicas y 48 millones de créditos están registrados en el buró de crédito, pues todas ellas tienen desde una tarjeta de crédito hasta un crédito hipotecario. Al estar en el buró de crédito, cada persona tiene un puntaje basado en el cumplimiento o no de los pagos. Entonces, si la persona que tiene el crédito cumple con los pagos oportunamente y tiene deudas pequeñas, el buró de crédito emite el historial donde se especifica que lo tiene limpio, con base en una puntuación. Si no cumple con los pagos y es moroso, entonces el historial crediticio no está limpio.

La puntuación que se otorga en el buró de crédito va de 400 a 850 puntos. Si el puntaje que se obtiene está más cerca de los 850 puntos, entonces tiene una buena situación financiera y tiene limpio el historial crediticio.

Ahora bien, cuando el puntaje es malo y no contamos con un historial crediticio limpio, entonces ¿cómo limpiarlo? Mientras se tenga un crédito no se saldrá del buró de crédito, pero lo que cambia es la calificación que otorga el acreedor respecto a nuestra solvencia. En pocas palabras, si cubrimos el pago a tiempo o no.

Dos soluciones

Existen dos maneras de limpiar el historial crediticio. La primera sucede cuando se deja de pagar el adeudo, aunque no necesariamente el historial queda muy limpio. La segunda sucede cuando se cubre el adeudo.

En el primer escenario, cada persona tiene registrada su información en la base de datos del buró de crédito. Cuando alguien deja de pagar, los créditos registrados se pueden eliminar en diferentes periodos, dependiendo del monto adeudado. De acuerdo a la Sociedad de Información Crediticia Buró de Crédito, en el monto de los adeudos se debe utilizar las Unidades de Inversión (UDIS); el valor de cada unidad está calculada por el Banco de México.

Si se adeuda menos de 25 UDIS, entonces se elimina después de doce meses de no haber cumplido el pago. Si se adeuda entre 25 y 500 UDIS, se elimina dos años después de haber dejado de pagar. Entre 500 y 1000 UDIS, la deuda se elimina después de 4 años de haber dejado de pagar. El cálculo de cada periodo comienza cuando la institución a quien se le debe reporta por primera vez la falta de pago.

Cuando los créditos van entre 1000 y 400 mil UDIS, el tiempo de eliminación es de 6 años, siempre y cuando el crédito no se encuentre en un proceso judicial y no se haya cometido algún fraude. Todos estos plazos para borrar la información fueron establecidos por la Ley para Regular las Sociedades de Información Crediticia, y por las Reglas Generales emitidas por el Banco de México.

Es muy importante tener en cuenta que, aunque se borren los datos del buró de crédito, el adeudo sigue vigente (no es cancelado) hasta por los siguientes 10 años, lo que significa que el acreedor tiene el derecho de seguir cobrando la deuda.

En el segundo escenario, cuando se cubre el adeudo, aunque seguimos en el buró de crédito, el historial crediticio cambia a un buen puntaje en los siguientes 35 a 45 días. Con esto nos referimos a que en el historial crediticio se notará que cumplimos con el pago de la deuda y somos solventes.

 

Lo más recomendable es que, cuando tengas un crédito, cumplas con los pagos a tiempo para no tener una nota mala en el historial crediticio. Si, por cualquier razón, ya tienes un historial crediticio sucio, entonces es necesario limpiarlo pagando el adeudo. Tener un historial crediticio limpio implica que es más fácil conseguir créditos de cualquier tipo.

 

Te invitamos a leer también “Buró de Crédito: Es momento de perderle el miedo” 

Financiamiento

Opciones de crédito para estudiar en el extranjero

Estudiar en el extranjero es muy atractivo. Conoce las opciones de crédito para estudiar en el extranjero que existen para ti.

Realizar estudios en el extranjero te brinda una educación integral que es altamente reconocida en México y en el mundo, te abre posibilidades de obtener un trabajo mejor remunerado, te da la experiencia de vivir en otro país y conocer otras culturas, y te permite crecer personal y profesionalmente. Sin embargo, lograr estudiar en el extranjero requiere de una serie de pasos que debes tomar en cuenta para poder vivir bien sin preocuparte de problemas futuros, económicos principalmente.

Es necesario conocer las opciones de crédito que existen para que estudies fuera del país, para así elegir la que mejor se ajuste a tus necesidades.

De los 11 millones 913 mil 989 mexicanos registrados en 2014 que viven en el extranjero, el 22% son estudiantes, de acuerdo a cifras proporcionadas por el Instituto de los Mexicanos en el Exterior, órgano desconcentrado de la Secretaría de Relaciones Exteriores. Esto quiere decir que muchos mexicanos sí estudian en el extranjero. Algunos de ellos han optado por créditos que les han permitido estudiar en otros países.

Algunas cosas que debes saber…

  • Antes que nada, es muy importante tener claro cuánto dinero vas a necesitar. Para ello debes elaborar un presupuesto donde se contemple el costo del viaje, el pago de colegiaturas (con y sin becas), el hospedaje, la alimentación, el transporte, el material escolar y el seguro médico, esto sin contar con los famosos imprevistos. Una vez que tengas esto claro, entonces puedes buscar el crédito para estudiar en el extranjero.
  • Los créditos educativos son financiamientos que se usan exclusivamente para estudios universitarios (licenciatura y posgrados), aunque también hay algunos para estudiar el bachillerato. Consisten en que cada semestre o anualmente te dan una cantidad de dinero, la cual va a dar directamente a la institución educativa. De esta forma, el dinero es utilizado para la educación.
  • Estos créditos por lo general se comienzan a pagar seis meses o un año después de terminar los estudios y la tasa de interés es menor que otro tipo de créditos. En la mayoría de los créditos piden un aval con buen historial crediticio, pero como la persona que pide el préstamo es el estudiante, entonces los pagos se verán reflejados en el historial crediticio del estudiante.

Los créditos educativos los ofrecen diferentes instituciones: el Banco de México y los bancos o SOFOMES. Cada uno tiene sus requisitos y forma de pago.

FIDERH

El crédito educativo llamado FIDERH (Fondo para el Desarrollo de Recursos Humanos) es un fideicomiso federal para financiar estudios de posgrado que duran más de 9 meses, y es administrado por el Banco de México.

En este crédito te dan la cantidad de 200,000 pesos por año y te pagan los estudios por un determinado tiempo: máximo 12 meses para especialidad, 24 meses para maestría, y 36 meses para doctorado. Mientras realizas tus estudios, el FIDERH realizará el pago trimestral, semestral o anualmente, dependiendo lo que requiera la institución académica.

El estudiante debe tener un promedio mínimo de 8 y presentar un avance académico o las calificaciones de forma trimestral. En este periodo de tiempo no se realiza ningún pago al FIDERH y no se generan intereses. Cuando acabas de estudiar, te dan un tiempo de gracia de 12 meses para que encuentres trabajo y comiences a pagar el crédito. Después de ese lapso, se debe comenzar a pagar en pesos mexicanos, en 40 pagos trimestrales (10 años); esto ya genera intereses a una tasa del 0.75 del Costo Porcentual Promedio (CPP) que publica el Banco de México.

Un beneficio enorme es que si pagas puntualmente y trabajas en México, el CPP pude bajar hasta una tasa de interés de 0.25, y si realizas investigación o docencia de tiempo completo en una institución de enseñanza superior o en el sector público que no sea Guadalajara, Monterrey y México, D.F., te pueden cancelar la tasa de interés.

SOFOMES

Por otro lado, los bancos o SOFOMES también dan créditos para estudiar en el extranjero. En 2011, Nacional Financiera (Nafin) lanzó el Programa Nacional de Financiamiento a la Educación Superior para financiar aquellas personas que deseen estudiar en el extranjero. Nafin le da a bancos y SOFOMES los recursos para que los destinen a los estudiantes.

Estos financiamientos cubren hasta el 80% de la colegiatura e inscripción de la universidad elegida. Ellos dan un crédito que va desde 150 mil hasta 400 mil pesos, por carreras que duran hasta 4 años. La cantidad se actualiza con la inflación, pero a diferencia del FIDERH que da 200 mil pesos por año, este monto es la cantidad total que otorgan.

La tasa de interés es fija de aproximadamente 10 al 15% durante todo el crédito, y se comienza a pagar una vez terminados los estudios, con un periodo de gracia es de 6 meses. Aquí tienes hasta 15 años y medio para pagar el crédito, pero varía de acuerdo a la institución financiera.

 

Estas son las opciones de crédito que existen en México para estudiar en el extranjero. Recuerda siempre comparar todas y cada una de ellas, y decidirte por la más viable y que se ajusta a tus necesidades. Existe la posibilidad de estudiar en el extranjero, ¡aprovéchala!

Pin It on Pinterest