Select Page

Un reto al que se enfrentan algunos prestamistas de nuestra plataforma es que tienen dudas cómo ¿cuánto debo prestar en cada crédito? ¿Cómo elijo los préstamos? ¿Cual es el monto ideal para empezar?

Algunos empiezan con montos mínimos y otros concentran más capital en ciertos créditos. Si bien es una estrategia válida, cuando son tus primeros préstamos no es posible tener un portafolio diversificado.

Por eso, aquí te damos 7 estrategias que te ayudarán a diversificar tu portafolio si ya lo tienes o tus primeros pasos en Prestadero.

1 Distribuye tu portafolio

Como regla general recomendamos no prestar más del 1% del valor del portafolio en cada crédito. Es decir: si piensas tener 100 mil pesos en tu cuenta de Prestadero entonces lo ideal es destinar 1 mil pesos a cada crédito. De esta forma tendrás 100 créditos con mil pesos prestados en cada uno.

Puedes cambiar esta regla: por ejemplo el 10%, entonces destinarás 10 mil pesos a cada crédito. Ojo, en la medida que incrementas el porcentaje de diversificación también aumentas el riesgo.

Entre más pulverices tu porcentaje de diversificación acotarás más el riesgo de impago.

Recuerda que la cantidad mínima a prestar es de $250 por crédito, que es el 1% de 25 mil pesos. Esta es la cantidad ideal para tener un portafolio diversificado.

2 Monto inicial

En el párrafo anterior mencionamos que la cantidad ideal para tener un portafolio diversificado son 25 mil pesos. Si bien este monto sigue la regla del 1%, puedes empezar con un monto menor, por ejemplo 10 mil pesos.

Empezar con 10 mil pesos te permitirá tener un portafolio lo suficientemente diversificado, hasta en 40 créditos.

Recuerda: el monto ideal inicial son 25 mil pesos, el monto mínimo 10 mil.

¿Entonces no puedo empezar con menos capital?

Sí es posible, de hecho algunos usuarios inician con $250, sólo que estas cantidades tienen una desventaja: no te permiten diversificar lo suficiente, y si no pulverizas tu capital incrementas el riesgo de pérdida por impago.

En estos casos nuestro consejos es: abonar y prestar cantidades pequeñas de manera constante para incrementar el valor de la cuenta de forma gradual y así tener un portafolio diversificado.

Es decir: si tu capacidad te permite destinar $500 pesos por quincena, entonces abónalos repetidamente cada quince días para incrementar los créditos en tu portafolio.

3 Cómo elegir los créditos

A los primeros prestamistas siempre recomendamos que presten en todos los créditos, sin discriminar por tasa o destino. La razón es muy sencilla: configurar tu portafolio de esta manera te permite conocer de una forma más objetiva el comportamiento de los créditos.

Por ejemplo: si únicamente prestas en créditos para negocio, entonces la información de tu portafolio estará sesgada en créditos destinados a ese fin, y posiblemente estés perdiendo oportunidades de rendimiento en otros créditos.

Una vez que tengas un portafolio maduro puedes seleccionar con mayor certeza los mejores préstamos para ti.

4 Presta tan pronto como abones

Otro error común en los prestamistas principiantes es que una vez que abonan demoran en fondear créditos.

Para que el dinero genere rendimientos es necesario que los créditos se liberen, por lo tanto entre más rápido se fondean más pronto empezarás a recibir los intereses.

5 Utiliza Presta-Exprés

Si el valor de tu cuenta es igual o mayor 20 mil pesos puedes activar Presta-Exprés, en donde puedes configurar las características de los créditos que quieres fondear de forma automática.

Esta herramienta te ayuda a fondear créditos sin necesidad de que entres a tu cuenta constantemente, ya que en cuanto se publica un crédito con las características que estableciste Presta-Exprés abona la cantidad indicada.

6 Incrementa el valor de tu cuenta

Una estrategia para incrementar tus rendimientos es incrementar el valor de tu cuenta. Algunos prestamistas se desaniman cuando tienen 4 o 5 créditos en su portafolio y uno o dos han dejado de pagar.

En casos como este no hay suficientes créditos para generar rendimientos positivos que superen las pérdidas. Para contrarrestar este efecto es necesario seguir prestando en distintos créditos para proteger tu cuenta de rendimientos negativos.

En el siguiente video te explicamos por qué es importante diversificar tu portafolio.

7 Fondea con los rendimientos

Una vez que empieces a recibir los rendimientos de los créditos aprovecha este dinero disponible para seguir fondeado los nuevos préstamos. Esta es otra manera de incrementar tu portafolio más rápido y de incrementar tu capital con los intereses.

Pin It on Pinterest

Share This